Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen fija 2026 como el final de los motores de combustión interna

Volkswagen anuncia que no desarrollará más motores de combustión interna a partir de 2026, matizando que la liquidación de los últimos producidos se venderán entre 2030 y 2040. La marca alemana entiende que es el momento de comenzar con la nueva estrategia para poder alcanzar los objetivos de un millón de unidades de eléctricos en 2025.

Los tres primeros modelos eléctricos de Volkswagen que llegarán, representados en forma de concept cars

Volkswagen pone límite a los modelos de combustión. La marca alemana establece 2026 como el último año en el que sus modelos convencionales saldrán de las cadenas de producción de la firma poniendo punto y final a una larga trayectoria con los coches alimentados con motores térmicos y abriendo un nuevo capítulo en su historia.

Lo ha anunciado el jefe de estrategia de Volkswagen, Michael Jost, en una entrevista concedida al diario alemán Handelsblatt, confirmando que se está preparando para eliminar la tecnología de combustión apuntando que "En 2026, se producirá el último lanzamiento de producto sobre una plataforma de combustión", unas palabras que subrayan la intención de centrarse más firmemente en la tecnología de electrificación total como vienen anunciando desde hace unos meses.

Más todavía, el responsable de estrategia de producto coincide con su homólogo Thomas Ulbrich, responsable del recientemente creado departamento de electromovilidad de Volkswagen I.D., en que "es el momento de revolucionar el mercado del automóvil" para lograr los objetivos marcados de producir un millón de vehículos eléctricos al año en 2025.

El Volkswagen I.D. Neo será el primer modelo eléctrico que inaugure un nuevo modelo de negocio en la marca alemana

Sumándose a la estrategia de Volvo, el anuncio es parte del compromiso adquirido en el Acuerdo Climático de París 2015, que prevé un entorno social sin emisiones de dióxido de carbono con el objetivo de parar el calentamiento global, y del que los responsables de Volkswagen hablan como la "Ley Básica" para el nuevo modelo de negocio de la firma.

Jost apunta que la liquidación de gasolina o diésel se venderán entre 2030 y 2040. El mismo apunta que la nueva era que comenzará el próximo año con el primer eléctrico de la marca, el Volkswagen I.D. Neo, es la consecuencia de dos requisitos cruciales: precios asequibles y la oportunidad de producir automóviles con las autonomías adecuadas, quedando pendiente uno casi igual de importante o más, una infraestructura de carga a la altura.

El gigante alemán ha pisado el acelerador, claro está, especialmente desde que anunciara a mediados del pasado mes de noviembre la mayor inversión de su historia cifrada en 44 millones de euros para los próximos cinco años, 30 de ellos solo para investigación y desarrollo de movilidad eléctrica y el resto dedicado a la conducción autónoma y digitalización de servicios.

Fuente: Handelsblatt

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto