¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Un estudio revela problemas en los conductores de coches autónomos

    Un estudio revela problemas en los conductores de coches autónomos
    El comportamiento de los conductores de coches autónomos es analizadosDekra
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Alemania ha sido el primer país de la Unión Europea en abrir la veda a los coches autónomos. La gran mayoría de los fabricantes ya se están embarcando en el desarrollo de la tecnología, pro un estudio realizado por una importante consultora independiente pone de relieve la importancia del conductor en situaciones especiales.

    La tecnología de la conducción autónoma ha vuelto con más fuerza que nunca en Europa, después de un largo tiempo paralizada por el alto precio del desarrollo e investigación de las tecnologías necesarias para nuevos modelos, y por una inexistente regulación. Alemania ha sido el primer país europeo que se ha lanzado a ello, con una regulación específica de esta materia, autorizando a Mercedes para introducir soluciones avanzadas en sus modelos.

    Y dado que la conducción autónoma de nivel 3 es inmediata, la consultora independiente Dekra ha realizado un interesante estudio en el que pone de manifiesto la importancia del conductor en esta función. Porque, en el nivel 3, se le exige un nivel de alerta permanente durante el funcionamiento del asistente de atascos, en el que el vehículo conduce por sí solo en autopistas hasta una velocidad de 60 km/h. El gran problema es cuánto tiempo tarda el conductor en retomar los mandos manualmente.

    Mercedes Drive Pilot
    La tecnología de conducción autónoma de nivel 3 «Mercedes Drive Pilot »

    El objeto del estudio es medir los tiempos de reacción de los conductores

    Este tiempo es fundamental para saber el tiempo de reacción del mismo ante una situación especialmente compleja. Los técnicos de Dekra, junto con científicos de la Universidad Técnica de Dresde han realizado un análisis en el que se ha estudiado el desarrollo de una rápida capacidad de adaptación desde que se presenta una situación especial y requiere tomar una decisión en cuestión de segundos. Lo que parece fácil y perfectamente comprensible, en realidad no es tan así, pudiendo incurrir en errores, mucho más de lo que realmente parece, y que pueden ser fatales.

    Para completar el estudio, la parte práctica fue fundamental, por lo que se realizó una prueba técnica en las instalaciones de Dekra en Alemania. Un circuito que fue recorrido en varias ocasiones a una velocidad máxima de 50 km/h, con un prototipo preparado especialmente y en el que se activó una falsa alarma -una advertencia de toma de control sin que realmente hubiera una situación crítica, que puede ocurrir perfectamente- y tres silenciosas al sobrepasar una señal de tráfico, al perder la trayectoria del carril y al realizar una maniobra de esquiva generada por un error de una de las cámaras.

    Las conclusiones del informe revelan detalles sorprendentes, pues la gran mayoría de los conductores del prototipo de pruebas lograron superar con éxito el caso de la falsa alarma, siendo este un problema menor. Sin embargo, sí se manifestaron más dificultades en el caso de las alarmas silenciosas, concluyendo que las probabilidades de éxito en la toma de una decisión correcta en una situación especial de alarma silenciosa, disminuyen considerablemente. Lo cual supone un importante peligro para un importante porcentaje de la población en los coches autónomos.

    Fuente: DEKRA