¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La fuga de Carlos Ghosn puede comprometer la Alianza Renault Nissan

Carlos Ghosn estaba pendiente de dos juicios en Japón por presunta corrupción, pero se ha fugado del país. Todavía no se sabe cómo lo ha hecho, hay varias teorías, pero sin duda se trata de la noticia que cierra el 2019 en el sector del automóvil.

Fotomontajes como este y todo tipo de chanzas se han vertido en Twitter a lo largo del día

La captura y arresto de Carlos Ghosn y Greg Kelly -su mano derecha- en Japón ya fue un terremoto en noviembre de 2018. Uno de los directivos más importantes de la industria del automóvil comenzaba su calvario legal en un país con un sistema muy duro con los criminales. Acumuló arrestos hasta que fue puesto en libertad condicional. Fue arrestado de nuevo y puesto en libertad otra vez.

En teoría, Carlos Ghosn -ex CEO de la Alianza Renault Nissan Mitsubishi- lo tenía difícil para escapar: sus pasaportes brasileño, libanés y francés estaban retenidos, el domicilio estaba vigilado, tenía prohibido salir del país y la comunicación con el exterior estaba muy controlada. Todo eso ha fallado, ya que Ghosn ha salido de Japón.

Ahora mismo se encuentra en Líbano, el país donde se crió -nació en Brasil-, al que puede haber llegado con una identidad falsa. Lo único seguro es que llegó en un avión privado procedente de Turquía, es un misterio cómo llegó hasta allí desde su piso. La semana que viene se despachará a gusto con la prensa, lo cual no pudo hacer antes.

De momento el ex ejecutivo se ha defendido en un comunicado enviado por email, en el que explique se ha zafado de un sistema legal injusto y no quería ser un rehén del país nipón. Añadió que no escapa de la justicia, sino de la injusticia, al menos a su modo de ver las cosas. En teoría ha entrado en Líbano legalmente, según fuentes oficiales.

Carlos Ghosn ha defendido su inocencia desde el principio y ha negado todos los cargos. Tanto en Nissan como en Renault se le acusa de haberse apropiado de fondos para su propio beneficio y de hacer malabares con la contabilidad para ganar dinero en "A" y en "B". Tiene frentes judiciales abiertos en Francia, Holanda y Japón. En EEUU cerró un frente pagando un millón de dólares a la SEC.

En el país nipón ni siquiera sus abogados conocían el plan de fuga, de acuerdo a Junichiro Hironaka, líder de los abogados que le representan allí. Hironaka declaró estar estupefacto y sorprendido, pero mantendrá la defensa de su cliente si este quiere colaborar en el proceso. Estando huído es complicado que lo haga presencialmente.

Sabemos que Ghosn manifestó anteriormente su deseo de ser juzgado de forma imparcial -de nuevo, bajo su criterio- y fuera de Japón. Una de las posibilidades es que sea juzgado en Francia. Ni Líbano ni Francia extraditan a sus ciudadanos, en el caso de Francia fuera de la Unión Europea, ya que dentro de la eurozona existen las euroórdenes.

La Alianza ya era un tema sujeto a política entre los gobiernos francés y japonés. Carlos Ghosn era el pegamento que mantenía a ambas empresas sólidamente unidas. Renault posee acciones de Nissan y viceversa, pero no se encuentran fusionadas. Ghosn pretendía que formasen un único ente, pero en Japón eso no se veía bien.

Renault cuenta con el 43,4 por ciento del capital de Nissan y el 34 por ciento de Mitsubishi

Por otro lado, el Estado francés tiene algo que decir, ya que aún es accionista de la empresa automovilística. Es así desde que, al final de la Segunda Guerra Mundial, las autoridades galas expropiasen a Louis Renault su imperio por presuntamente haber colaborado con las fuerzas de ocupación alemanas. Louis Renault murió en presidio.

Además, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, vive últimamente movimientos de protesta en su país, esta vez por pretender elevar la edad de jubilación un par de años, anteriormente el país se descabaló por subir el gasóleo unos céntimos por razones medioambientales -y fiscales, de paso-.

Algunos sindicatos no tienen a Ghosn en alta estima por los empleos que recortó en los malos momentos. Ghosn en su momento salvó a Nissan de la quiebra, y también puso a Renault más firme que un mástil. Fueron medidas dolorosas, pero necesarias, al menos viéndolo con perspectiva.

Actualmente mantener la Alianza es clave para la supervivencia de ambos fabricantes

Si Carlos Ghosn aparece por Francia tendrá derecho a defensa consular, como cualquier ciudadano francés, y allí estará también a salvo del sistema legal japonés. Mientras tanto, al otro lado del mundo se siguen preguntando cómo escapó Ghosn: ¿disfrazado? ¿camuflado dentro de un piano? ¿sobornó a alguien? Parece algo de película.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto