¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El futuro eléctrico de Ford, que llegará en 2023, tendrá un diseño propio de la marca

    Plataforma MEB de Volkswagen para coches eléctricos compartida con FordVolkswagen

    Es una de las grandes demandas de los clientes, que el diseño de los modelos que comparten plataforma sea lo más distinto posible, ya que en algunos modelos el parecido es más que evidente. Los responsables de Ford han anunciado que el eléctrico que desarrollan sobre la plataforma MEB será auténtico de la marca del óvalo.

    Ya sabemos que Ford desarrollará un nuevo eléctrico utilizando la plataforma MEB de Volkswagen. Los dos fabricantes firmaron un acuerdo de colaboración para el sector de los comerciales pero también darán un modelo de movilidad sostenible pura y dura a los de la marca del óvalo azul, que no tendrá limitación alguna para su comercialización en todo el mundo.

    Por ahora, se desconoce qué tipo de carrocería han elegido los de la marca americana para este nuevo eléctrico. Pero lo más importante es que el uso de la plataforma de la marca alemana no influirá en el diseño. Responsables de la firma han señalado que lo único que compartirán los modelos de Volkswagen ID. y el de Ford será la estructura debajo de los asientos, nada más.

    La estética del nuevo Volkswagen ID.3 no se tomará como influencia del eléctrico de Ford

    La utilización de esta plataforma permitirá a Ford competir con toda la última tecnología en el competido mercado de las generalistas, donde se mueve, estimando una producción anual de 600.000 unidades, lo que da una idea del potencial que espera la firma. Stuart Rowley, uno de los responsables de la división europea de Ford, ha señalado que el nuevo modelo en cartera "se verá como un Ford, conducirá como un Ford, se sentirá como un Ford y será construido como un Ford".

    Cualidades propias de la firma, pero no apuntó ni un solo detalle más, aunque sí dejó la puerta abierta a un segundo modelo también desarrollado sobre la misma arquitectura, lo que puede suponer un ataque "global", primero con un SUV y posteriormente con un compacto.

    Previsto para 2023, Ford guarda con absoluto secreto el desarrollo de este eléctrico, del que tampoco se sabe nada acerca del tren de propulsión, si bien el acuerdo firmado con los alemanes también permitirá montar los motores eléctricos y las baterías de hasta 550 kilómetros, una cifra equilibrada mientras que en términos de prestaciones y potencia optará por números intermedias.

    Fuente: Europe Autonews