¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Laurens van den Acker pone al Renault Mégane en el punto de mira

    Un alto cargo de Renault señala que el Mégane se enfrenta a un futuro incierto.

    ¿Se enfrentará el Renault Mégane a un futuro incierto? Unas declaraciones de Laurens van den Acker han puesto en el punto de mira al compacto de Renault dejando entrever que su continuidad no está garantizada debido al auge de la movilidad eléctrica y los cambios de tendencia del mercado.

    El Renault Mégane es uno de los modelos más importantes que podemos encontrar en la gama de la firma francesa. Cuenta con un gran bagaje a sus espaldas y ha sido capaz de situarse como una de las referencias del competido segmento C en Europa. Ahora bien, los tiempos cambian y llega un momento en el que es necesario tomar decisiones muy difíciles. Unas decisiones que afectan directamente a la continuidad o no de un determinado modelo.

    ¿Se enfrentará el Mégane a un futuro incierto? Lo cierto es que a día de hoy cuesta pensar en una gama Renault sin este importante modelo. Ahora bien, las declaraciones realizadas por Laurens van den Acker, Jefe de Diseño de Renault, han generado una gran controversia puesto que deja entrever que su continuidad no está garantizada. Y son varios los motivos que alega el alto cargo para hacer tales comentarios.

    Renault Mégane 2020 - posterior
    El Renault Mégane ha recibido recientemente un completo lavado de cara para ponerse al día.

    El Mégane ha sido un elemento clave en la oferta de Renault desde su lanzamiento en el año 1995. La disminución de las ventas y, por consiguiente, la pérdida de cuota de mercado del segmento C tradicional, hace que muchas marcas puedan preguntarse si un compacto tradicional tiene cabida en la actualidad.

    Los compactos han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos que corren, unos tiempos en los que la conectividad, automatización y, sobre todo, la electrificación, ganan protagonismo. Además, determinadas marcas han optado por alejarse de las propuestas de sus principales competidores ofreciendo modelos más diferenciados y cuyo coste de desarrollo sí haga rentable continuar en esta categoría.

    Acker, el alto cargo de Renault, especifica que están analizando si los costes de desarrollo asignados para el Mégane podrían utilizarse de manera más óptima en otros lugares: «Inevitablemente, una vez comencemos a agregar una gama de coches eléctricos a nuestra línea, algunos de los otros vehículos tendrán que irse porque simplemente no podemos permitirnos desarrollar todo esto al mismo tiempo. El Mégane está en un segmento que está cada vez más bajo presión. Tienes que poner tu dinero donde está el futuro del mercado», señaló Laurens van den Acker.

    Renault Mégane E-Tech
    El Renault Mégane ha estrenado la versión E-Tech con mecánica híbrida enchufable.

    Las ventas del Mégane han disminuido de manera constante desde el año 2010, en el que se comercializaron 465.732 unidades en toda Europa. Dicha cifra se ha reducido a más de la mitad en menos de una década. En 2019 las ventas de este modelo alcanzaron los 209.845 ejemplares. En la actualidad está bastante lejos (en lo que a registros se refiere) del Volkswagen Golf, uno de sus principales rivales.

    Fuente: Auto Express