¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault y Nissan pasan un muy mal momento, el peor en 10 años

Nissan ha anunciado los resultados provisionales del año fiscal 2019-2020

Tras anunciar unos malos resultados financieros, la cotización de Nissan ha caído con fuerza en la bolsa de Tokio, un 9,6% en un solo día. Continúa la tendencia de pérdida de valor de Nissan de los últimos años, su valoración está en mínimos desde 2009.

Renault y Nissan forman una Alianza desde hace 20 años, pero siguen siendo fabricantes independientes. Analizando su situación por separado, lo cierto es que los buenos tiempos se están quedando un poco atrás. Continúa la crisis que vino después de que Carlos Ghosn fuese defenestrado a finales de 2018.

Empecemos por Nissan. En la jornada bursátil de hoy en Tokio no han sentado nada bien los resultados del tercer trimestre del año fiscal (hasta diciembre), en los que Nissan ha recortado mucho su beneficio. Las acciones de Nissan cayeron un 22% en 2018, un 28% en 2019, y en lo que llevamos de año otro 19%.

El margen comercial de Nissan es mínimo, del 0,7% en tres trimestres

Al cierre de la bolsa, Nissan es el quinto fabricante japonés por capitalización, es decir, ha sido adelantado por Subaru. La valoración bursátil de Nissan es la más baja desde el año 2009 y la caída intradía ha rozado el 10%, la mayor desde 2013. Se está notando la caída de las ventas en Estados Unidos, Japón y Europa.

Carlos Ghosn, ex ceo de Renault, Nissan y Mitsubishi (archivo)

Entrando en más harina, Nissan prevé ganar 85.000 millones de yenes en todo el año fiscal (acaba en marzo), pero es que la previsión anterior era de 150.000 millones. El recorte es muy importante. Además, el dividendo que se espera por acción será el más bajo desde 2011.

También empiezan a verse las consecuencias del coronavirus en la actividad industrial de Nissan

Empiezan a aparecer dudas razonables en el mercado sobre la rentabilidad de Nissan. La caída de las ventas está implicando mayores pérdidas por infrautilización de sus fábricas, un buen ejemplo es la planta de Barcelona, que está muy por debajo de la mitad de su capacidad tras los fracasos del Pulsar, la furgoneta NV200 y las pick-up de una tonelada de carga (sobre todo la Clase X de Mercedes-Benz).

Por eso Nissan va a destinar menos dinero a retribuir accionistas y lo destinará a invertir para recuperar crecimiento. Además, se trata de recortar gastos con el conocido anuncio de 12.500 despidos a nivel global tras anunciar otros malos resultados. Se precisan recursos financieros para los desafíos de la nueva década, como los coches eléctricos, la conducción autónoma o las normativas antipolución.

Luca de Meo será el destinado a salvar a Renault

Juntando Renault y Nissan, han perdido la mitad de su valor en bolsa desde que Carlos Ghosn fuese arrestado en noviembre de 2018 al aterrizar con su jet privado tras un viaje de negocios. El ex directivo está acusado de enriquecerse de forma ilícita y trasladar a Nissan sus pérdidas personales.

Todo esto afecta a Renault, que posee el 43% de las acciones de Nissan. Además, Renault anunció esta tarde que perdió dinero en 2019, la primera vez en toda la década, 141 millones de euros. Es un bajón muy importante si se compara con el beneficio de 3.300 millones de euros del 2018.

Luca De Meo, el nuevo CEO de Renault, no empezará a trabajar hasta julio

Renault ha anunciado un plan de ajuste de 2.000 millones de euros durante los próximos tres años. Se va a poner la lupa sobre el rendimiento de las fábricas y no se descarta que haya que despedir trabajadores. En el caso concreto de España no se notará tanto, dado que los modelos que se fabrican aquí tienen mucho éxito y las plantas están bien aprovechadas.

El Renault Kadjar de producción española se vende como el pan caliente

Volviendo a Nissan, durante 2019 vendió 5,18 milllones de vehículos en todo el mundo, lo cual representó una caída del 8,4%. De la Alianza, Nissan produce casi lo mismo que Renault y Mitsubishi juntos. De momento se han previsto ventas en 2020 de 5,05 millones de unidades, una caída del 3,6%, aunque más suave que la del año pasado.

Mientras tanto, Carlos Ghosn continúa siendo una preocupación para Nissan, sobre todo en la cúpula directiva, ya que el ex directivo está tratando de sacar dinero de esta situación a través del pleito iniciado en Holanda por presunto incumplimiento de la normativa de ese país (Nissan operaba con una "SL" en Holanda para Europa).

Ghosn se defiende de las acusaciones de corrupción y se las ha apañado para escapar de su libertad condicional en Tokio y aparecer en Líbano antes de las campanadas de año nuevo. Si realmente Ghosn fue apartado del poder por un complot, los que lo perpetraron se están cubriendo de gloria.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto