¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cómo limpiar vómito de la tapicería del coche

    No le temas al vómito, pero date prisa en hacer la limpieza.

    El vómito es un importante riesgo al que se expone la tapicería de tu coche y, sobre todo, si sueles viajar con niños. Pero hay formas de limpiar el vómito del coche y que quede como si nunca hubiera pasado nada. Incluso quitar el olor de forma permanente, no te preocupes.

    Es desagradable pero sí, el interior de nuestro vehículo podría acabar lleno de vómito y, sobre todo, si solemos llevar niños. Si hablamos de limpiar la tapicería debemos tener en cuenta que no es lo mismo que se manche de una cosa o de otra. Y no solo porque utilizaremos productos de limpieza distintos, sino también porque la prisa que debemos llevar al hacer la limpieza no será la misma.

    Si te toca limpiar vómito del coche, partiendo de la premisa anterior, más vale que te des prisa. En caso contrario, si tardas más de lo debido en limpiar la tapicería, es posible que tengas que convivir con manchas de vómito durante mucho, mucho tiempo. Los 'trucos' que te vamos a explicar para limpiar vómito de la tapicería de tu coche son caseros, claro, si quieres ir más allá tendrás que echar mano de profesionales.

    Limpiar vómito de la tapicería de tu coche: la rapidez es fundamental

    La idea es que estas indicaciones, recomendaciones y trucos te ayuden a limpiar vómito del coche cuando acaba de ocurrir el incidente, con la mayor rapidez posible para evitar restos, manchas permanentes y hacer que desaparezca el olor. Es posible que lo puedas limpiar por completo; no obstante, una limpieza profesional será siempre más efectiva. Pero lo primero y más recomendable es hacer una limpieza nosotros mismos.

    El cuero es más fácil de limpiar que las tapicerías mixtas o textiles.
    1. Limpia los restos rápidamente y, con una espátula o un paño, elimina cualquier tipo de residuo sólido que pueda quedar raspando la superficie con precaución.
    2. Seca la zona afectada con un paño absorbente para eliminar la humedad, tratando de evitar que traspase la superficie del asiento manchado y asegurándote que queda lo más seco posible.
    3. En la zona afectada, utiliza bicarbonato de sodio y déjalo, sin hacer nada más, durante media hora o algo más de tiempo para después proceder a retirar el bicarbonato de sodio con una aspiradora.
    4. Limpia la zona. Puedes usar agua y bicarbonato de sodio en tapicerías de cuero y agua con vinagre blanco -en poca cantidad- en tapicerías de textiles, así como en plásticos.
    5. Después de limpiar la zona con un paño que no deje residuo, enjuaga el mismo área con un trapo húmedo con agua limpia y, por último, deja secar la zona afectada por el vómito.

    Todo lo anterior debería servirnos de gran ayuda ante una emergencia, limpiar el vómito del coche cuando acaba de producirse el incidente. No obstante, es muy recomendable contar con una aspiradora de vapor. Si tenemos niños, tanto en el coche como en casa -con los sofás, por ejemplo- nos será de gran ayuda y no tardaremos demasiado tiempo en compensar el gasto que nos suponga este aparato.

    Cómo quitar el olor a vómito del coche

    El primer paso será siempre limpiar el vómito del coche, y como avanzábamos, de la forma más rápida posible porque así evitaremos, sobre todo en tapicerías mixtas o textiles, que el fluido penetre en el tejido y los problemas se alarguen en el tiempo. Este primer y crítico paso ya debería ayudarnos a reducir en gran medida el olor a vómito.

    No debes actuar igual siempre, todo depende del tipo de tapicería de tu coche.

    Es también fundamental la ventilación. Deberíamos dejar el coche abierto al completo mientras estamos haciendo la limpieza, desde que se produzca el vómito hasta que lleguemos al punto de secado completo de la tapicería. Para eso podemos abrir tanto las puertas como las ventanas. Por otro lado, utilizar bicarbonato de sodio nos va a ayudar también a eliminar el mal olor, pero podemos ir un poco más allá.

    Una buena idea puede ser comprar un aceite esencial aromatizado, reducirlo en agua, y en el caso de tapicerías textiles y mixtas humedecer la zona afectada por el vómito. Lo dejaremos reposar durante algunos minutos, después con bicarbonato de sodio nuevamente retiraríamos la humedad y, con un aspirador, eliminaríamos cualquier tipo de residuo. Esto debería ayudar a quitar el olor a vómito del interior de nuestro coche de forma permanente.