¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El V8 de 770 CV del Shelby GT500 cuesta casi lo mismo que un Mustang nuevo

    15
    Shelby GT500 2020Ford

    Ford Parts ha incluido el nuevo V8 Predator de 5.2 litros que monta el Shelby GT500 en su catálogo de accesorios y repuestos convencionales. Este bloque sobrealimentado de 770 CV cuesta cerca de 25.000 dólares, casi tanto como un Ford Mustang base nuevo en el mercado estadounidense.

    Los clientes del Shelby GT500 2020 que deban reemplazar el motor de su vehículo van a tener dos opciones muy claras en los concesionarios de la marca en Estados Unidos. Por un lado pueden pagar los 24.748,43 $ que pide Ford Parts por reemplazar el nuevo V8 Predator de 770 CV que equipa el Shelby GT500, o bien pueden comprar un Ford Mustang EcoBoost totalmente nuevo, ya que en ese mercado parte de los 26.670 $ antes de los descuentos habituales de cualquier distribuidor.

    Los principales fabricantes o grupos automovilísticos estadounidenses cuentan con un nutrido catálogo de motores cliente, como parte de su oferta de accesorios originales. Estos no solo están destinados a los clientes o talleres que deseen sustituir una mecánica averiada, sino también a todos los que deseen modificar sus vehículos, independientemente del modelo. Estos motores reciben la denominación «crate engines» (motores de cajón), puesto que son entregados en cajones de madera. En este catálogo podemos encontrar desde los motores disponibles en la gama regular de estos fabricantes a mecánicas de alto rendimiento desarrolladas específicamente para preparaciones, e incluso algunas destinadas a competición.

    El V8 Predator del Shelby GT500.

    En el caso de Ford podemos encontrar varios bloques de 8 cilindros, incluyendo el bloque V8 Coyote de 5.0 litros y el mastodóntico V8 de 7.3 litros Godzilla que emplean varias líneas de producto de la compañía estadounidense. Una de las próximas incorporaciones de este catálogo será precisamente el V8 más potente de la historia de la marca, el V8 Predator de 5.2 litros y cigüeñal plano que Ford emplea exclusivamente en el Shelby GT500 2020.

    El V8 más potente

    Este motor sobrealimentado entrega 770 CV (760 hp) y 847 Nm de par máximo bajo el capó del Shelby GT500 y según las declaraciones de la marca, una variante motor-cliente de este motor ya está siendo desarrollada para ser comercializada en el catálogo de Ford Performance, aunque por el momento solo está disponible en la oferta de accesorios y repuestos oficial, como cualquier otro repuesto.

    Esta mecánica completa tiene un precio de 24.748,43 $, al que hay que sumar un cargo de 1.000 $ adicionales, lo que supone un total de apenas 900 $ menos que un Mustang base sin descuentos y más de un tercio del valor del Shelby GT500 antes de opciones, que tiene un precio base de 72.900 $ en Estados Unidos. Desconocemos qué precio tendrá este bloque cuando sea integrado en el catálogo de «crate engines» de Ford Performance, pero podemos suponer que tendrá un valor muy similar al que dispone en la oferta de Ford Parts, pues todo lo relacionado con el Shelby GT500 es caro por definición. Como botón de muestra el paquete opcional de carbono que puede montar el modelo y que está compuesto por unos pocos elementos exteriores de ese material, elementos mucho menos complejos que el V8 Predator y que aún así tiene un costo de 18.500 $.

    El V8 de 770 CV del Shelby GT500 cuesta casi lo mismo que un Mustang nuevo