¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Se compra un BMW M3 baratito y descubre que fue destrozado en Top Gear

Hay que tener mala suerte para que consigas comprarte un increíble BMW M3 y resulte que este está dañado tras haber pasado por las manos de Top Gear. A este inglés le paso, aunque ha sido recompensado por su dichosa fortuna.

El susodicho M3 no fue empleado solamente por Top Gear

Lo que tenía toda la pinta de ser un sueño, rápidamente se tornó en pesadilla. Esto es lo que le pasó a Rob Willis, un inglés de 27 años. Tras mucho ahorrar consigue comprarse uno de esos coches que todos queremos, el BMW M3. Sin embargo con el paso del tiempo descubre que el coche tiene problemas serios. Problemas ocasionados por su aparición en Top Gear.

Tras pasar por el concesionario, y ver que un fantástico M3 en azul Yas Marina estaba en venta por un precio muy inferior a su valor de compra nuevo, el joven Willis decidió que tenía que ser suyo. Y así fue. Tras pagar 50.000 libras por dicho BMW, unos 70.000 euros, se lo lleva a casa y con el paso del tiempo empieza a notar fallos importantes.

Lo peor no es eso, pues siempre puede pasar al comprar una unidad de ocasión, sino que el momento crítico de la historia llega una noche mientras estaba viendo viejos capítulos de Top Gear junto a su mujer. Rob se percata que ese M3 no solo es muy parecido al suyo, sino que también lleva las mismas placas de matrícula.

Al final le dieron un coche nuevo, aunque uno muy diferente al M3

Rápidamente empieza a atar cabos y a la mañana siguiente se dirige al concesionario para aclarar lo sucedido con el comercial de BMW. Éste reconoce que sí, que fue empleado en el programa de coches y que también está seriamente dañado. En este punto hay que decir que el M3 no estaba en condiciones ni de circular.

El señor Willis, casado y con un hijo, pone el grito en el cielo, pues se le ha vendido un coche inseguro. El comercial reconoce el error y, mientras su M3 es reparado, éste le cede un 330d y un Z4 para que intente suplir esos momentos de diversión que seguramente el hombre se habría imaginado a la hora de comprar el M3.

Pero bueno, todo se corrige y se soluciona. Si echamos la vista atrás, esto no es la primera vez que sucede con un coche de Top Gear, pues ya pasó en 2003 con un Jaguar. El cual fue vendido con problemas muy caros de embrague y frenos. Que conste que el programa inglés ni ninguno de sus protagonistas es culpable. La revisión debe correr a cargo de la marca y no poner a la venta la unidad si esta está dañada.

Fuente: Thesun

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto