¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Audi A5 Coupé 1.8TFSI Multitronic. De miedo

    67

    El archiconocido A5 se presenta en nuestra redacción con su elegante vestido Coupé en una versión realmente equilibrada. Esta vez se trata de la motorización de acceso gasolina, el 1.8 turbo de 160cv asociado a un cambio automático multitronic. El resultado da miedo, un conjunto más que deseable.

    Con un alto nivel de equipamiento y una potencia moderada, esta unidad del A5 nos demuestra que no hace falta una potencia desorbitada para disfrutar al volante de un vehículo bien fabricado devorador de kilómetros. Una vez más Audi nos muestra su buen hacer y deja claro que independientemente de la versión que se trate la calidad del A5 es innegable.

    Prueba

    Diseño Exterior

    El rojo Misano resalta las líneas de este Coupé creado por Walter Da Silva, quién no deja que olvidemos que se trata del coche más bello que jamás ha diseñado.

    Como te hemos contado en otras ocasiones el Audi A5 está disponible en tres carrocerías, una Sportback (ver prueba), Descapotable (ver prueba) y la de nuestra unidad denominada Coupé.

    Su eje delantero está ligeramente adelantado lo que tiene como resultado reducir el voladizo delantero para optimizar así la distribución de peso entre los dos ejes.

    Su longitud total es de 4’63m de largo, por una anchura de 1’85 m y una altura de 1’37 m. Por su diseño da la impresión de ser mucho más grande que un Laguna Coupé, por ejemplo, aunque sus medidas son similares.

    Esta impresión de debe al diseño de sus líneas que acompañado del acabado exterior, que transmite solidez.

    Además el paquete exterior S-line de nuestra unidad de pruebas contribuye a ser objetivo de miradas indiscretas.

    Algunos detalles del modelo, como su color, sus llantas de 18”, su salida doble de escape en el lado izquierdo o la parrilla delantera acompañada de sus pilotos LED´s delanteros que hacen que aunque el A5 no sea una novedad siga haciendo estiramientos de cuello a su paso, siga creando expectación y miradas celosas.

    Interior & Habitabilidad

    Nuestra unidad dispone de un paquete interior Sline que modifica el aspecto de los asientos siendo estos de tela Sprint y de Cuero, que a priori es la mejor solución entre sujeción y estética. Evitan el deslizamiento de los ocupantes en curvas cerradas.

    También dispone de las famosas llaves "manos libres", un sistema multimedia MMI que incorpora funciones como bluetooth, navegación o lectura de tarjetas SD a parte de contar con un sistema de Audio de alta fidelidad, controlable a su vez desde el volante multifunción.

    Aquí puedes leer mis impresiones del interior del A5 Coupe 2.7 TDI que probé hace un tiempo (para más detalles del interior también recomiendo que mires su video)


    El interior está homologado para cuatro ocupantes, las plazas delanteras son generosas (dispone de una anchura de 1.38m) siendo las traseras las más afectadas por su diseño exterior y por la caída del techo, aunque el acceso a estas es sencillo debido al tamaño de las puertas con ventillas sin marco y a la función “easy entry” que abate y desplaza de forma semi automática los asientos delanteros. Detrás el espacio es ajustado, pudiendose viajardurante largos recorridos sin sentir fatiga; uno de sus detalles son reposavasos traseros.

    El maletero tiene un volumen de 455L que aumenta hasta unos 829 si los respaldos de los asientos traseros se desbloquean y abaten. En vez de kit repara pinchazos, dispone de una rueda de repuesto.

    Audi ha dispuesto el interior del A5 para transmitir una calidad de primera y el conductor percibe a través del tacto la precisión de los acabados, desde el ajuste de los materiales hasta el olor interior ha ido estudiado a conciencia. No es broma, Audi como otros fabricantes tiene un departamento que estudia cómo debe oler sus vehículos.

    No han dejado ningún detalle al azar, el A5 es uno de sus coches más deseados y simbólicos. Aquí puedes leer mis impresiones del interior durante la prueba del A5 Coupé con motor 2.7 TDI.

    Seguridad

    Dispone de control electrónico de Tracción (ASR+EDS) y control electrónico de estabilidad (ESP), distribución electrónica de la Fuerza de frenado (EBV) y bloqueo electrónico del diferencial (EDS).

    El fabricante no ha querido descuidar ninguno de los aspectos del modelo, por el ello fruto de investigaciones de accidentes reales, el A5 y el resto de su gama de modelos, disfruta de varios sistemas de seguridad para garantizar el bienestar de sus ocupantes en caso de accidente.

    Si tienes un siniestro, lamentablemente nada está asegurado, pero no será por el empeño de Audi en garantizar la seguridad abordo. Los montantes del techo han sido diseñados para mantener el mayor “espacio de supervivencia” en caso de vuelco. Incorpora airbags para conductor, acompañante, así como laterales y en la zona pélvica para los ocupantes delanteros.

