¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Estoy embarazada ¿debo usar el cinturón de seguridad?

    Ponte correctamente el cinturón de seguridad para estar cómoda y segura.

    Si estás embarazada, seguramente te preocupe el cinturón de seguridad del coche. Deberías saberlo que estás obligada a utilizarlo, pero también debes conocer cómo ponértelo correctamente para que tú y tu futuro bebé vayáis totalmente seguros y cómodos en cualquier vehículo.

    ¿Es efectivo el cinturón de seguridad, más allá de que su uso sea obligatorio? ¡Y tanto que sí! Con él, el riesgo de muerte en caso de accidente de tráfico se reduce en un 80%. Y no solo es obligatorio en las plazas delanteras -desde el año 1975, nada más y nada menos- sino también en las traseras desde el año 1992. Y sí, también para las mujeres embarazadas.

    Aunque su uso sea obligatorio desde el año 1975, como adelantábamos, lo cierto es que hasta el año 2016 no se volvió obligatorio su uso por parte de mujeres embarazadas. Fue cuando se incluyó la obligación para ellas en el Reglamento General de Circulación y después de que todo tipo de estudios demostrasen que su correcto uso reduce el riesgo de fallecimiento, y de lesiones, tanto de la madre como el feto.

    Así es como debes ponerte el cinturón de seguridad en el coche si estás embarazada.

    Cómo se debe poner el cinturón una mujer embarazada, esta es la forma correcta

    Sabiendo que las mujeres embarazadas, efectivamente tienen la obligación de ponerse el cinturón de seguridad, ahora lo importante es saber de qué forma es la correcta. Porque, igual que para cualquier otro conductor o pasajero, su uso incorrecto minimiza la seguridad y, del mismo modo, nos expone a mayores riesgos de lesión o de fallecimiento en caso de accidente de tráfico.

    Una mujer embarazada tiene que ponerse el cinturón de seguridad de manera que la banda horizontal del mismo quede por debajo del abdomen. Tiene que ajustarse correctamente a los huesos de la cadera y en ningún caso debería subir hacia el vientre; algo para lo que no solo tiene que mantener una correcta posición, sino también la suficiente tensión para evitar el desplazamiento.

    Y la banda diagonal del cinturón de seguridad tiene que ajustarse sobre el hombro y sobre el esternón, sin rozar el cuello ni posicionarse por encima de los senos. De nuevo, para que el cinturón de seguridad guarde siempre la posición correcta, es necesario que no haya holguras y esté siempre correctamente ajustado con la tensión necesaria.

    Los últimos meses de embarazo, el uso del cinturón de seguridad se vuelve más incómodo.

    Qué pasa si una mujer embarazada no usa correctamente el cinturón de seguridad

    Puede que la banda diagonal dé algo de 'miedo', pero para conseguir la máxima seguridad para una embarazada, y también para el feto, lo mejor es utilizar correctamente -tal y como hemos descrito- el cinturón de seguridad. Si no utilizásemos la banda diagonal podríamos sufrir el efecto submarino, lo que quiere decir que en caso de accidente o fuerte frenada, saldríamos 'despedidos' por la parte inferior.

    Y si sufrimos el efecto submarino, la efectividad del cinturón de seguridad se puede reducir a cero. Por otro lado, si no utilizamos el cinturón de seguridad, en tanto que es obligatorio según el Reglamento General de Circulación, nos exponemos a una multa de 200 euros. Da igual si vamos conduciendo, o si estamos en el vehículo como pasajeros de cualquiera de sus plazas.

    Si no te lo pones bien, en un accidente o frenazo puedes sufrir el conocido como 'efecto submarino'.

    Precauciones para mujeres embarazadas en el coche, más allá del cinturón de seguridad

    La 'primera fase' del embarazo, los primeros meses, son distintos. Durante los mismos, la cantidad de líquido amniótico es escaso y eso significa que el feto tiene una menor protección. Por eso, en caso de impacto frontal durante la circulación, es más probable que se produzcan hemorragias en el útero por desprendimiento de la placenta, lo que implicaría que no le llegue suficiente oxígeno al feto.

    A partir del séptimo mes, el abdomen tiene un mayor tamaño. La conducción y, en general, el uso del cinturón de seguridad se vuelve más incómodo en este momento. Pero hay que extremar las precauciones porque, en caso de accidente de tráfico o una fuerte frenada, podrían producirse traumatismos en el cráneo del bebé por el choque con los huesos de la pelvis de la madre. O podría adelantarse el parto.

    Sabiendo todo lo anterior, circula con precaución si estás embarazada, o si llevas de pasajero a una mujer embarazada en tu coche. Y recuerda que el uso del cinturón de seguridad, estando embarazada, no solo es obligatorio según la normativa sino que además está demostrado que es mucho más seguro para ti y tu futuro bebé que circular sin él.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto