¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Confirmado: No habrá más modelos Mazda RX

    Según delcaraciones de Masamichi Kogai, quien es CEO de la marca japonesa Mazda, no habrá un sucesor para el RX-8, el deportivo de motor rotativo. Los de Hiroshima centrarán sus esfuerzos en crecer como marca con modelos de gran volumen, pese a la reputación que les otorgaría un modelo RX en sus filas.

    Llevamos años y años oyendo eso de: ¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo!. Suele decirse que al final acaba viniendo, pero lamentablemente este cuento tiene un final muy distinto. Tras años de idas y venidas del lanzamiento del algún nuevo modelo de la saga Mazda RX, con un apetecible motor rotativo Wankel, el CEO de la compañía ha confirmado que no habrá un nuevo modelo con las siglas RX.

    De esta forma y según las declaraciones de Masamichi Kogai, el Mazda RX-8, retirado del mercado en 2012, será el último de una estirpe de vehículos deportivos muy reconocidos y con una gran peculiaridad como es su motor rotativo Wankel, una tecnología con la que otrora muchos fabricantes trabajaron, pero con la que solo los de Hiroshima han llegado hasta nuestros días.

    Parece lógico que en estos momentos en Mazda quieran destinar todos sus recursos a evolucionar la tecnología Skyactiv que tan buenos resultados les está reportando y a seguir actualizando su gama de modelos, con los últimos restylings del Mazda 6 y CX-5 que se presentarán o su nuevo SUV compacto, el Mazda CX-3.

    Un relevo en la saga NX sería algo que a nivel de imagen tendría mucha repercusión para la marca, pero los costes serían elevados y para tal menester los japoneses ya tienen en sus filas al renovado Mazda MX-5 de cuarta generación.

    El Mazda RX-8, el último de su especie, fue lanzado al mercado en el año 2002 tras haber sido presentado al público en el Salón del Automóvil de Detroit un año antes. Este modelo cesó su comercialización en Estados Unidos en 2012, habiéndolo hecho previamente en otros mercados como Europa, con el cese de comercialización en 2010 debido al incumplimiento de la normativa Euro 5.

    La mayor peculiaridad era su motor Wankel rotativo de dos rotores, con una cilindrada de 1.3 litros que entregaba 231CV de potencia y 211 Nm de par motor. Era un coche rápido, con un 0-100 de 6,4 segundos y una velocidad punta de 234 kilómetros por hora. Su estética así como su equipamiento eran muy atractivos, si bien un consumo medio homologado de 11,5 litros espantó a muchos potenciales clientes a lo largo de su vida comercial.

    Fuente: Automotive News