Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Porsche 911 Carrera T, instinto básico

13

El actual 911 empieza a dar sus últimos coletazos de cara a una nueva generación. Por ese motivo los de Stuttgart han dado rienda suelta al lanzamiento de ediciones especiales como la que hoy nos ocupa, el Porsche 911 Carrera T.

Lo básico no siempre tiene que ser malo, el Carrera T lo demuestra

Desde su nacimiento, hace más de 50 años, el Porsche 911 ha sido el paradigma de la deportividad pura. Con el paso de los años y las generaciones la esencia sigue viva aunque no tan auténtica. El Porsche 911 Carrera T llega para demostrar que los coches de hoy en día son capaces de igualar en espíritu a sus predecesores, aunque para ello tienen que perder.

Perder para ganar. Esa ha sido la filosofía de Porsche a la hora de desarrollar el 911 Carrera T. La receta es de sobra conocida por todos: aumento de potencia, pérdida de peso y sensaciones puristas. Aunque solo se han cumplido dos de los tres ingredientes, éstos han hecho que el "nueveonce" actual pase de ser un superdeportivo moderno a un clásico moderno.

Para ello los ingenieros se han deshecho de todas las modernidades que adornan los coches de hoy en día. Empezando por el sistema de infoentretenimiento, que ha sido sustituido por un agujero negro para dejar el móvil, hasta la eliminación de las plazas traseras, pasando por la reducción de grosor de todas las superficies acristaladas. El resultado son apenas 20 kilogramos menos de sobrepeso, para así poder marcar un peso en báscula de 1.425 kilos.

Porsche no quiere que tengas nada que no tuvieras en las primeras generaciones del 911, y eso obliga a deshacerse de los asientos de cuero, aunque no en su totalidad pues han sido combinados con tela. Tampoco busques el volante multifunción ni los tiradores de las puertas, aunque eso sí se han olvidado de quitar el reglaje eléctrico de los asientos y el climatizador. Tampoco hay que volverse loco.

En el interior se ha prescindido de casi toda la tecnología moderna

Así que por dentro se ha buscado una atmósfera a medio hacer, pero por fuera se mantienen todas las características propias de un 911. Es la misma imagen que ya conocíamos, aunque para que no pase desapercibido han puesto, por supuesto, el logotipo Carrera T en la parte trasera y en los bajos de las puertas. Solo los ojos más entrenados podrán distinguir a esta versión especial.

Y, ¿qué más tiene de especial el 911 Carrera T? Pues que ha sido creado para obtener sensaciones, más que las de un 911 normal. Y eso a pesar de montar el mismo bloque de seis cilindros bóxer de 370 caballos que ya conocíamos. La diferencia viene marcada por una caja de cambios manual con un reglaje de relaciones especial, y por un diferencial trasero mecánico. Adiós a la electrónica.

Gracias a todo ello el 911 T es una décima de segundo más rápido en el 0-100 kilómetros por hora que el Carrera convencional. Para aquellos que piensen que lo manual no combina con su estilo, también estará disponible la caja de cambios PDK, y los asientos traseros y el PCM, pero ¿para que montar todo eso, si con ello consigues un Carrera normal?

Los detalles marcan la diferencia

A fin de cuentas este Porsche no está pensado para ese tipo de clientes que lo buscan todo en su flamante 911, sino que está pensado para aquellos que quieren un 911 a secas, sin adulterar, o lo menos adulterado posible. Por el momento se desconoce el precio de venta en España, pero para hacernos una idea, el T resulta unos 10.000 euros más caro que un Porsche 911 Carrera. El valor de lo clásico.

Noticias relacionadas

Porsche 911 Carrera T, instinto básico
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto