Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mini Rocketman Concept

11

Mini presenta para ginebra el Rocketman, un concept, benjamín de la familia con la esencia a los auténticos Minis de antaño.

Si te parecía que Mini había perdido últimamente la esencia de aquellos nerviosos y pequeños coches que tan populares eran hará casi unos 45 años, no te preocupes, por que se va a presentar en Salón Internacional del Automóvil de Ginebra el Mini Rocketman, nombre del modelo en su fase conceptual. Midiendo poco más de tres metros de largo(3,419mm) se acerca más a las cotas de aquellos bichillos.

Y es que Mini hace gala del aprovechamiento del espacio interior al máximo con una configuración de asientos 3+1. Este concept está creado para acatar las exigencias de movilidad ,funcionalidad y estilo de vida refinado de las ciudades del futuro.

Estéticamente llama la atención por aportar algo diferente de lo visto hasta ahora, observamos un frontal que nos mira con ojos saltones, como si de una rana se tratara. Destacan También los pilotos traseros en forma de asa y el portón posterior de dos partes está compuesto por una parte superior sujeta al techo y tiene un gran ángulo de apertura con un segmento inferior, que al abrirse sale de la carrocería a modo de cajón corredizo. En el techo destaca la bandera Británica dibujada con LED´s, además de unas puertas laterales semibasculantes.

El chasis, tipo scarfame, está fabricado en fibra de carbono en elementos como tapacubos, parrilla frontal, laterales, aligerando a tope el peso de coche sin renunciar al máximo equipamiento, y así lograr el mayor placer de conducción. Todo ello montado sobre un motor, quizás híbrido, que logrará un consumo irrisorio, tan sólo 3L/100Km.

Lo veremos nostálgicos en su debut en Ginebra.

Nota de prensa:

Una nueva dimensión del placer de conducir: el MINI Rocketman Concept.

La marca MINI se hizo grande, gracias a su oferta de conceptos automovilísticos innovadores, apropiados para la movilidad urbana. Desde que nació la marca hace más de 50 años, sus novedosas ideas siempre han conseguido hasta el día de hoy que aumente el placer de conducir, a pesar de la creciente densidad del tráfico. Para lograrlo, la marca aplica el criterio de la utilización ingeniosa del espacio disponible, que con el MINI Rocketman Concept alcanza una nueva dimensión. Este concept-car que se estrena ante el público mundial en el Salón lnternacional del Automóvil de Ginebra (desde el 3 hasta el 13 de marzo de 2011) retoma las dimensiones exteriores del Classic Mini, pero su tecnología anticipa el futuro de la fabricación de automóviles. Siendo un automóvil de 3 puertas y 3+1 asientos, y midiendo poco más de 3 metros de largo, el MINI Rocketman Concept se rige por las exigencias elementales que plantean la movilidad y un refinado estilo de vida en las grandes ciudades del futuro, conjugando de manera concentrada las cualidades fundamentales de la marca. Funciones ocurrentes, agilidad entusiasmante, ejemplar eficiencia y diseño irresistible se unen para redundar en un concepto automovilístico extraordinariamente atractivo y orientado hacia el futuro. Se trata, pues, de una propuesta típica de MINI de un automóvil correspondiente al segmento de los coches ultrapequeños de carácter selecto.

El departamento de diseño de MINI, consciente de la tradición y fuerza innovadora de la marca, creó la visión de un automóvil que ocupa una mínima superficie y ofrece un habitáculo que brilla por su espaciosidad. El MINI Rocketman Concept logra plasmar las virtudes clásicas de la marca en un concepto automovilístico proyectado hacia el futuro. Las características inconfundibles del diseño de MINI son objeto de una nueva interpretación. Las tecnologías más modernas de desarrollo de proyectos y de fabricación brindan la posibilidad de proponer soluciones fuera de lo común, tanto para la carrocería como para la configuración del habitáculo.

El carácter innovador del concept-car también está acuñado por el consecuente uso de materiales ligeros y, además, por un equipamiento interior concebido para acrecentar al máximo el placer de conducir y la versatilidad del coche. La construcción tipo spaceframe de fibra de carbono con superficies de llamativa estructura, visible en la parte frontal, en las puertas y en el interior, constituye la base para obtener un coche de peso optimizado. Esta solución es ideal para obtener un nivel de eficiencia extraordinario. Por lo tanto, el MINI Rocketman Concept ha sido concebido para incluir un propulsor capaz de acrecentar su capacidad de aceleración y, a pesar de ello, consumir en promedio alrededor de 3 litros a los 100 kilómetros.

Gracias a las puertas provistas de bisagras dobles y con umbrales integrados, es muy cómodo acceder al interior del MINI Rocketman Concept. Los asientos de materiales ligeros y de diseño ergonómico típico de MINI pueden regularse en varias posiciones para disfrutar de la conducción de a dos, o bien para disponer de holgado espacio para tres personas, o también para viajar de a cuatro, aprovechando de la manera más eficiente el espacio disponible en el habitáculo.
Asimismo, también el maletero puede adaptarse de manera variada según las necesidades de transporte. El portón posterior de dos partes está compuesto por un segmento sujeto al techo y que se abre en gran ángulo, y por un segmento inferior, que al abrirse sale de la carrocería a modo de cajón corredizo.

También los sistemas de mando del MINI Rocketman Concept se rigen por las múltiples exigencias que plantea una clientela moderna, que desea disponer de un medio de movilidad que cause placer, permita aprovechar de muchos modos el espacio disponible y que, además, armonice plenamente con su modo de vida. La unidad central de mando puede retirarse del coche y configurarse en un ordenador, con el fin de actualizar destinos de viaje del navegador, títulos musicales y contactos para la comunicación móvil, antes de iniciar un viaje.


El diseño de la carrocería: Formas típicas de MINI, compactas y especialmente expresivas.
El diseño de la carrocería del MINI Rocketman Concept se distingue por su interpretación vanguardista de los rasgos típicos de la marca. Recurriendo a tecnologías innovadoras, se propone una solución apropiada para los criterios de movilidad imperantes en las grandes ciudades del siglo XXI, aplicando el principio válido ya en el Classic Mini, de aprovechar al máximo el espacio disponible de una carrocería de mínima superficie de base. El MINI Rocketman Concept tiene 3,419 metros de largo, lo que significa que sus voladizos anterior y posterior son apenas unos pocos centímetros mayores que los del Classic Mini original que se lanzó al mercado en el año 1959. El ancho del coche, incluyendo los espejos retrovisores exteriores, es de 1,905 metros, mientras que su altura es de 1,398 metros. También las proporciones coinciden en buena medida con las del Classic Mini, así como también con las de los modelos actuales de la marca. De este modo se logra concentrar la imagen típica de la marca en una propuesta de nuevas dimensiones, creándose un concepto destinado a un nuevo segmento automovilístico, aunque respetando los rasgos inconfundibles de MINI.

Las formas características de los coches de la marca, plasmadas en la innovadora expresión estética del concept-car, también irradian potencia y dinamismo. Las formas básicas, determinadas por superficies tensas, ruedas de grandes dimensiones y líneas de trazado recto, le confieren al MINI Rocketman Concept una imagen de gran aplomo y llamativa solidez. Los inconfundibles detalles del diseño que se suman a las proporciones típicas de los coches de la marca, consiguen que el concept-car sea sin lugar a dudas un MINI. En el frente predominan los grandes faros y la parrilla circundada por un marco cromado. Mientras que el perfil exterior de los faros se atienen al diseño tradicional, la tecnología de las fuentes de luz fue objeto de un específico trabajo de desarrollo. Las unidades de diodos luminosos que se encuentran en el centro, corresponden a las luces altas. Los diodos luminosos están circundados por llamativos anillos luminosos, que hacen las veces de luces de cruce. Las luces intermitentes están integradas en los faros, tal como es usual en los actuales modelos de serie de MINI.

Los faros del concept-car tienen las mismas dimensiones que aquellos del MINI de serie actual. Considerando que el frente del MINI Rocketman Concept tiene una superficie menor, los faros dan la impresión de ser especialmente grandes. Tratándose de componentes que definen el inconfundible diseño de MINI, son expresión de la imagen fundamental e inconfundible de la marca, que también el nuevo concept-car respeta sin alteración alguna.

En la zona de los faros, del faldón delantero y de la parrilla se aprecian superficies pintadas y cromadas, así como también se pueden ver algunos componentes del spaceframe de fibra de carbono. La llamativa estructura de la superficie de estos elementos muestra el carácter innovador de la estructura del concept-car.


Marcada silueta, innovador sistema de puertas.
También los lados irradian la estética que distingue a los modelos MINI fabricados en serie, gracias a las grandes ruedas, la estructura de tres partes del coche y la superficie acristalada que lo circunda y parece servir de apoyo para el techo. La superficie acristalada que se estrecha ligeramente en la parte posterior subraya la dinámica forma de cuña de la carrocería, que a simple vista expresa el carácter deportivo y ágil del coche. La elevada línea de la cintura, que en el caso del MINI de serie se acentúa mediante un listón cromado que circunda todo el coche, fue concebida en el MINI Rocketman Concept como listón luminoso. De esta manera se acentúa el gran aplomo que irradia la silueta del concept-car.

Las llantas de 18 pulgadas del concept-car también no dejan lugar a dudas que se trata de un MINI de cualidades dinámicas muy estables y de ejemplar maniobrabilidad deportiva, aunque sus dimensiones exteriores sean menores. Las llantas de peso optimizados, especialmente desarrolladas para el MINI Rocketman Concept, tienen una superficie cerrada para optimizar sus cualidades aerodinámicas. El perfil en forma de aleta que tienen las llantas de sentido de giro definido, contribuye adicionalmente a la reducción de la resistencia aerodinámica. El listón decorativo de aluminio en los aros de las llantas marca un detalle estético muy atractivo.

Las dos puertas laterales constituyen una de las innovacionesesenciales del concept-car, tanto por su diseño como por su funcionamiento. Gracias a su ancho y a la disposición específica de los umbrales, permiten acceder muy cómodamente a todos los asientos disponibles en el MINI Rocketman Concept. Al abrirlas, giran hacia el exterior junto con los umbrales, por lo que el conductor y su acompañante pueden acercarse directamente hasta sus respectivas butacas y tomar asiento en ellas. Con este excepcional sistema de puertas también es muy sencillo acceder a los asientos del fondo. La novedosa configuración de los umbrales de las puertas se combina con una carrocería extremadamente rígida, obtenida gracias a la construcción tipo spaceframe de fibra de carbono y, además, mediante una estructura de los bajos que brilla por su extraordinaria rigidez torsional.

Adicionalmente, con el sofisticado mecanismo utilizado para abrir las puertas es muy cómodo entrar y salir del coche aunque esté aparcado en espacios muy estrechos. Las puertas ancladas en la parte delantera tienen bisagras de doble articulación, por lo que el ángulo de abertura es muy grande aunque el espacio disponible sea muy pequeño. Esta solución técnica innovadora se puede apreciar aunque las puertas estén cerradas. Las bisagras de fibra de carbono saltan a la vista porque su forma y color se diferencia llamativamente del resto de la carrocería. Esta solución aplicada en el MINI Rocketman Concept retoma la estética del Classic Mini, que también tenía bisagras exteriores en las puertas, que incluso se transformaron en un detalle de identificación inconfundible del modelo original.


Pilotos posteriores al estilo de proyectores. Techo de cristal transparente iluminado.
Las luces posteriores del MINI Rocketman Concept tienen forma de arco trapezoidal y albergan todas las funciones lumínicas. Las llamativas señales luminosas son el resultado de un sistema de proyección de luz. La fuente de luz proyecta las luces de posición, las luces de freno y las luces intermitentes sobre la superficie de la carrocería. Gracias a la gran luminosidad de los diodos luminosos, este sistema de iluminación indirecta garantiza la intensidad acostumbrada y necesaria que deben tener las luces por razones de seguridad.

También el techo del MINI Rocketman Concept se distingue por su inusual escenificación lumínica. La totalidad de la superficie del techo es de cristal, y está dividida por barras que representan el Union Jack de la bandera británica. Cuando están encendidas estas barras dispuestas transversalmente y en diagonal, irradian una luz blanca de intenso brillo semejante a la porcelana. En la oscuridad, los conductores de luz contenidos en las barras irradian una luz indirecta y agradable en el habitáculo del MINI Rocketman Concept, mientras que desde el exterior del coche se aprecia un diseño nocturno impactante.

El color claro del techo y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores, también de color porcelana blanca, establecen un logrado contraste con el color Bermuda, un tono gris acogedor, de la carrocería del MINI Rocketman Concept. Los componentes de fibra de carbono también realzan el diseño en el frente del coche y en la zona de las puertas.


Portón posterior de dos elementos, con cajón deslizante y portaequipajes trasero integrado.
La configuración del maletero del MINI Rocketman Concept también brilla por su diseño creativo y sus innovadoras soluciones técnicas, puesto que ofrece nuevas posibilidades para aprovechar el espacio disponible de modo muy versátil y eficiente. El portón posterior de dos partes está compuesto por un segmento sujeto al techo y que se abre en gran ángulo, y por un segmento inferior, que al abrirse sale de la carrocería 350 milímetros a modo de cajón corredizo. Este cajón es el resultado del trabajo de desarrollo consecuente relacionado con el portón del Classic Mini, que se abría hacia abajo. Gracias a esta útil solución, se dispone de espacio suficiente para el equipaje y demás utensilios de viaje para cuatro personas. El MINI Rocketman Concept se supera literalmente a sí mismo cuando es necesario que lleve más carga.
Un sofisticado sistema de tapas permite cerrar el cajón del maletero en la parte superior y en el lado que da hacia el habitáculo del MINI Rocketman Concept, dependiendo de la variante que se escoja para utilizar el compartimiento de carga. De este modo, no se puede ver el contenido del compartimiento de carga y, además, está protegido frente a las inclemencias del tiempo. Si es necesario, también es posible que los objetos largos que se encuentran en el maletero ocupen parte del habitáculo. Además, la tapa abierta del maletero también se puede aprovechar como portaequipajes exterior. Los soportes correspondientes permiten transportar snowboards y otros equipos voluminosos utilizados para practicar deportes diversos. El anclaje del portón acristalado del maletero se adentra bastante en el techo, por lo que es más sencillo introducir objetos voluminosos. Este portón está unido a la carrocería mediante una bisagra central con muelle neumático integrado, y puede abrirse aunque se lleve carga en el portaequipajes exterior.


Los asientos: configuración óptima según sea necesario.
También la configuración de los asientos y de los elementos de mando disponibles en el habitáculo del MINI Rocketman Concept garantiza un máximo grado de versatilidad, capaz de satisfacer las exigencias más diversas que se planteen frente a la movilidad. Los asientos de peso optimizado y diseño típico de MINI son sumamente confortables y ofrecen una óptima sujeción lateral, incluso si el conductor opta por un estilo de conducción francamente deportivo. El espacio disponible para el conductor y sus acompañantes puede variar de acuerdo con las necesidades en cada caso. Los tres asientos individuales, regulables longitudinalmente, son muy cómodos y el espacio a la altura de las cabezas, piernas y hombros es holgado. Adicionalmente puede incluirse un cuarto asiento en la parte posterior. El respaldo de este asiento puede abatirse completamente, para aprovecharlo como superficie adicional para transportar objetos de diversa índole.
Con el fin de definir la utilización práctica del habitáculo del concept-car, se consideraron tres escenarios de utilización del automóvil. La configuración especialmente prevista para un estilo de conducción deportivo a los mandos del MINI Rocketman Concept, prevé un espacio óptimo para el conductor y su copiloto. En este caso, los asientos delanteros se desplazan lo más posible hacia atrás. A la vez, es posible regular longitudinalmente el volante junto con el tablero de instrumentos, para que el conductor pueda asumir una posición óptima.

Si se desea llevar una persona más, el acompañante puede desplazar su asiento hacia adelante. Por lo tanto, asume una posición ligeramente más cercana al parabrisas que el conductor. En estas condiciones, el espacio disponible a la altura de las rodillas del acompañante se reduce a la dimensión normal en un MINI de serie, mientras que detrás de él hay suficiente espacio para que la tercera persona viaje cómodamente. Pero el MINI Rocketman Concept también ofrece una solución práctica para cuatro personas. En ese caso, el conductor no tiene más que colocar el tablero de instrumentos y el volante en la posición estándar y volver a desplazar su asiento hacia adelante. De este modo hay suficiente espacio para que la cuarta persona tome asiento detrás de él y pueda viajar cómodamente, al menos en recorridos cortos.


Innovadora combinación de materiales, diseño típico de MINI.
La gran versatilidad del habitáculo se conjuga con un diseño purista al inconfundible estilo de MINI, que se expresa a través de la imagen estética de la marca y de su futurista tecnología. La selección de materiales y la estructura de los revestimientos utilizados en el interior simbolizan moderna funcionalidad y ligereza. En la zona de los pies y de la consola central se puede apreciar la estructura del bastidor de la carrocería de fibra de carbono.
Diversos elementos estilísticos típicos de MINI, aunque de nueva interpretación, manifiestan también en el habitáculo del concept-car el desarrollo que experimentaron las formas características de la marca. Las empuñaduras de las puertas y los portaobjetos están provistos de marcos decorativos de forma elíptica que se prolongan hasta la parte posterior del habitáculo a través de las columnas B. De este modo, las superficies demuestran ópticamente cuán variable puede ser la configuración del habitáculo y las vivencias que comparten todos los ocupantes del MINI Rocketman Concept.

En el interior, la tapicería de piel y las superficies de pintura brillante se combinan con apoyabrazos y listones embellecedores de papel especial, prensado y doblado para formar estructuras específicas. Los listones decorativos tienen detrás conductores de luz de diodos luminosos de luz indirecta. Un listón luminoso que se encuentra a la altura de la cintura y que circunda todo el habitáculo, contribuye a crear un ambiente especialmente armonioso.
Innovador sistema de mandos: trackball en el volante, representación gráfica de efecto tridimensional en el instrumento central.

El sistema de mandos desarrollado para el MINI Rocketman Concept se rige por principios típicos de MINI, aunque incluye nuevas funciones y un futurista modo de utilización de los mandos para disfrutar más de la conducción en viajes largos y en trayectos cortos. El cuentarrevoluciones y el ordenador de a bordo se encuentran en un instrumento situado encima del volante, lo que significa que se encuentra directamente en el campo visual del conductor. El instrumento central de grandes dimensiones y provisto de un velocímetro anular que lo circunda, incluye un display a color de funciones múltiples. Esta solución se asemeja a la disposición de los instrumentos utilizados actualmente en los MINI fabricados en serie. En el MINI Rocketman Concept se aplica de manera más consecuente la separación entre los elementos de indicación y aquellos de mando.

Mientras que en el actual MINI de serie se dispone de teclas de funciones múltiples en el volante y, además, de un «joystick» de mando en la consola central que se utiliza para controlar las funciones de conducción, navegación, entretenimiento y comunicación, en el MINI Rocketman Concept todos los elementos de mando se encuentran en el volante. Con esta solución se logró desarrollar de manera consecuente el concepto de mandos de utilización sencilla e intuitiva. Ahora más que nunca el conductor puede controlar una máxima cantidad de funciones sin tener que retirar las manos del volante.

Para controlar las funciones elementales como, por ejemplo, regular el volumen del sistema audio o recibir llamadas telefónicas, basta apretar con el pulgar las correspondientes teclas que se encuentran en el radio izquierdo del volante. Adicionalmente se incluye un «trackball» en el radio del lado derecho. Este elemento de mando, conocido de los ordenadores, permite realizar una gran cantidad de operaciones de control. Por ejemplo, girando esta bola en sentido horizontal, se cambia de niveles en el menú, mientras que girándola en sentido vertical se navega a través de las listas. Para confirmar la activación de la función elegida, el conductor no tiene más que presionar el «trackball». Tratándose de otras funciones específicas como, por ejemplo, el uso de Internet desde el coche, se emplea el pulgar para desplazar el puntero en cualquier sentido sobre el display.

La representación gráfica del display del conjunto central de instrumentos es más variada, brillante y superior que nunca. Las gráficas de alta resolución de aspecto tridimensional ofrecen más posibilidades para seleccionar las funciones en el display, utilizando para ello el «trackball» como elemento de mando. Dependiendo de las preferencias del conductor y de la situación de la conducción, aparecen en un primer plano las gráficas y las indicaciones de mayor relevancia. Las demás indicaciones se desplazan a un segundo plano, aunque se mantienen visibles. En estas condiciones es mucho más sencillo cambiar intuitivamente entre la imagen del navegador, la selección de títulos musicales y la lista de contactos telefónicos.


Red perfecta y nuevas posibilidades para la configuración personalizada.
Los sistemas de navegación, comunicación y entretenimiento del MINI Rocketman Concept son el resultado de un trabajo de desarrollo y perfeccionamiento consecuente de las funciones que actualmente ya están disponibles en los coches de serie a través de MINI Connected. Gracias a la inclusión inteligente en una misma red, el coche se transforma en parte del mundo personal del conductor. Los servicios basados en Internet para las funciones de comunicación, navegación coordinada a través de la red y de entretenimiento de ampliación casi ilimitada, constituyen la base fundamental para disfrutar de una conducción más confortable y segura. Con los elementos de mando desarrollados para el MINI Rocketman Concept, el grado de personalización de la utilización de las diversas funciones alcanza un nuevo nivel. La unidad extraíble integrada en el instrumento central y que se utiliza para controlar las funciones de confort y conexión, puede configurarse mediante un ordenador fuera del coche, con el fin de grabar nuevos títulos musicales, destinos de viaje o contactos personales para la comunicación móvil y el uso de Internet, para su cómodo uso en el coche.
Con este innovador sistema de mandos, el placer que significa estar al volante de un MINI se transforma, más que nunca, en parte del estilo personal de vida. Estando en casa, en el puesto de trabajo o viajando, siempre y en cualquier parte es posible disponer en el coche de datos digitalizados relacionados con informaciones, impresiones, contactos o medios de comunicación. Esta unidad móvil que lleva el nombre de MINI Rocketman Concept Seed, es capaz de memorizar números telefónicos, direcciones de correo electrónico, datos de navegación, direcciones de Internet, páginas web completas y notificaciones de redes sociales online, títulos musicales, fotografías y vídeos. De este modo es posible acceder a nuevos destinos, contactos importantes, informaciones actualizadas, títulos musicales preferidos o emocionantes impresiones de manera directa contactando con las fuentes respectivas, para acrecentar el placer de conducir un MINI. Y viceversa: la red ampliada también es útil para la utilización de otros sistemas usuales en la vida diaria. Por ejemplo, es posible disponer fuera del coche y a través del sistema MINI Rocketman Concept de contactos obtenidos mediante llamadas telefónicas o conexiones a Internet desde el coche.


MINI Rocketman Concept: formas compactas, nuevo formato y el típico placer de conducir.
El MINI Rocketman Concept consigue plasmar los principios tradicionales básicos del classic Mini, aplicando ideas innovadoras. Una vez más, el creativo diseño de MINI consigue transferir de modo auténtico las características y los valores elementales de la marca a un concepto automovilístico orientado hacia el futuro. Tratándose de un concepto automovilístico concebido para la movilidad urbana del futuro, el MINI Rocketman Concept fascina por su imagen superior, su sorprendente variabilidad, sus funciones en concordancia con el estilo de vida personal y por cumplir de manera ideal todos los requisitos para disponer de cualidades dinámicas ágiles y eficientes a la vez.

También el nuevo formato del concept-car se mantiene fiel a las cualidades que distinguen a los modelos de la marca MINI. Cuando hace ya más de 50 años apareció en el mercado el primer coche de la marca correspondiente al segmento de los automóviles pequeños, provocó toda una revolución en el mundo del automóvil. El Classic Mini supo satisfacer más que cualquier otro coche las necesidades que plantea la movilidad urbana, combinando esa cualidad con aquél placer de conducir y ese estilo individual que lo convirtieron en un icono. El MINI actual también satisface de modo irrepetible los deseos de una clientela muy exigente, que sabe apreciar el ingenioso aprovechamiento del espacio disponible, la gran maniobrabilidad y la selecta calidad de los modelos de la marca. El MINI Rocketman Concept se adelanta a una futura combinación de esas virtudes. Gracias a su innovadora tecnología y a sus inteligentes soluciones, el concept-car expresa la insuperable capacidad de los especialistas de la marca en materia de desarrollo de conceptos automovilísticos capaces de aprovechar mínimas dimensiones exteriores para ofrecer un habitáculo extremadamente versátil y que, a la vez, brillan por cualidades dinámicas que permiten disfrutar al máximo al volante.

Noticias relacionadas

Mini Rocketman Concept
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto