¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Coches RarunosMitsubishi RVR, el abuelo del ASX fue un monovolumen targa

13

El predecesor del Mitsubishi ASX fue un coche muy atrevido: con una carrocería monovolumen de diseño asimétrico y aires de SUV, su gama japonesa disfrutó de una estrafalaria versión con techo targa. Posiblemente sea el único monovolumen descapotable que haya existido.

El Mitsubishi ASX es uno de los modelos más exitosos de la marca japonesa en todo el mundo. En su país de origen se llama Mitsubishi RVR y la actual es la tercera generación de una denominación que se estrenó en el mercado allá por 1991. Por aquel entonces el concepto era notablemente diferente.

Si bien el ASX juega en la liga de los SUV, el RVR de primera generación nació como un monovolumen. Aquel modelo llegó a España como Mitsubishi Space Runner y se situaba en la gama de la marca de los tres diamantes entre el Space Star (más compacto) y el Space Wagon (siete plazas).

El RVR de los 90 que se vendía en los concesionarios españoles era idéntico al nipón. Tenía cinco plazas y una excelente habitabilidad en la que destacaba una segunda fila de asientos que se desplazaba longitudinalmente que le permitía sacrificar parte del espacio de carga para ofrecer un enorme espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

Sólo las plazas delanteras del Mitsubishi RVR Open Gear podían disfrutar del cielo abierto

El modelo de Mitsubishi también llamaba la atención por su diseño. Las líneas rectas típicas de la época mostraban una carrocería de diseño asimétrico: en el lado del conductor había una única puerta lateral mientras que en el del acompañante había dos ya que se recurría a una puerta trasera deslizante.

Por tanto, las unidades con volante a la izquierda para Europa tenían dos puertas en el lado derecho y sólo una en el izquierdo mientras que en Japón ocurría lo contrario (porque allí el volante está a la derecha). Esta peculiaridad fue la principal del RVR que vimos por aquí, pero en el País del Sol Naciente hubo algunas versiones bastante locas que bien merecen esta entrada en Coches Rarunos.

Monovolumen y ¿descapotable?

La más llamativa se presentó a medidos de 1994, acompañando al restyling del modelo, como Mitsubishi RVR Open Gear. Aquel coche destacaba por ofrecer un techo retráctil tipo targa sobre las plazas delanteras, mostrando un aspecto peculiar. Probablemente sea el primer y único monovolumen con techo targa de la historia y Mitsubishi no sólo lo imaginó sino que se atrevió a llevarlo a producción.

¿Tenía sentido? Por aquel entonces estaba de moda todo lo que tuviera que ver con un estilo de vida activo, la naturaleza, la libertad. Por eso no era de extrañar que, aunque el RVR era estrictamente un monovolumen, ya tenía algunos rasgos de los SUV modernos: había variantes con tracción total, defensas metálicas y bajos de la carrocería de plástico como protección adicional.

En Mitsu pensaron que ir de viaje con la familia no estaba reñido con disfrutar de las sensaciones de un descapotable recorriendo una sinuosa carretera por la orilla del mar o subiendo una remota montaña. Algo de razón debían tener ya que el Open Gear estuvo a la venta entre septiembre de 1994 y mayo de 1996 con un resultado comercial medianamente razonable.

El sistema de techo del RVR Open Gear no se retiraba como los targas tradicionales sino que se deslizaba eléctricamente por debajo del techo ubicado encima de los ocupantes de la fila trasera. Algo pintoresco que se remataba con una campaña de marketing que vino de la mano de los personajes animados de la Warner Bros con inolvidable Bugs Bunny a la cabeza.

Monovolumen y ¿deportivo?

No fue la única ocurrencia aparentemente extravagante de la gama del RVR. El coche tenía algo de monovolumen, de SUV, de descapotable… ¿por qué no añadirle una pizca de deportivo? En 1997, ya en el final de su vida comercial llegó el Mitsubishi RVR Hyper Sports Gear R.

El pomposo nombre hacía referencia a una contundente versión que heredaba el propulsor 2.0 turbo del Mitsubishi Galant VR-4. Lucía un kit de carrocería que recordaba a los coches de rally con los que la marca competía en aquellos años y no era para menos ya que se trataba de un monovolumen de 250 CV.

Esta versión Hyper Sports Gear R podía escogerse con tracción integral permanente o delantera, y con cambio manual de cinco marchas o automático de cuatro. En el mejor de los casos, este coche familiar de 4,4 metros de longitud era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Unas prestaciones que ya quisieran muchos coupés.

Mitsubishi RVR Hyper Sports Gear R, 250 CV para este modelo mitad monovolumen mitad SUV

Sea como fuere, en el verano de 1997 la primera generación del RVR llegó a su fin. La segunda mantuvo la filosofía monovolumen y pero con unos tintes de todocamino más marcados, aunque las versiones fueron más tradicionales. En 2002 finalizó su periplo comercial y la denominación no se recuperó hasta 2010 con la llegada de la tercera generación, que en Europa ha llegado como Mitsubishi ASX ya como un SUV con todas las de la ley.

Noticias relacionadas

Mitsubishi RVR, el abuelo del ASX fue un monovolumen targa
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto