¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El futuro de Takata se tambalea, Mazda tampoco quiere ya sus airbags

A comienzos de semana Honda anunciaba que sus vehículos nuevos no montarían más airbags Takata en las plazas delanteras. Ahora es Mazda y otros fabricantes de vehículos los que se pronuncian al respecto. La situación de Takata es cada vez más complicada.

Honda, Mazda y otros fabricantes abandonan a Takata

Estos son seguramente unos de los peores momentos para Takata. Las consecuencias del famoso caso de los infladores de airbags defectuosos no pintan nada bien para el proveedor. Un caso que ha obligado a llamar a revisión a más de 40 millones de vehículos afectados en todo el mundo y que se relaciona directamente con al menos ocho fallecidos en los Estados Unidos, todos ellos en vehículos Honda.

Las piezas para airbags supusieron el 40% de las ventas globales

Tras el anuncio de Honda, su principal cliente y mayor afectado por el caso, de no montar más dispositivos en las plazas delanteras y la multa de 70 millones de dólares por parte de la NHTSA, ahora se suma la posible fuga de su cartera de clientes por parte de más fabricantes de vehículos. El 40% de las ventas totales de Takata durante el año pasado corresponden a piezas para airbags.

El presidente de Mazda, Akira Marumoto, ha declarado que no volverá a usar más infladores de Takata que contengan nitrato de amonio como gas, aunque por el momento deja la puerta abierta al uso de otros infladores en el futuro mientras que se garantice la seguridad y buen funcionamiento de estos.

Futuros modelos como el próximo Mazda CX-9 no llevará este tipo de inflador de airbags

Por otra parte Fuji Heavy Industries, propietaria de Subaru, ha declarado que está considerando dejar de usar el tipo de infladores defectuosos en sus nuevos modelos, pero aún no se ha planteado prescindir de los que no usan nitrato de amonio. Subaru está buscando a otro proveedor para reparar sus vehículos afectados debido a que Takata está tardando demasiado en suministrárselos. Mitsubishi también está pensando en abandonar a Takata.

Recordemos para refrescar la memoria. El problema de estos infladores radica en que de algún modo, aún no se sabe el motivo en concreto, los infladores con gas de nitrato de amonio en su interior se degradan con el tiempo, según parece, con mayor facilidad en zonas húmedas. Esto provoca un incremento de su fuerza, tanto que al ser activados pueden arrojar metralla a los ocupantes de la primera fila de asientos.

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto