¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Cómo colocar los triángulos de emergencia

El triángulo de emergencia es un elemento indispensable cuando debemos detenernos en la calzada.Pxhere.com

Cuando conducimos un vehículo, nos exponemos a averías, accidentes o inconvenientes que nos obliguen a estacionar en el margen de la carretera.

Para hacerlo de forma segura, la Dirección General de Tráfico exige unos requisitos concretos que estamos obligados a seguir.

El Código de la Circulación incluye múltiples parámetros que, una vez que hemos aprobado los exámenes de conducción, hemos demostrado estar capacitados para seguir. Así, cuando circulamos por cualquier tipo de vía, estamos obligados a seguir dicho código en todo momento para garantizar una circulación fluida y segura que minimice los riesgos de accidentes o situaciones imprevistas.

Algunos de los elementos clave a la hora de estacionar nuestro vehículo en el arcén de una carretera secundaria, autovía o autopista -algo que sólo puede hacerse si se ha producido una avería o situación que nos impida continuar la marcha- son los que avisan de nuestra presencia con la suficiente antelación como para que el resto de conductores adecúen su velocidad y atención a las circunstancias de la vía:

  • Chaleco reflectante
  • Triángulos de señalización de emergencia

El chaleco reflectante y el triángulo de emergencia

Antes de salir del coche y proceder a la colocación de los triángulos de emergencia, hay que estacionar el vehículo en una zona lo más segura y visible posible, buscando preferentemente una zona situada fuera de la calzada o la porción del arcén más ancha para generar mayor distancia de seguridad con los vehículos que siguen circulando por la vía.

Colocar el triángulo demasiado cerca del coche y no utilizar chaleco reflectante: dos errores que pueden ser fatales.

Especialmente si es de noche, hay que encender las luces de emergencia o «warnings» para asegurarnos de que somos visibles y el vehículo se distingue bien del resto del paisaje a distancia. A continuación, hay que ponerse el chaleco reflectante, un elemento obligatorio y que debe encontrarse en el habitáculo del coche, no en el maletero, para así poder llevarlo puesto antes de salir al exterior. De ese modo, nos aseguramos de ser vistos en todo momento.

  1. Estacionar en lugar seguro
  2. Encender las luces de emergencia
  3. Ponernos el chaleco reflectante
  4. Colocar los triángulos de emergencia en función de las circunstancias

Finalmente, hay que salir del coche y colocar los triángulos de señalización de emergencia de manera que seamos lo más visibles posible para el resto de conductores. La forma de hacerlo variará en función de las circunstancias y características de la vía.

Cómo colocar los triángulos de emergencia en función de la vía

Para colocar correctamente nuestro vehículo, lo primero que debemos tener en cuenta es en qué tipo de vía nos encontramos, pues el tráfico puede llegar a nuestro punto de detención desde un sólo sentido o desde dos.

Cómo colocar el triángulo en autovía o autopista

Si nos hemos visto obligados a estacionar en el arcén de una autovía o autopista, sólo necesitaremos colocar un triángulo de emergencia detrás de nuestro vehículo. El modo correcto de hacerlo es caminar por el exterior de la calzada 50 metros hacia atrás (a modo de aproximación, podemos dar 50 pasos un poco más amplios de lo normal).

  • Salir del vehículo con el chaleco reflectante
  • Caminar por el exterior 50 metros hacia atrás
  • Colocar el triángulo perpendicularmente a la vía

Llegados a ese punto, hay que colocar el triángulo a 50 metros de distancia del vehículo de manera perpendicular al eje longitudinal de la vía, formando un ángulo de 90 grados con las líneas de la carretera para asegurarnos de que el reflejo de las luces y la visión del triángulo por parte de los conductores es total.

El cambio de rasante impide la visibilidad, por lo que debemos colocar el triángulo antes del mismo.

Cómo colocar el triángulo en carretera secundaria

Si por el contrario nos hemos detenido en una vía secundaria en la que nos llegan vehículos por ambos sentidos, debemos señalizar tanto por delante como por detrás. Para ello, hay que colocar un triángulo de emergencia 50 metros por detrás del vehículo, pero también 50 metros por delante.

  • Salir del vehículo con chaleco reflectante
  • Caminar por el exterior de la vía 50 metros hacia atrás
  • Colocar el triángulo perpendicularmente a la vía
  • Volver al vehículo y coger el segundo triángulo
  • Caminar por el exterior de la vía 50 metros hacia adelante
  • Colocar el segundo triángulo perpendicularmente a la vía

Al igual que en el caso de las autovías o autopistas, debemos asegurarnos de colocar dichos triángulos perpendiculares a las líneas de la carretera y es conveniente comenzar con el que situaremos detrás nuestro, pues serán los vehículos que circulen en nuestro sentido quienes pasen más cerca y, por tanto, quienes deben vernos antes para adaptar su velocidad a la situación.

¿Dónde no debe colocarse el triángulo de emergencia?

A la hora de señalizar nuestro vehículo detenido mediante los triángulos de emergencia, hay errores concretos que no podemos cometer o nos pondremos en peligro:

  • Que no sea visible: si lo hemos colocado a 50 metros de distancia, pero no es visible desde 100 metros antes, los conductores no tendrán tiempo a reaccionar. Lo importante es que sea visible con antelación suficiente.
  • Que esté demasiado cerca: Si colocamos el triángulo a menos de 50 metros del coche a señalizar, un conductor que vaya distraído tardará en reaccionar y podría desencadenar un accidente.
  • Sobre el techo: Erróneamente, podemos pensar que al colocarlo sobre el techo se verá mejor porque está más alto. No es así y, especialmente en ciudad, puede propiciar que alguien se coloque detrás y luego no pueda salir al carril izquierdo.
  • Tapado por un obstáculo: si colocando el triángulo de emergencia a 50 metros del vehículo detenido, un obstáculo tapa el mismo, debemos rectificar y colocarlo antes de dicho objeto (señal, radar, poste, pórtico, etc) para que sea plenamente visible desde al menos 100 metros de distancia.
  • Cambio de rasante: si nos hemos detenido en uno, debemos colocar el triángulo antes del mismo, aunque ese punto esté a más de 50 metros.
  • En curva: si nos hemos parado nada más salir de una curva, debemos colocar el triángulo de señalización antes de la misma.

¿Por qué debe colocarse bien el triángulo?

Un conductor con facultades convencionales tarda aproximadamente un segundo en reaccionar ante un imprevisto en la carretera. A 90 km/h, ese tiempo implica recorrer 25 metros antes de pisar el pedal del freno, por lo que la distancia mínima de 50 metros permite reaccionar disminuyendo la velocidad o modificando la trayectoria.

Si el triángulo está demasiado cerca, no dará tiempo a reaccionar y podemos atropellar al conductor detenido que esté reparando una avería, cambiando una rueda o realizando cualquier otra operación.

La DGT nos explica cómo debe ser un triángulo homologado.

También puede obligar a frenar bruscamente, perdiendo el control o desplazando el vehículo a otro carril, propiciando una nueva situación de peligro o accidente con otros vehículos. Especialmente si llueve, cualquier movimiento brusco a consecuencia del susto puede ser fatal.

¿Cómo debe ser el triángulo?

El Código de la Circulación exige que llevemos dos triángulos en el vehículo y estos deben estar homologados e incluir una contraseña. Las características que debe cumplir todo triángulo de señalización de emergencia son las siguientes:

  • Equilátero: todos sus lados deben ser iguales.
  • Catadióptrico: el triángulo exterior refleja la luz que le llega de frente, gracias a lo cual funciona especialmente bien durante la noche.
  • Fluorescente: el triángulo interior refleja una luz difusa incluso durante el día.
  • Parte vacía: el espacio triangular interior debe estar vacío y libre de cualquier tipo de material que lo haga opaco.
  • Franja de 5 mm. máxima: el triángulo interior no debe superar los 5mm de grosor y su base interna no debe ser menor a 7 cm.
  • La longitud de los lados del triángulo exterior debe ser de entre 45 y 55 cm.
  • La altura del soporte base debe ser de un máximo de 30 cm.

La contraseña de homologación

Como hemos comentado, cada triángulo debe incluir una contraseña de homologación, que se distribuye del siguiente modo:

E9 27R 03 216, donde:

  • E9 dentro de un círculo: el distintivo del país que homologa. Puede tener uno o dos dígitos que van desde 1 hasta 37 (con la excepción de 15, 24, 30 y 32 a 36).
  • 27R: número de reglamento de homologación.
  • 03: Versión del reglamento vigente para la homologación. Los «02» son previos a 1992.
  • 216: número de homologación, de tres, cuatro o cinco dígitos. En España, el primero de los números corresponde al laboratorio de homologación.

Es importante prestar atención a esta contraseña de homologación, pues puede ocurrir que adquiramos un triángulo falsificado que no tenga las medidas exigidas ni refleje adecuadamente durante la noche.

¿Qué pasa si no llevo triángulos de emergencia en el coche?

El Reglamento General de la Circulación nos obliga a llevar dos triángulos homologados en el maletero del coche, por lo que si no es así podemos enfrentarnos a una sanción de 200 euros que queda en 100 si nos acogemos al pronto pago. Esta sanción no incluye pérdida de puntos y el responsable de la multa será el titular del vehículo, no el conductor.

Teniendo en cuenta que un juego de triángulos nos puede costar menos de 10 euros, es evidente que no merece la pena correr el riesgo de sufrir un accidente o hacer frente a una multa.

Fotos: Pxhere | Pixabay

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto