¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los Tesla con FSD pararán automáticamente en semáforos y STOP

Autopilot de Tesla en funcionamientoTeslarati

Hace meses que los propietarios de Tesla pudieron pagar por adelantado los sofisticados sensores que permitirían -aún no- que sus coches pudiesen conducirse prácticamente solos bajo ciertas condiciones. En Estados Unidos se ha hecho una demostración anticipada del funcionamiento del FSD.

7.000 dólares puede parece mucho dinero, pero no es tanto si se compara con el precio de un Tesla Model S, Model X o una versión cargadita del Model 3 o Model Y. Ese es el precio que se pidió en su momento -sin oferta- por el paquete Full Self Driving (FSD) con los sensores necesarios para conducción autónoma -teóricamente completa-.

En la actualidad los Tesla son capaces de circular en modo semiautónomo en autopistas y autovías, y aunque el sistema funciona de forma decente en otro tipo de vías, no resulta recomendable hacerlo, mucho menos si el conductor se desentiende del volante y de la carretera. Algunos lo han pagado con sus vidas pese a las advertencias del sistema.

En zona urbana es otro cantar. Un elemento clave de la conducción en zona urbana son las intersecciones, que suelen estar reguladas por señalización horizontal, vertical, semafórica o circunstancial. Hace meses que los Tesla están "aprendiendo" a distinguir los semáforos.

Tesla llama a esto el "shadow mode", es decir, un funcionamiento en segundo plano inadvertido para el conductor. Las inteligencias artificiales han ido fijándose en la forma de conducir de los humanos y comparando su comportamiento con las luces que captan las cámaras frontales.

Hasta la fecha se han hecho algunas experiencias piloto en la competencia para controlar los semáforos con cámaras de visión artificial o información de infraestructuras (V2X) para ayudar al conductor a llevar el ritmo adecuado para así captar la mayoría de discos en verde y no tener que pararse.

Esto es llevar el concepto un paso más allá, detectar los semáforos para mantener la marcha o para aminorarla de la forma más eficiente y cumplir con las normas de tráfico. En el siguiente vídeo, publicado por InsideEVs, vemos una muestra de cómo va a funcionar el sistema:

¿Cómo lo han hecho? Esa prestación no está disponible, pero se cree que podrá utilizarse pronto. InsideEVs dice que no puede revelar si se trata de una beta para algún cliente que lo está probando, si es una prueba de Tesla o si se ha obtenido mediante algún hackeo. Tendremos que quedarnos con el interrogante.

En el vídeo se ve en la pantalla central que, además de reconocer los carriles, peatones y vehículos en el perímetro del coche, los semáforos se captan por la cámara y se calcula la distancia que hay a los mismos. Aunque no se ve en el vídeo, InsideEVs asegura que también reacciona a las señales de STOP.

Cuando la actualización OTA (a través de Internet) llegue a los clientes que pagaron por el FSD, estará más cerca el día en el que los Tesla podrán hacer de "robotaxis". En otras palabras, también está más cerca el día en el que un Tesla pueda llevar a su dueño a casa -por el motivo que sea-.

La liberación de la mejora OTA no significa automáticamente que vaya a funcionar en cualquier lugar, ya que las diferencias que hay en la señalización requieren una serie de adaptaciones y se pueden bloquear por área geográfica. Además, está otra cuestión importante, las normativas de cada país o estado.

¿Y la competencia? De momento no cuenta con algo parecido, lo más que podemos encontrar son asistentes para circulación con tráfico congestionado de parar y arrancar y, si acaso, cambios de carril. De hecho, algunos controles de crucero activo funcionan en zona urbana hasta que uno se acuerda que no se paran en las intersecciones, pero pueden seguir vehículos sin chocar con ellos.

Para poder proporcionar la capacidad de conducción autónoma en un grado tan alto hacen falta tres cosas: sensores, software y un hardware con la potencia de proceso suficiente para filtrar todo lo que llega de los sensores y tomar acciones adecuadas a tiempo. El tiempo de reacción tiene que tender a 0. Si no, un conductor humano seguirá haciéndolo mejor. Todo eso cuesta mucho dinero.

Fuente: InsideEVs

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto