¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El nuevo Volkswagen T-ROC 2018 ya es oficial y estos son todos sus datos

    29

    El nuevo Volkswagen T-ROC ya es oficial, el nuevo SUV subcompacto de la marca alemana llegará al mercado antes de que acabe el año y su producción comenzará en breve, empleando la misma plataforma del Audi Q2, un modelo con el que comparte varios elementos.

    Primeras imágenes del nuevo Volkswagen T-ROC.

    La firma alemana ha presentado en streaming desde Italia el nuevo Volkswagen T-ROC 2018, su nuevo modelo B-SUV que toma como plantilla al Audi Q2 para llegar al segmento crossover sub-compacto a plantar cara a modelos de la talla del Nissan Juke o Renault Captur.

    A pesar de una filtración de última hora, en la que pudimos ver prácticamente al completo el modelo, la marca desvelaba en un evento especialmente organizado en Italia el nuevo crossover alemán, que llega con una imagen muy familiar, ya que goza de los elementos de diseño de la última hornada de modelos de la marca.

    Lo primero que nos llama la atención es el frontal, que nos recuerda al concept que lanzó la marca a modo de adelanto hace unos años. Las formas de la parrilla delantera y los faros son muy similares a los del Arteon, con las pequeñas ópticas horizontales siguiendo el juego de la parrilla, intentando crear la sensación de formar parte de ella. Bajo las ópticas principales encontramos un segundo juego de ópticas, de formas poligonales, enmarcadas por un atractivo LED, en la misma posición donde el concept montaba las enormes ópticas circulares.

    Acabado bicolor en algunas versiones.

    Toda la zona baja del crossover dispone de elementos plásticos protectores de color negro, y bajo los paragolpes un elemento de color metálico hace las veces de refuerzo, aunque no creemos que ningún cliente llegue a necesitar un refuerzo semejante. Este es un modelo de marcado carácter urbano, por lo que a pesar de que dispone de versiones de tracción total, ni bastidor ni neumáticos están pensados para salir del asfalto.

    Las ópticas traseras cuentan con formas poligonales, y la zaga dispone de varias aberturas que resaltan mucho la altura del modelo desde esa vista. El resultado es una figura muy dinámica, al estilo de lo que demanda el segmento B-SUV. En el interior nos encontramos con unas formas también muy familiares, ya que recuerda sobremanera al interior del recién presentado Volkswagen Polo.

    Como este, el nuevo T-ROC 2018 cuenta con un original salpicadero esculpido con formas rectas y poligonales, con la pantalla central en la zona superior del salpicadero, y con una pequeña consola central con los mandos de la climatización bajo ella. En el caso del Polo, entre estas encontramos las salidas de ventilación centrales, pero el T-ROC las dispone a los lados de la pantalla y de forma vertical

    Llegará al mercado en breve.

    El nuevo T-ROC emplea la misma plataforma MQB A1 del grupo alemán que emplea el Q2, por lo que no es de extrañar que encontremos elementos de este en el nuevo T-ROC, como el pilar C. De hecho, ambos modelos comparten la misma distancia entre ejes, 2.6 metros. El resto de medidas del nuevo B-SUV de Volkswagen son similares a las del Audi: 4,23 metros de longitud, 1,82 metros de ancho y 1,57 metros de altura. Aunque su maletero será algo mayor que el del Q2, pues dispone de 445 litros con los respaldos levantados, unos 40 litros más que el Audi. Su capacidad máxima, con respaldos abatidos es de 1.290 litros.

    Por el momento solo se han confirmado versiones mecánicas de combustión interna tradicional. En total, habrá disponibles 3 bloques gasolina y 3 diésel, motores de 3 y 4 cilindros y curiosamente, con los mismos niveles de potencia en ambos casos, 115, 150 y 190 CV. Según versiones encontramos tracción delantera o total y caja automática DSG de 7 velocidades.

    Versiones gasolina

    ND: No disponible

    Versiones diésel

    ND: No disponible

    Salpicadero similar, que no igual, al del Polo.

    Por el momento, la marca no ha revelado la estructura de la nueva gama, pero podemos contar con un equipamiento que incluirá desde las versiones de acabado más básicas ópticas LED tanto delante como detrás, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de prevención de colisiones con frenada de emergencia y asistente post-colisión, así como el asistente de mantenimiento de carril.

    En los acabados más altos encontraremos elementos como la carrocería en doble tono, asientos deportivos y pedales deportivos, e incluso iluminación ambiental en rojo. También encontraremos un paquete opcional R-Line, que dispone de nuevo diseño más agresivo para los paragolpes.

    El nuevo Volkswagen T-ROC 2018 ya es oficial y estos son todos sus datos
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto