¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nissan pierde un 94% de su beneficio trimestral y anuncia 12.500 despidos

Los resultados financieros del primer trimestre fiscal de Nissan han sido un desastre. Si el fabricante no toma medidas dolorosas es posible entrar en el terreno de las pérdidas, una situación inédita en más de 10 años. En España preocupan mucho los 12.500 despidos anunciados hasta 2022.

Hiroto Saikawa, CEO de Nissan, presenta los resultados ante la prensa

Nissan está atravesando una crisis reciente por el incremento de sus costes (materias primas más caras, tipos de cambio oscilantes) y la reducción de sus beneficios (más descuentos, menos ventas), además del pulso entre el fabricante y su ex directivo Carlos Ghosn, con el que tienen abiertos frentes judiciales en Japón y ahora también en Holanda.

La prensa económica rumoreaba que Nissan iba a desprenderse de 10.000 trabajadores debido a los pobres resultados financieros que se esperaban para el primer trimestre del año fiscal (abril a junio), pero la cifra ha resultado ser superior. Los "mandamases" han anunciado 12.500 empleos menos de aquí a 2022.

En relación al primer trimestre fiscal japonés del año pasado, el beneficio neto ha caído hasta 53,1 millones de euros, lo que supone un retroceso del 94,5%. Es más, el beneficio operativo del trimestre ha caído hasta 13,27 millones de euros, que es una cifra ridícula para un fabricante grande.

Carlos Ghosn fue cesado por presunta corrupción a finales del año pasado

Nissan prevé cerrar el año fiscal 2019-2020 con un beneficio 28% inferior al del año precedente, es decir, el peor resultado previsto de toda la década. Los ingresos han caído un 12,7% y las ventas un 6%, hasta quedarse en 1,23 millones de unidades en este periodo. Como consuelo queda que, globalmente, el sector del automóvil ha caído un 6,5% en esos tres meses.

Antes del año 2022 Nissan va a reducir su capacidad de producción un 10%, así como el 10% de su gama de productos, por lo que los menos rentables -o que den pérdidas- desaparecerán del catálogo. En las fábricas españolas estos recortes han encendido las alarmas. Donde más preocupados están es en Barcelona.

La planta catalana está operando por debajo de un tercio de su capacidad, y ya se había anunciado un ERE de 600 empleados (la quinta parte de su plantilla) para mantener su viabilidad. Ahora mismo solo se fabrican las pick-up Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedez-Benz Clase X (esta última ya tiene fecha de caducidad). Además, se produce la Nissan e-NV200, tras descatalogarse la versión diésel con motor 1.5 dCi.

Nissan Navara

Está previsto que Barcelona produzca durante el año fiscal (abril 2019-marzo 2020) unas 59.000 unidades, entre las que habrá 46.000 pick-up y 11.000 furgonetas ligeras eléctricas. La pérdida de los modelos Pulsar -por bajas ventas- y la versión diésel de la NV200 han tenido un impacto en la producción.

También hay preocupación en Ávila, donde la fábrica de camiones (que dejará de producir pronto los NT400 y NT500) solo dio salida a 14.823 unidades en 2016/2017 y estuvo a punto de cerrar. La solución propuesta por la compañía fue reconvertir la fábrica en un centro de recambios y despedir la fuerza laboral sobrante de la forma menos lesiva posible.

Hasta el 31 de diciembre de 2023 todos los empleados tendrán repartidos 24 meses de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). La fecha de comienzo prevista del ERTE era abril de 2020, pero la compañía lo quiere adelantar a septiembre. Sindicatos y empresa empiezan a alejar sus posturas ante esa pespectiva, informa el Diario de Ávila.

Vista aérea del Polígono Industrial Las Hervencias (Ávila)

De momento no se han anunciado despidos adicionales en las plantas españolas. Además de los centros de Barcelona y Ávila hay que recordar plantas de segundo nivel en Cantabria y en Montcada i Reixac. Eso sí, la falta de nuevas adjudicaciones empieza a ser preocupante.

A todos estos problemas Nissan está expuesta ante la posibilidad de un "Brexit" duro que afecte a la competitividad de su macroplanta de Sunderland (Reino Unido). El nuevo primer ministro del país, Boris Johnson, ha dicho que el 31 de octubre habrá "Brexit" con o sin acuerdo con la UE, y la UE ha dicho que no habrá otro acuerdo distinto al que se pactó con Theresa May.

Tal vez esa sea el bote salvavidas de las plantas españolas, asumir una mayor carga de trabajo que se libere de Sunderland si la planta británica pierde competitividad debido a los aranceles. Posiblemente en Yokohama más de uno se esté arrepintiendo de haber llevado a Carlos Ghosn ante los tribunales japoneses, aquel que salvó a Nissan de la quiebra hace 20 años.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto