¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los detalles del nuevo motor Hurricane de Stellantis que se carga al V8 Hemi americano

    Los detalles del nuevo motor Hurricane de Stellantis que se carga al V8 Hemi americano
    Hurricane, el nuevo motor L6 biturbo que ofrece el rendimiento de un V8Stellantis
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La apuesta de Stellantis está más que clara, la electrificación en toda regla y a todos los niveles posibles. Una decisión que ya ha tenido la consecuencia inmediata de cargarse los imponentes bloques V8 que serán sustituidos por un nuevo motor de seis cilindros bautizado como Hurricane, del que te damos todas las claves.

    La gran mayoría de los fabricantes están prescindiendo de los brutales motores de gasolina o diésel con arquitectura V8. La única posibilidad de que se mantengan en el mercado es que sucumban a diferentes niveles de electrificación en los nuevos modelos. Mientras algunos apuestan por la tecnología MHEV de 48 Voltios, más limitada en el ámbito de las prestaciones y algo menos en la eficiencia, los más avanzados apuestan por la suma de un motor eléctrico para lograr híbridos de altas prestaciones.

    Otros fabricantes se han dado cuenta también de que se pueden obtener los mismos rendimientos apostando por bloques de seis cilindros, disminuyendo también el peso del propulsor. Y esta es el enfoque del nuevo motor de gasolina «Hurricane» que han gestado los ingenieros especialistas de Stellantis. Destinado, en un principio, a las americanas de Jeep, RAM y Dodge, sus futuros modelos, incluidos los exclusivos «muscle-cars», prescindirán de uno de los verdaderos símbolos que han alojado bajo el capó hasta ahora, el potente V8 HEMI de 5.7 litros atmosférico.

    El nuevo motor Hurricane de Stellantis sigue la línea de los competidores

    El nuevo bloque Hurricane sigue la misma senda de otros fabricantes, dejando de lado los esquemas de V y bancadas opuestas y desarrollando un seis cilindros en línea con 3.0 litros y dos turbocompresores, uno para cada tres cilindros. Estas son las cualidades principales, y del que los responsables ya han apuntado que las pruebas realizadas han generado menos consumo de combustible y emisiones de CO2, siendo hasta un 15 por ciento más eficiente a pesar de que las cifras de potencia y par motor son equivalentes a las de un V8, gracias a menos fricciones internas y pérdidas de calor, además de una válvula de recirculación de gases «EGR» que se encuentra refrigerada.

    Por lo pronto, el rendimiento inicial arroja unas especificaciones de altura, con una potencia máxima de 405 CV y un par motor máximo de 610 Nm, valores que se incrementan hasta los 507 CV y ​​646 Nm en la variante «High Output». La disposición de los turbocompresores permite que la entrega del 90 por ciento del par motor máximo esté completamente disponible desde tan solo 2.350 rpm. Además, comparado con las diferentes versiones del V8 Hemi, la potencia específica también es mayor, de 133 CV/litro frente a los 116 CV/litro del Hellcat o los 130 CV/l del Demon.

    Este nuevo motor está basado en el 2.0 litros turbo de Alfa Romeo, no teniendo nada que ver con el V6 de 3.0 litros Nettuno del Tridente. De hecho, las especificaciones de diámetro, espacio y carrera de los cilindros es exactamente la misma entre el cuatro cilindros y el nuevo seis cilindros, y sumando dos cilindros más, el cubicaje no supera los 3.000 cc. A pesar de ello, hay diferencias entre el Hurricane y su variante «High Output», suficientemente notables: en el segundo los pistones son forjados refrigerados por aceite, variando también las presiones de los turbo: de 1,52 bar en el primero y de 1,8 bar en el segundo. La pregunta del millón es si se limitará a las marcas americanas o Maserati también utilizará el nuevo «Hurricane», en lugar de la variante del «Nettuno» que se ha estrenado el Grecale.

    Fuente: Alvolante