¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renting de coche eléctrico: cuáles son sus ventajas y cuánto cuesta

    Renting de coche eléctrico: cuáles son sus ventajas y cuánto cuesta
    ¿No tienes claro si el coche eléctrico es para ti? El renting es una excelente manera de salir de dudas.
    David Plaza
    David Plaza7 min. lectura

    Si estás pensando en dar el paso de adquirir un coche eléctrico, es muy posible que la mejor opción sea el renting, ya que te permite explorar a fondo un tipo de vehículo para el que no todo el mundo está aún preparado. Te contamos más.

    El coche eléctrico se ha convertido en el vehículo de moda en los dos últimos años e incluso resiste la recesión del mercado en tiempos de incertidumbre económica. No cabe duda de que una de las razones es la crisis energética existente, que ha golpeado con fuerza a los vehículos propulsados con gasolina y diésel.

    Pero, por mucho que el coche eléctrico haya avanzado, sigue sin ser la opción preferida de muchos usuarios, que dudan sobre su utilidad real en el día a día. Algunos temores son una autonomía insuficiente para sus hábitos de desplazamiento, la dificultad de encontrar puntos de recarga o el elevado precio de los vehículos disponibles en el mercado.

    Esto hace que muchas personas teman apostar por un coche eléctrico, decidiendo mantener la prudencia y permanecer fieles a los coches con motor de combustión.

    Ventajas del renting de un coche eléctrico

    Sin embargo, el renting es una solución muy interesante para las personas que dudan, pues la modalidad de alquiler a largo plazo permite comprobar de primera mano si realmente el coche eléctrico es lo que necesitan.

    Es flexible y puedes cambiar de opinión

    Como sabes, el renting consiste en alquilar un coche a largo plazo. La empresa propietaria del vehículo suscribe un contrato por el cual adquieres el derecho de uso exclusivo del vehículo. A cambio, pagas una cuota mensual y sólo tienes que preocuparte de recargar la batería, pues tanto el seguro, como el mantenimiento, las averías y todo lo demás están incluidos en dicha cuota.

    Lo más importante es que tú eliges durante cuánto tiempo quieres disponer del coche: 12, 24, 48 meses o más. De este modo, tendrás tiempo para decidir si un coche eléctrico es lo que necesitas, optando por otro tipo de coche al término del contrato si no te ha convencido.

    Con en renting puedes conocer de primera mano lo que es tener un coche eléctrico sin la preocupación de no poder cambiar de opinión.

    Además, en la actualidad algunas empresas de renting permiten flexibilidad en el contrato, pudiendo cambiar de vehículo y ampliar el contrato antes de que el original haya terminado.

    Otro aspecto importante es que, como sabes, la tecnología asociada a los coches eléctricos es aún joven, por lo que su evolución es rápida. Con un renting, podrás acceder a modelos de última generación con mayores prestaciones y rendimiento cada pocos años, algo que no es posible hacer de manera rentable si compras un coche en propiedad.

    La degradación de la batería

    Otro de los temores que los usuarios tienen con respecto al coche eléctrico es la degradación de las baterías. Esto es algo que puede acelerarse en función del uso que se le dé al vehículo y que preocupa a muchos potenciales usuarios, pues el coste de unas baterías nuevas es bastante elevado.

    Sin embargo, con la modalidad de renting este problema desaparece, pues el estado de las baterías nunca será un problema durante la duración del mismo. Y si lo fuera, la empresa de renting tiene la obligación de hacerse cargo de ello sin coste alguno para ti (como es el caso de cualquier avería u operación de mantenimiento).

    Cuánto cuesta el renting de un coche eléctrico

    Como ya te hemos dicho, el renting se paga a través de una cuota mensual que incluye el derecho de uso del vehículo, mantenimiento, averías, sustitución de neumáticos, ITV, seguro e impuestos. Sólo tienes que preocuparte de recargar la batería.

    La cuota mensual dependerá del coche elegido, así como del número de meses que dure el contrato (cuantos más meses, más barato) y del número de kilómetros máximos fijados (cuantos menos kilómetros, más barato). Si, por ejemplo, eliges 15.000 kilómetros anuales y te pasas, pagarás un coste adicional por kilómetro estipulado en el contrato.

    CONSEJO MOTOR.ES

    El renting es una opción muy atractiva, pero no olvides el posible sobrecoste del mismo con respecto a una compra convencional. Haz números y elige con la cabeza fría.

    En Motor.es te ofrecemos diversas ofertas de renting de coches eléctricos para que te hagas una idea de lo que te puede costar en función del tipo de vehículo.

    Eso sí, no todo son ventajas con el renting. Con este tipo de fórmula de adquisición de un vehículo pagas una cantidad similar a la que pagarías financiando la compra del mismo, pero sin la ventaja de quedártelo en propiedad al acabar de pagarlo.

    Esto quiere decir que no podrás venderlo para sacar beneficio o mantenerlo sin pagar por usarlo durante muchos años. En realidad, lo que estás pagando es la libertad y flexibilidad de elegir coche y cambiarlo cada pocos años, disfrutando en todo momento de un vehículo nuevo y actual. Algo que, en el caso de los coches eléctricos, es aún más ventajoso si te lo puedes permitir.

    Fotos: Unsplash