    Hasta el apoyabrazos y el material de los asientos ha sido estudiado para ofrecer una mayor protección. La activación de los airbags delanteros así como los laterales trabajan en comunión con unos sensor de aceleración que identifica si el golpe sufrido es frontal o lateral.

    En movimiento: Multitronic

    ¿Esto qué es? Se trata de un cambio de variador continuo. Este tipo de cambios no es nada nuevo, lleva usándose desde los años 60, entonces con dudoso éxito, ya que los avances técnicos solo permitían incorporar este cambio en vehículos de baja cilindrada, par y potencia.

    Desde hace unos años Audi ha modificado profundamente este tipo de cambio automático realizado diversas actualizaciones, mejorando el conjunto. Tras la puesta al día, el resultado es un cambio automático excelente de un peso realmente reducido.

    El cambio multitronic ofrece una serie de ventajas al conductor como son la comodidad que implica disponer de un cambio desatendido y la capacidad de reducir la marcha en hasta 3 relaciones de una vez si el conductor presiona violentamente el acelerador y la gestión electrónica del cambio considera oportuno la reducción para satisfacer la demanda de potencia.

    No es magia, funciona según el movimiento y profundidad del pedal del acelerador. Si el conductor desea iniciar la marcha pensando en el consumo o en prestaciones, el régimen del motor se adapta de una forma absolutamente suave o bien lo regula rápidamente en el margen del par de motor más alto.

    Por otro lado, al pisar el pedal de freno, o al detenerse ante un semáforo se produce una disminución del par motor transmitido por el cambio automático, lo que descarga el motor y conlleva a una reducción del consumo. El cambio multitronic intenta llevar el motor en su funcionamiento óptimo entre consumos y prestaciones.

    La gestión de marcha puede ser completamente automática (D), modo secuencial ( + -) desplazando la palanca suavamente o modo S, orientado a las prestaciones. Además independientemente de la configuración seleccionada los cambios pueden realizarse desde las levas.

    En movimiento: 1.8 TFSI

    Su motor gasolina aprovecha la tecnología TFSI fruto de combinar la turboalimentación con la inyección directa de combustible obteniendo como resultado una capacidad de aceleración en un amplio rango de revoluciones que corresponde a los esperado, no tiene unas cifras para poner el grito en el cielo, pero el coche se mueve con soltura y agilidad si es necesario.

    Su velocidad punta es de 228km/h y desde parado acelera hasta 100km/h en tan solo 8.4 segundos. Su consumo homologado es de 9.4L en ciudad, 5.9L en extraurbano y 7.2L como consumo medio.

    Al volante la aceleración se transmite de forma continua sin lagunas de potencia y la experiencia de conducción, no defrauda para nada. El cambio por las levas es todo un lujo para el modelo, encaja perfectamente con la motorización dandole un plus de disfrute.

    Siempre tengamos en cuenta que esta unidad anuncia un peso de 1530kg y que dispone de 160CV, no es un cohete, anda bien, responde con fuerza cuando se le necesita y es completamente válido (y tanto) para el día día.

    Si circulas de manera sosegada lo habitual es ver el cuenta revoluciones por debajo de 2000rpm, por debajo de 70km/h engrando la máxima marcha disponible podemos circular en torno a las 1.500rpm que bajará nuestra media de consumo.

    Todo lo contrario si conducimos en modo Sport “ a tope”, las revoluciones suben hasta el corte y el consumo a dos cifras altas, cercanas a 20…pero tranquilos que mantener este consumo taaaaan alto es improbable. Sin miramientos estanco el consumo en 13Litros a los 100km. ¿Es lo máximo que puede consumir? No.

    El cambio automático permite disfrutar de una conducción más emocionante cuando efectuamos el cambio mediante las levas ubicadas en l parte trasera del volante. Desde ahí el cambio es rápido y eficaz.

    El A5 nos pega con fuerza a sus asientos deportivos, su par motor máximo sale a relucir entre las 1500 y 4500rpm aunque no es hasta la 6.200rpm cuando el motor gasolina nos enseña sus dientes. La salida doble de escape no es de pega, modifica suavemente el sonido dandole un tono más bronco.

    A bordo se nota el trabajo realizado en la insonorización, mermada cuando pisamos el acelerador con decisión, así como el enfoque de Gran turismo y no de “auténtico deportivo” del modelo, debido a una suspensión más bien blandita, eso sí sin afectar a la estabilidad que se complementa con una dirección realmente suave que permite mover el volante sin esfuerzo incluso cuando se maniobra durante el estacionamiento.

    Audi A5 Coupé 1.8TFSI Multitronic. De miedo