¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lotus estrena un certificado de procedencia para todos sus modelos

    Lotus Esprit V8Lotus

    La firma británica acaba de anunciar el lanzamiento de un nuevo servicio para todos los clientes de la marca, el certificado de procedencia, que servirá a todos sus clientes para conocer mejor el origen de su ejemplar, ya sea una variante clásica o actual.

    Como muchas otras marcas y como parte de la reestructuración que está sufriendo desde que forma parte del grupo de marcas europeas de Geely, Lotus comienza a ofrecer nuevos servicios a sus clientes. Explorando así nuevas áreas de negocio que permiten a la compañía aumentar su facturación a la misma vez que prestan nuevos y útiles servicios a sus clientes.

    En este caso se trata de un certificado de procedencia que cualquier aficionado o propietario de un Lotus de calle va a poder solicitar directamente a la factoría británica. Este certificado expedido por Lotus contiene toda la información básica relativa a un ejemplar concreto, desde su número de bastidor y configuración del modelo, incluyendo su color original o la composición completa de su equipamiento original incluyendo los elementos opcionales, hasta la fecha de fabricación o la de llegada a la red comercial de la marca.

    El último Lotus de Colin Chapman.

    De esta manera los usuarios preocupados por la originalidad de sus modelos van a tener información veraz y de primera mano sobre su ejemplar. El costo de este servicio es bastante económico, pues independientemente del modelo tendrá un precio fijo de 170 libras más los portes desde Gran Bretaña, unos 190 € al cambio actual. Aunque solo estará disponible en unos pocos concesionarios seleccionados de la red comercial de la firma británica, por lo que habrá que localizar primero un punto de venta oficial que ofrezca este servicio.

    El precio del certificado no solo incluye la documentación, además el cliente recibe una serie de regalos que incluyen una carta de Phil Popham, CEO de Lotus, una placa personalizada con el nombre del usuario, un llavero de cuero, un marcapáginas de carbono y un bolígrafo Lotus.

    Evidentemente, esta documentación no es ni sustituye a un certificado de originalidad, pues para ello el vehículo tendría que ser estudiado in situ por los especialistas de la marca. Aunque todos los datos que incluye Lotus en este documento son esenciales precisamente para poder verificar la originalidad de cualquier unidad de la firma de Hethel. El primer vehículo que ha estrenado este servicio es el Lotus Esprit Turbo que sirvió como último vehículo personal del propio Colin Chapman, un ejemplar que recientemente ha sido adquirido por Lotus para su colección particular y que va a ser restaurado.