¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen Amarok AT35, un one-off diseñado para conquistar el Círculo Polar Ártico

    5

    Musculoso y agresivo, preparado para enfrentarse a cualquier tipo de terreno. Así es el Volkswagen Amarok, pero esta preparación especial va mucho más allá. Una obra especial de la división de vehículos comerciales de la marca alemana en cooperación con un carrocero islandés para afrontar los duros trayectos del Ártico hasta localizaciones casi inalcanzables.

    El Volkswagen Amarok se ha preparado especialmente para afrontar los paisajes más duros del invierno en Islandia

    Es una preparación especial y única llevada a cabo por un concesionario de vehículos comerciales de la firma alemana en Islandia y un carrocero especialista conocido como Arctic Trucks especializado en rediseñar modelos del mercado y adaptarlos a las necesidades demandadas por sus clientes para llegar a lugares inhóspitos.

    Un one-off que parte de la base de un pick-up carrozado de Volkswagen y que ha sufrido importantes modificaciones a nivel técnico para servir de apoyo logístico en el transporte de personas por las heladas carreteras durante el invierno de la isla, al sur del Círculo Polar Ártico, que se presenta bajo el nombre de AT35.

    Con una altura al suelo más elevada comparado con una versión convencional del modelo a la venta, el Amarok AT35 incluye una suspensión delantera y trasera de 25 mm, los arcos de rueda adaptados son de fibra de vidrio y ahora dejan ver unos grandes neumáticos especiales para todo-terreno de medidas 315/70R17 en ambos ejes.

    Neumáticos todo-terreno de mayor altura permiten que la preparación especial del Volkswagen Amarok supere todos los obstáculos hasta su destino

    En la vista frontal cuenta con unos faldones más grandes, mientras que en el interior se ha adaptado la caja de carga con una superficie de 1,45 metros cuadrados y con cajas ocupadas con un extintor de incendios, un generador portátil, sintonizador de radio VHF, una caja de herramientas y un kit de primeros auxilios con desfibrilador incluido.

    Debajo del capó se encuentra el motor diésel V6 de 3.0 litros que se monta de serie en los Amarok, con una potencia máxima de 224 CV. Las modificaciones no han alterado los ángulos de ataque y salida del pick-up alemán, que se mantienen ambos en un ángulo de 28º aunque sí ha aumentado la capacidad de vadeo.

    Nick Axtell, Gerente de ventas especializado en vehículos comerciales de Volkswagen, dice que "El Volkswagen Amarok ha sido un gran éxito desde su introducción y estamos encantados de verlo demostrar su valía en algunas de las condiciones más difíciles del mundo como el más extremo AT35".

    Volkswagen Amarok AT35, un one-off diseñado para conquistar el Círculo Polar Ártico