Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Salón de Ginebra 2016Mansory y el camino del exceso para los Ferrari 488 GTB y Mercedes-AMG GT

22

En Mansory han estado especialmente activos con motivo del Salón de Ginebra 2016, presentando varias preparaciones. Entre lo más destacado de su exposición nos quedamos con estos dos deportivos: su Mercedes-AMG GT S y el Mansory 4XX Siracusa, basado en el Ferrari 488 GTB.

Mansory ha estado presente en el Salón de Ginebra 2016 con varias de sus preparaciones sobre distintos modelos. De entre todos ellos, nos quedamos con su Mercedes-AMG GT S y el Mansory 4XX Siracusa, basado en el Ferrari 488 GTB, los más destacados por ser novedades absolutas y porque además no pasan fácilmente desapercibidos, para bien o para mal.

Mercedes-AMG GT S por Mansory

El Mercedes-AMG GT S es una excelente base para cualquier preparación de alto nivel, y en esta ocasión Mansory ha acertado. Eso sí, como de costumbre en el preparador alemán, en este AMG GT el exceso está muy presente en detalles como su kit aerodinámico de carrocería fabricado íntegramente en fibra de carbono, con un brutal difusor trasero.

Mansory ha integrado en el Mercedes-AMG GT S un frontal de diferente aspecto, gracias a las entradas de aire de mayor tamaño, una nueva parrilla con su gran 'M' y un spoiler inferior. El capó delantero ventilado está fabricado en fibra de carbono, mientras que su mayor anchura de vías (250 milímetros adicionales por eje) se culmina con unos pasos de rueda más prominentes y faldones laterales.

Un gran alerón trasero cierra la zaga del deportivo, y la guinda la pone su pintura gris mate y las llantas de aleación de 21 pulgadas ultraligeras y monotuerca. En el interior se estrenan asientos de fibra de carbono tapizados artesanalmente en cuero, junto a una estridente decoración en molduras y tapizados con el color rojo muy presente.

Por último, su motor AMG V8 Biturbo de 4.0 litros se potencia desde los 510 CV de serie hasta los 730 CV, a través de turbocompresores de mayor tamaño, una gestión electrónica específica y un escape deportivo de acero inoxidable que permite respirar mejor al motor. El resultado, un 0-100 km/h en 3,4 segundos y 330 km/h de velocidad máxima.

Mansory 4XX Siracusa, más que un Ferrari 488 GTB

El Mansory 4XX Siracusa quiere distanciarse del Ferrari 488 GTB de origen. Lo hace a través de una preparación muy radical en el apartado estético, inspirada en un vehículo de competición. Nos encontramos de nuevo con mucha fibra de carbono, en forma de un agresivo kit aerodinámico de carrocería.

En su exterior también aparece el carbono en sus entradas de aire para refrigeración, junto a un doble alerón trasero inspirado en el del Ferrari FXX K y vinilos en su carrocería inspirados en los circuitos. Las llantas de aleación de 21 pulgadas, una suspensión deportiva que rebaja la altura en 20 milímetros adicionales, junto al difusor trasero y a su escape deportivo central, son las restantes modificaciones

En el interior se incluye un tapizado de cuero a gusto del cliente -en este caso en amarillo y negro-, junto a más fibra de carbono en salpicadero y consola central. En el Mansory 4XX Siracusa, el motor V8 biturbo de 3.9 litros rinde nada menos que 790 CV a 8.000 rpm, con un par máximo de 870 Nm. En este caso no hay modificaciones profundas, más allá de una nueva ECU: suficiente para cubrir el 0-100 km/h en 2,9 segundos, alcanzando hasta 341 km/h.

Noticias relacionadas

Mansory y el camino del exceso para los Ferrari 488 GTB y Mercedes-AMG GT
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto