Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El futuro Porsche Mission E continúa sus pruebas en Nurburgring

9

El primer modelo completamente eléctrico de Porsche sigue sus pruebas en la parte norte del circuito alemán de Nurburgring. Los prototipos del futuro Mission E someten su avanzado sistema de propulsión eléctrica al exigente trazado para lograr el mismo estándar de calidad que cualquier otro modelo de la marca.

El Porsche Mission E tendrá un mínimo de 600 CV de potencia y se ofrecerán versiones más potentes

El Porsche Mission E, el primer rival real de producción de una marca europea para el Tesla Model S, continúa con su puesta punto dinámica y de rendimiento para cumplir con el lema de la marca de "Un Porsche siempre es un Porsche" y teniendo en cuenta que comenzará su producción en 2019 en la factoría de Stuttgart para estar a la venta en 2020 como muy tarde.

Es la segunda vez que podemos ver al primer modelo completamente eléctrico de Porsche en pruebas en el llamado Infierno Verde del circuito de Nurburgring por su elevada exigencia, pero totalmente necesarias para lograr las especificaciones propias de un modelo de la marca alemana.

El rival de Tesla todavía se mantiene como una mula de ensayos, muchas piezas de su carrocería son paneles remachados que ocultan las verdaderas líneas y detalles de la carrocería. A pesar de estos detalles, y de su aspecto que recuerda enormemente a un Panamera más recortado, el fabricante aseguró que el diseño del modelo de producción será un 90 por ciento del visto en el concepto con muy pocas modificaciones, caso de los espejos retrovisores.

Las pruebas en el circuito de Nurburgring afectan tanto al comportamiento dinámico como al rendimiento de sus motores eléctricos

Aunque técnicamente será diferente a cualquier otro Porsche, ya que su plataforma es completamente diferente y contará con dos motores eléctricos capaces de generar una potencia máxima de 600 CV y un paquete de batería distribuidas en el suelo del habitáculo que le proporcionarán una autonomía máxima de 530 kilómetros solo con una carga, y que podrá cargarse al 80% en solo 15 minutos.

Esta será la versión más básica, ya que la marca está considerando ofrecer versiones más potentes, tanto en términos de potencia de los motores como de autonomía de las baterías. Estas intenciones son un aviso para todos sus rivales con el anuncio de algunas de las prestaciones, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos y hasta 200 km/h en 9,0 segundos, en parte gracias al sistema de cuatro ruedas directrices con distribución electrónica del par motor haciéndolo individualmente a cada rueda para maximizar el agarre.

Estas cifras se asimilan mejor cuando se asume que Porsche ha recurrido a la tecnología de su ganador de Le Mans, el 919 Hybrid que, según la marca alemana, el sistema de propulsión eléctrica del Mission E es dos veces más potente que cualquier otro sistema que haya disponible en la actualidad.

La carrocería todavía es provisional. El diseño final en el modelo de producción será un 90% fiel al mostrado en el concepto

El primer eléctrico de Porsche también contará con funciones de conducción autónoma de nivel 4 como máximo, ya que debe mantener la opción de que el propietario sienta las sensaciones típicas de conducir un Porsche técnicamente diferente de cualquier otro modelo. Lo que sí permitirá este nivel 4 es realizar funciones de aparcamiento o conducir completamente solo en ciudades.

A pesar de que podrías esperar que fuera uno de los primeros modelos en contar con el nivel máximo de conducción autónoma, no quiere decir que no esté a la cabeza en lo que a tecnología en el interior se refiere; todo lo contrario porque podrá contar con un sistema de carga inductiva o bien a través de un enchufe convencional que se alojará en la aleta delantera izquierda con una sofisticada pantalla que mostrará los datos de la recarga así como el tiempo.

En el interior puedes esperar un diseño propio de la marca alemana pero más sofisticado y moderno, con un salpicadero dividido en dos zonas y un cuadro de instrumentos compuesto por una pantalla digital en 3D de aspecto flotante y una segunda pantalla en la consola central con tecnología holográfica mostrando las aplicaciones de navegación, climatización y funciones multimedia en un diseño trimensional. Además, estará equipado con un avanzado control por gestos, que con el movimiento de dos dedos accederá a las aplicaciones o incluso se podrá cambiar el orden y posición a gusto de conductor.

Fotos: CarPix

Noticias relacionadas

El futuro Porsche Mission E continúa sus pruebas en Nurburgring
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto