¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jaguar Racing pone a punto al I-PACE eTROPHY en el Círculo Polar Ártico

No todos los fabricantes prueban modelos de producción en serie convencionales en el Círculo Polar Ártico. Los de competición también utilizan una de las regiones más frías del planeta para realizar ensayos, como los del Jaguar I-PACE eTROPHY, sometido a una prueba de congelación para estudiar y comparar el rendimiento de la batería con el modelo convencional de la firma británica.

El Jaguar I-PACE eTROPHY despliega todo su rendimiento en las pistas heladas de la marca británica en Arjepog, el territorio de las fotos espía de invierno

En Arjeplog, un pequeño pueblo al norte de Suecia, se concentran todos los inviernos la gran mayoría de los fabricantes para llevar a cabo las pruebas de frío que te mostramos en las fotos espía de invierno. Una localización única con temperaturas extremadamente bajas dada su cercanía con el Círculo Polar Ártico y donde las marcas de coches disponen de instalaciones permanentes.

Allí también se encuentra ahora la división de competición de la marca del felino, donde los técnicos de Jaguar Racing están poniendo a punto sobre carreteras completamente heladas al I-PACE eTROPHY, el crossover eléctrico de lujo pero en su concepción de competición que, junto a unidades convencionales del modelo, se están poniendo a prueba.

El objetivo es comprobar el funcionamiento del sistema de gestión térmica, lo que Jaguar ha señalado como prueba de "congelación ártica" en uno de los escenarios más especiales y totalmente fuera de la "zona de confort" del modelo de competición, un hábitat no habitual para el modelo eléctrico basado en el crossover más eficiente de la firma, y con Nelson Piquet Jr. a los mandos.

El Jaguar I-PACE eTROPHY afronta unas pruebas sobre lagos helados en Suecia

El piloto de fábrica del equipo Jaguar Panasonic Racing de Fórmula E ha declarado después de las jornadas de pruebas, que "conducir el coche sobre los lagos helados convertidos en pistas y sentir el rendimiento en condiciones tan extremas, no lo olvidaré pronto". El mismo sentimiento que experimentan los clientes de la marca británica cuando adquieren los paquetes que Jaguar ofrece en su academia de conducción en el invierno extremo de esta localidad sueca.

Las unidades de producción del I-PACE fueron probadas en esta localización, tanto en su programa de pruebas de desarrollo interno como a clientes y medios de prensa. Alcanzar una velocidad punta de 195 km/h superó las expectativas de funcionamiento de una batería de litio de 90 kWh de capacidad al ser sometida a temperaturas tan frías de -40º cuando la misma está diseñada para ofrecer su mejor rendimiento entre -35º y 55º C.

Los técnicos han podido demostrar también el funcionamiento de los sistema de carga rápida de 100 kW logrando recargas del 80 por ciento en solo 40 minutos, superando el rendimiento de los cargadores de 50 kW disponibles en las instalaciones de Jaguar Land Rover en su base de pruebas de Arjeplog, donde los vehículos necesitaron de 90 minutos.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto