¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Salón de Ginebra 2011, Tata Pixel Concept

    7

    Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra, el Tata Píxel Concept es un prototipo perfecto para la ciudad basado en el Nano y que destaca por su fantástica maniobrabilidad y un reducido consumo.

    Tata Motors sigue apostando por la movilidad urbana a través de vehículos de reducidas dimensiones como ya hizo con el popular Nano. Sobre la base de éste, el Píxel Concept es un prototipo que mejora aún más las cualidades urbanitas de su predecesor gracias a una agilidad y maniobrabilidad excelentes además de reducidos consumos y bajas emisiones contaminantes.

    La pequeña carrocería de poco más de tres metros de largo dispone del espacio imprescindible para albergar cuatro plazas en su interior, accediéndose al habitáculo mediante dos puertas con apertura de tijera que se abren hacia arriba. En su interior se evita cualquier elemento de diseño recargado y destaca la pantalla táctil que muestra todo tipo de información desde la emisora de radio seleccionada, la configuración de la climatización o datos sobre el rendimiento del vehículo.

    El Pixel Concept cuenta con un novedoso sistema de denominado My Tata Connect que servirá en un futuro que los vehículos de la firma india interactúen con el conductor mediante dispositivos como smarthpones u ordenadores portátiles.

    La maniobrabilidad es su punto fuerte, como destaca el hecho de ser capaz de realizar un giro completo en un diámetro de unos sorprendentes 2,6 metros. Esta agilidad se consigue mediante el sistema denominado Zero Turn que posibilita que las ruedas delanteras giren más de lo habitual en este tipo de vehículos además de permitir que la rueda exterior trasera se desplace hacia delante mientras la interior trasera gira en sentido opuesto.

    El pequeño concept se mueve mediante un motor turbodiésel tricilíndrico de 1,2 litros de capacidad situado en la parte trasera del vehículo. Gracias a un sistema Start/Stop, una cuidada aerodinámica y a los neumáticos con baja resistencia a la rodadura que equipa, el consumo es de sólo 3,4 litros cada 100 kilómetros recorridos manteniendo un nivel de emisiones de CO2 de 89 g/km. La transmisión es automática con infinitas marchas y recibe el nombre de IVT (Infinitely Variable Transmission). ¿Será el Pixel la próxima generación del Nano?

    Fuente: Gmotors

    Salón de Ginebra 2011, Tata Pixel Concept