¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Renault Mégane R.S. se enfrenta a un futuro muy incierto a partir de 2023

    Renault Mégane R.S., el compacto deportivo de la marca del Rombo, no tendrá relevo en 2023Renault

    Renault sigue dando forma a su futura estrategia de nuevos modelos, un plan que mostrará las primeras novedades a lo largo de 2021. La firma francesa se enfrenta a una verdadera revolución que verá la desaparición de varios modelos, entre ellos también el Renault Mégane R.S.. El compacto deportivo, toda una insignia, no tiene futuro más allá de 2023.

    La profunda transformación a la que se se enfrenta Renault en los próximos meses, y años, conlleva también la desaparición de algunos arraigados modelos. Es el caso de los Scénic y Grand Scénic que no tendrán relevo, como tampoco el Espace o el Talisman. Cuatro modelos desaparecerán de la gama del Rombo favoreciendo una transición hacia los coches eléctricos, comenzando desde 2021.

    La reordenación también tiene por objeto reducir los costes de desarrollo. Y uno de los que se enfrenta a un futuro muy incierto es toda una insignia y una referencia, porque hablamos del Renault Mégane R.S.. Un «hot-hatch» que, en cada una de las generaciones se ha ido superando y siempre manteniéndose como una referencia entre sus rivales, que ha logrado hacer frente al todopoderoso Golf GTI.

    Los esfuerzos más inmediatos de Renault se centran en los eléctricos como el Mégane eVision

    La ausencia de un futuro Renault Mégane R.S. supone abandonar una categoría muy sugerente

    Pero, en la presentación del Mégane eVision, el adelanto del futuro crossover eléctrico, Ali Kassai, jefe de los futuros proyectos de Renault, dejó caer la verdadera «patata caliente»: el más deportivo de los Mégane terminará su producción en tres años. Esto es, en 2023, por lo que no se adelantará el final del ciclo de vida de la versión deportiva. La firma también ha confirmado que hay una cuarta generación del compacto en camino, pero el futuro de un RS parece no estar contemplado.

    Sería una gran sorpresa para una gran mayoría, y sobre todo para sus fans, pero no para muchos otros viendo la tendencia del mercado, en el que otro fijo como el 308 GTI también desaparece. Incluso, en el segmento B, el Clio RS también ha desaparecido, a pesar de la proliferación de algunos versiones de marcas que antes no estaban presentes.

    Lo cierto es que la supervivencia del compacto firmado por los especialistas de Renault Sport puede estar condicionada a las emisiones de CO2, por lo que no sería descartable que la marca con sede en Dieppe optase por el mismo camino que el futuro Peugeot 308 PSE, utilizando la electrificación como medio para la viabilidad del futuro modelo apostando por un híbrido.

    Fuente: Auto.cz