¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

¡Sorpresa!La furgoneta eléctrica más radical se estrena en Nürburgring, la Ford Pro Electric Supervan

La furgoneta eléctrica más radical se estrena en Nürburgring, la Ford Pro Electric Supervan
17
Fotos espía Ford Pro Electric Supervan en NürburgringS. Baldauf / SB-Medien
Fran Romero
Fran Romero3 min. lectura

La pasada edición del Festival de Velocidad de Goodwood, la marca del óvalo azul sorprendió con un curioso estudio de diseño de una furgoneta eléctrica llegada desde el futuro. La Ford Pro Electric Supervan no llegará a la producción en serie, pero el curioso modelo comercial ha sido cazado en fotos espía en Nürburgring.

Nürburgring, el centro neurálgico de pruebas de los fabricantes, no deja de sorprender. Mañana lluviosa y poco apetecible, pero justamente un día interesante para sacar a probar alguna bestia sobre el asfalto mojado evitando los temidos fotógrafos. Es lo que han debido pensar los técnicos de Ford Performance cuando se han adentrado en el trazado alemán con el artefacto presentado en la pasada edición del Festival de Velocidad de Goodwood.

El Ford Pro Electric Supervan ha pisado el circuito de Nürburgring, por primera vez, desde que fue revelado en la gran feria británica. Y, por supuesto, ha sido cazado en unas interesantes fotos espía que permiten ver a este estudio de diseño de una radical furgoneta 100% eléctrica convertida en un prototipo de pruebas. Aparentemente nada especial, pero el hecho de verlo en la pista de pruebas alemana es todo un indicio de que Ford está probando su sistema de propulsión en unas condiciones muy exigentes.

Fotos espía Ford Pro Electric Supervan
La Ford Pro Electric Supervan, una radical furgoneta eléctrica, cazada en Nürburgring

Fotos espía Ford Pro Electric Supervan

Las imágenes revelan un diseño de vanguardia, con unos finos faros delanteros unidos por una fina barra luminosa, y una gran parrilla que ocupa el paragolpes frontal, mostrando una agresividad única entre los vehículos comerciales. Además, la carrocería está plagada de soluciones para obtener las máximas prestaciones, con una bajísima altura de la carrocería al suelo, un spoiler en el labio delantero que se extiende a los faldones laterales y hasta el difusor trasero, repleto de canalizaciones aerodinámicas.

Por si fuera poco, la parte trasera abierta y el spoiler sobre el techo capta todas las miradas, una solución inteligente para que el aire ejerza una brutal presión y carga sobre el eje trasero a alta velocidad. Y es que hay que tener en cuenta que, a pesar de no estar a la venta, se puede considerar el vehículo comercial más potente con propulsión eléctrica, gracias a su ingente potencia máxima: nada menos que 2.000 CV.

Es el fruto de cuatro motores eléctricos, uno por rueda, y que se alimentan de una batería con una capacidad de 50 kW, capaces de llegar a los 100 km/h en menos de dos segundos y alcanzar una velocidad punta de 320 km/h. Una configuración digna de un nuevo récord que la división deportiva de Ford puede estar estudiando, y que es perfectamente concebible, esperando un día con mejores condiciones meteorológicas.

La furgoneta eléctrica más radical se estrena en Nürburgring, la Ford Pro Electric Supervan