¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Una encuesta revela que los alemanes no confían en la conducción autónoma

    Una encuesta revela que los alemanes no confían en la conducción autónoma
    Un técnico de Audi prueba funciones de conducción autónoma en autopistaAudi
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Alemania acaba de aprobar su proyecto de ley de conducción autónoma. Una norma que, a falta del visto bueno del Consejo Federal, va a comenzar a implantarse rápidamente. Los primeros coches autónomos podrán conducir solos en 2022. Sin embargo, una encuesta pone de relieve que los alemanes no confían lo suficiente en ellos.

    Conducir o que nos lleven, la gran pregunta para los que no disponemos de chófer, que es la otra opción. Para muchos, conducir sí o sí, pero la llegada de los coches autónomos con funciones de nivel 3 permiten que sea el coche el que realice la función y nos libere de ella, aunque tengamos que mantener la supervisión. Es la condición de la nueva ley de conducción autónoma que ha sido recientemente aprobada en Alemania.

    La primera norma de Europa, y prácticamente del mundo, que abre la puerta a los coches autónomos. El Gobierno alemán, y la asociación de la industria automotriz alemana, pretenden implementarla rápidamente con el objetivo de que sea una realidad en 2022. Además, sentar las bases para el máximo nivel por ahora factible, el nivel 4 en el que la supervisión humana prácticamente desaparece. Sin embargo, la aceptación de los ciudadanos es más bien diferente, porque una encuesta realizada en Alemania desvela que los germanos no terminan de confiar en esta tecnología.

    Foto Conducción autónoma de nivel 4
    Los alemanes no confían en los coches autónomos de uso privado, pero sí como taxis

    Tres de cada cinco alemanes no confían en la conducción autónoma

    Realizada sobre una población de 2057 participantes, que fueron preguntados sobre la conducción, la propiedad y el uso del automóvil, los resultados apuntan que un 58% no piensa en los coches autónomos, mientras que un 48% señala que le causa miedo, y un 23% está más preocupado por esta forma de conducción. A la pregunta definitiva, si entienden que en un momento del tiempo, todos los coches serán autónomos, un 43 por ciento se muestran indecisos.

    La encuesta también señala que un 35 por ciento de los alemanes consultados están convencidos de que los coches autónomos reducirán los accidentes y hará del tráfico un entono más seguro, frente a un 42% que piensa todo lo contrario. En el mismo orden del estudio, un 36% consideran que la conducción plenamente autónoma, la del nivel 4, sería más factible para los robo-taxis. Un porcentaje muy cercano, un 28 por ciento, considera idónea para la flota de car sharing, y prácticamente los mismos -un 27%- se pensaría comprar y alquilar un coche autónomo.

    Unos resultados muy llamativos, especialmente para los grandes fabricantes alemanes que trabajan seriamente en la más avanzada tecnología autónoma. Los modelos más lujosos de Mercedes ya cuentan con soluciones de nivel 3, disponibles desde principios de 2022, y trabajan en el nivel 4, mientras que el gigante de Wolfsburgo ya ha anunciado funciones de este nivel en el ID. Buzz para mediados de la década y también para el futuro Volkswagen Trinity, soluciones que se extenderán a todo el grupo alemán.

    Fuente: Yougov