¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Proyecto Cobra nos traerá los frenos del futuro

    Pedro Marín
    Pedro Marín

    Un nuevo proyecto pionero de investigación ha arrancado con el fin de desarrollar nuevas pastillas de freno que, además de ofrecer unas prestaciones superiores a las actuales en el mercado, cuiden el medioambiente a través de su diseño y materiales empleados.

    De la unión de cuatro socios nace el Proyecto Cobra, que reúne a investigadores de las empresas Brembo, Italcementi, Instituto Mario Negri y Ciaotech, los cuales aportarán cada uno su granito de arena en el desarrollo de nuevos materiales para los frenos del coche.

    Tres de estos colaboradores estarán alojados en el parque científico tecnológico Kilometro Rosso, donde estas empresas que se dedican a productos que no tienen nada en común demostrarán que pueden alcanzar un producto en conjunto.

    Para poner un poco en situación, las frenos actuales están compuestos por las pinzas, los discos y las pastillas de freno. Las pastillas están diseñadas para soportar la fuerza del frenado y la alta temperatura generada por ésta y está compuestas por resinas fenólicas termoestables y demás componentes.

    El Proyecto cobra pretende jubilar estos componentes y desarrollar nuevas pastillas de frenos innovadoras, que superen en todos los sentidos las actuales cuya base no será otra que el cemento.

    Los investigadores sostienen que un sistema combinado con las nuevas tecnologías y nuevos materiales sin explotar oculta un gran potencial es por ello que ya hay un prototipo en el cual se está investigando el uso de un material compuesto por una mezcla de base acuosa y cemento como elemento principal.

    Este material podría reducir el consumo de energía ostentando un 90% durante la producción de materiales base. También se espera reducir el impacto medioambiental.

    El Proyecto, recién iniciado, mantendrá ocupado a 41 investigadores durante los siguientes 4 años y es subvencionado por por la Comunidad Europea con una cuantía de 1,48 millones de euros.