¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sale a subasta el Porsche 911 Sally Special, inspirado en el 911 de la película "Cars"

    Sale a subasta el Porsche 911 Sally Special, inspirado en el 911 de la película "Cars"
    Javier Costas
    Javier Costas5 min. lectura

    Será por una noble causa. Porsche ha creado en colaboración con Pixar el 911 Sally Special basado en el 911 GTS (992). Así luciría Sally en la vida real. Los beneficios de la subasta en Monterey irán a sendas ONG.

    El próximo sábado se subastará este coche tan especial, que es único y no habrá ninguno más. El Porsche 911 Sally Special es el fruto de la colaboración entre Pixar, el estudio que dio vida a la película «Cars», y el fabricante alemán. Su objetivo, recaudar fondos.

    El proyecto echó a andar en noviembre del año pasado, cuando se reunieron participantes de la producción de la película, estrenada hace 20 años, y diseñadores de Porsche. Pretendían crear la versión moderna de Sally, si fuese un coche de verdad, y que a su vez se pudiese conducir.

    El Porsche 911 Sally Special se podrá conducir habitualmente, como cualquier otro Porsche 911 GTS. Obviamente se trata de una generación nueva (992), ya que Sally se diseñó a partir de la generación del 911 que había por entonces (996). Sin embargo, las llantas -únicas- se han inspirado en las de aquel 911 Carrera.

    Dado que el fin del vehículo es subastarlo por el mayor precio posible, tenía que ser único y no un coche que pudiese configurar cualquiera por su cuenta. Las llantas de cinco radios estilo Turbolook simulan la de hace 20 años, pero con las dimensiones actuales del GTS, que lleva delante 20 pulgadas y detrás 21 pulgadas.

    El color del Sally Special es también único, apropiadamente se ha denominado Sally blue metallic. Además de ser un color único, se ha pintado a mano, no por robots. El tatuaje de Sally está disimulado debajo del portón trasero en forma de pegatina.

    Sin embargo, eso no es todo, porque el interior también es único. No se pudieron basar en el coche de la película, ya que los interiores no se mostraban, así que el equipo creativo tuvo libertad total. El color azul es uno de los motivos y se muestra en varios elementos del interior.

    Daniela Milošević, diseñadora de interiores de Porsche, se inspiró en el hecho de que Sally era una abogada de California, amante del estilo y la elegancia, pero que a su vez disfrutaba de la vida y de los detalles mundanos. El color azul se muestra en diversas inserciones, costuras de contraste o el centrado superior del volante.

    Para los asientos se ha escogido la tapicería de tela Pepita, muy retro, con detalles también en azul, combinanco con cuero Chalk. La palanca de cambios, correspondiente a la caja de siete velocidades manual, también tiene el color azul y el botón «Sport Response» pone otra cosa: «Modo Kachow».

    A nivel mecánico el coche no cambia respecto a un 911 GTS, que tiene una tarifa de más de 140.000 dólares de serie. Eso sí, viene con algunas «chucherías», como una funda de interior de Porsche Tequipment, los moldes originales para pintarlo, placas de matrícula para exhibición y un libro documentando el proceso (sí, también será único). También se proporciona un juego de ruedas extra para entrar a circuito.

    Este modelo único podría alcanzar un precio muy elevado en la subasta. Solo podrán pujar ciudadanos de Estados Unidos. Las ONG seleccionadas como beneficiarias serán Girls Inc., que busca mejorar la vida de las niñas en EEUU, y la ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, concretamente para mujeres y niños desplazados en la guerra de Ucrania.

    No hay precio de salida, los detalles pueden consultarse en la página web de RM Sotheby's. El número de bastidor de esta unidad exclusiva es WP0AB2A91NS222257. Porsche avisa que no anticipa ninguna serie especial y que preservará el carácter único de este modelo en un ejercicio de honestidad.

    Por cierto, en el Museo Porsche se ha exhibido más de una vez una réplica de Sally, con los característicos ojos en vez de parabrisas y la sonrisa en el paragolpes, que se creó en 2005 a partir de un 911 del año 98. Es un vehículo funcional, aunque no para circular por vías públicas.

    Las mejores ofertas para Porsche 911 de ocasión

    Porsche 911 de segunda mano / Porsche 911 de Km 0