¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La EPA permite a Volkswagen volver a comercializar los modelos afectados por el Dieselgate

    La EPA ha autorizado al Grupo VAG a vender los vehículos nuevos afectados por el Dieselgate que se encontraban detenidos en el concesionario desde que estalló la polémica.

    Esto afecta a unas 12.000 unidades correspondientes a modelos 2015 que se encontraban desde entonces detenidos en los distintos almacenes y concesionarios de grupo.

    Vista aérea del Pontiac Silverdome, donde VAG almacena algunos de los vehículos recomprados.

    El grupo Volkswagen ha logrado dar otro paso en los Estados Unidos con la aprobación de la EPA para vender aquellos vehículos que se quedaron detenidos en los concesionarios cuando estalló el escándalo en 2015.

    Estos modelos, que ya se encontraban en los distribuidores o en las propias instalaciones del grupo, fueron inmediatamente prohibidos por las autoridades medioambientales, como al EPA o el CAARB, dejando miles de unidades recién fabricadas sin poder ser registradas y por tanto no pudieron ser puestas a la venta.

    Los particulares sin embargo sí que podían vender a otros particulares sus vehículos, aunque estuvieran afectados, pero los distribuidores no. Por lo que todas aquellas unidades que disponían de motores TDI no pudieron comercializarse.

    Otra de las localizaciones donde se almacenan los TDI afectados.

    Esta nueva aprobación de la EPA afectará tan solo a modelos del año 2015, que suman unos 12.000 vehículos en el territorio de los Estados Unidos, y podrán ser comercializados a pesar de no contar aún con la debida reparación. Esta se podrá efectuar a posteriori, pero los clientes deben ser informados en todo momento que están adquiriendo un vehículo que está señalado en una llamada a revisión y que debe someterse a la reparación que sea aprobada por la EPA.

    Esta reparación se podrá efectuar a inicios de 2018, un portavoz de la marca confirmaba recientemente que los concesionarios de la compañía tendrán todos los elementos necesarios para la llamada a revisión a principios del próximo año.

    Esta llamada a revisión afectará a unos 67.000 ejemplares del modelo 2015, a los que se sumarán los 12.000 que esperan desde entonces en los concesionarios de la marca por todo el país. Además de estos, Volkswagen ya tiene en su poder un gran número, por ahora indeterminado, de unidades que ya han sido recompradas a los clientes. Estas son las que podemos encontrar en los depósitos improvisados para ello, entre 3 y 6, que se encuentran en diversos puntos del país.