¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Skoda construirá 7.000 puntos de carga en sus tres fábricas de República Checa

    Skoda ha iniciado su transición hacia la movilidad eléctrica. Uno de los objetivos establecidos en esta hoja de ruta es la inversión de 32 millones de euros para la construcción de 7.000 puntos de carga para uso interno y que estarán repartidos en sus tres fábricas de República Checa localizadas en Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí. El primer híbrido enchufable así como el primer eléctrico puro de Skoda verán la luz en 2019.

    Puntos de carga de Skoda para híbridos enchufables y eléctricos

    Skoda construirá 7.000 puntos de carga de uso interno para vehículos híbridos enchufables y eléctricos.

    No hay vuelta atrás. Skoda ya ha iniciado su transición hacia la movilidad eléctrica. El fabricante checo ha ratificado su apuesta por la electrificación en el reciente Salón del Automóvil de Ginebra 2019, donde entre otras novedades han presentado el Skoda Vision iV, un modelo conceptual que adelanta el primer eléctrico de la marca basado en la plataforma MEB de Volkswagen.

    En la hoja de ruta establecida por Skoda para esta cuestión se incluye el despliegue de una infraestructura necesaria para que, la propia compañía, pueda adoptar estas nuevas tecnologías y formas de movilidad sin que ello suponga la pérdida de libertad. Durante el pasado año 2018 el fabricante checo invirtió 3,4 millones de euros en la expansión de la infraestructura eléctrica interna en la sede central de la compañía en Mladá Boleslav (República Checa).

    Ya hay más de 300 puntos de carga que están funcionando en fase de pruebas. De cara al año 2025 se prevé la finalización de una inversión que rondará los 32 millones de euros y con la que Skoda habrá podido construir cerca de 7.000 puntos de carga para coches eléctricos e híbridos enchufables. Estarán destinados para uso interno y se repartirán en las tres fábricas que Skoda tiene en la República Checa. Más concretamente en Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí. Esta infraestructura de carga estará principalmente disponible para el uso de los empleados del fabricante.

    Durante el pasado año también se dedicaron 1,65 millones de euros a la modernización y ampliación de la red eléctrica de Mladá Boleslav. Además de los mencionados 300 puntos de carga, también se han instalado más de 220 estaciones de corriente alterna (CA) y más de 80 de corriente continua (CC). Estas actuaciones se están llevando a cabo en colaboración con SKO-ENEGO, el proveedor eléctrico de Skoda.

    2019 será un año clave en el futuro más inmediato de Skoda, puesto que llegarán al mercado tanto el primer coche eléctrico como el primer híbrido enchufable. El primero de ellos será el Skoda Citigo eléctrico, modelo que compartirá tecnología con el Volkswagen e-Up!. En cuanto al segundo, tenemos al Skoda Superb híbrido enchufable, que también compartirá tecnología con otro modelo de Volkswagen. Concretamente con el nuevo Volkswagen Passat GTE.

    Skoda elevará su apuesta por la movilidad eléctrica de cara a 2020 cuando llegue al mercado la versión de producción del Skoda Vision iV. El fabricante checo invertirá cerca de 2.000 millones de euros en el desarrollo de coches eléctricos.

    Fuente: Skoda