¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las baterías de estado sólido de Nissan que prometen ser una revolución

    Las baterías de estado sólido de Nissan que prometen ser una revolución
    Nissan liderará dentro la «Alianza» el desarrollo de las baterías de estado sólido
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    La denominada «Alianza», formada por el Grupo Renault, Nissan y Mitsubishi, apostará por las baterías de estado sólido como eje principal para impulsar la masificación del vehículo eléctrico. Nissan liderará el desarrollo de esta tecnología clave para el futuro de la movilidad eléctrica. La producción en masa de estas baterías está fijada para mediados del año 2028.

    Nissan está llamada a desempeñar un papel protagonista dentro de la denominada «Alianza» en el ámbito de la movilidad eléctrica. Esta marca, junto al Grupo Renault y Mitsubishi, han anunciado nuevos proyectos y acciones comunes bajo la premisa de acelerar y dar forma a su futuro compartido hacia el 2030. Una estrategia que se centrará en la cadena de valor de movilidad.

    La Alianza, que está formada por estos tres fabricantes, fijado un plan estratégico de cara al año 2030 en el que el vehículo eléctrico será el pilar central. Sin embargo, y para poder consolidarse como un referente global de la movilidad totalmente eléctrica, es crucial establecer una estrategia común de baterías. Ir un paso más allá de la tecnología dominante en la actualidad y hacer realidad las ansiadas baterías de estado sólido.

    Batería del Nissan Leaf
    El paquete de baterías del Nissan Leaf

    Nissan y Renault tendrán proveedores de baterías comunes

    Hace apenas unos meses, en el marco de la presentación de la hoja de ruta Ambition 2030 de Nissan, ya se dejó claro que las baterías de estado sólido serán una realidad antes de que termine esta década. La compañía nipona estará al frente de una tecnología que promete revolucionar el proceso de masificación del vehículo eléctrico.

    Más allá del papel de líder en dicho campo, la Alianza ha establecido una estrategia común de baterías para cada uno de los integrantes de este coloso de la industria automotriz. Además de trabajar en mejorar la tecnología actual e introducir otras nuevas y más innovadoras, se ha fijado una capacidad de producción planificada de 220 GWh para conseguir una oferta competitiva y atractiva de cara al cliente.

    Renault y Nissan han acordado seleccionar un proveedor de baterías común en los mercados principales. Es otra de las medidas cruciales ya que los fabricantes vienen trabajando desde hace tiempo para poder garantizarse el suministro de baterías, un componente crucial y estrictamente necesario para la producción de vehículos 100% eléctricos. Además, y de manera paralela, la Alianza trabaja con socios comunes para reducir los costes de la batería en un 50% en 2026 y en un 65% en 2028.

    Prueba en vídeo del Nissan Leaf, uno de los coches eléctricos más vendidos a nivel global

    Nissan estará al frente de las baterías de estado sólido de la Alianza

    La Alianza comparte una visión común para la tecnología de baterías de estado sólido (ASSB). Basándose en su experiencia en tecnología de baterías, Nissan liderará las innovaciones en esta área. Unas innovaciones de las que también se beneficiarán Renault y Mitsubishi. Pero, ¿cómo revolucionarán las baterías de estado sólido la movilidad eléctrica? Las mejoras respecto a las baterías de iones de litio líquido son determinantes.

    Las baterías de estado sólido de Nissan tendrán el doble de densidad de energía en comparación con las baterías usadas actualmente por la inmensa mayoría de automóviles eléctricos. Además, el tiempo de carga también se reducirá en, aproximadamente, a un tercio.

    El objetivo es estar en disposición de producir en masa baterías de estado sólido para mediados de 2028 y, en el futuro, alcanzar la paridad de costes con los vehículos con motor de combustión interna. Será necesario reducir los costes más de 65 $ (58,50 €) por kWh.

    Fuente: Nissan