• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Hyundai Kona 1.0 TGDI 120 CV a prueba (con vídeo)

Probamos el Hyundai Kona con motor gasolina de 120 CV y nivel de equipamiento intermedio. ¿Resulta suficiente su potencia para movernos en el día a día? Descúbrelo con nuestro vídeo y conoce a fondo el último crossover urbano de Hyundai.

Este es el nuevo crossover urbano de Hyundai. Se llama Kona y viene a luchar en un segmento donde hay una larguísima lista de competidores prácticamente de cualquier fabricante. Su llegada termina por completar la oferta SUV de Hyundai, junto al Santa Fe y al Tucson, sus hermanos mayores.

Esta unidad equipa un motor gasolina de 120 CV y el nivel de equipamiento intermedio “KLASS”. Según el configurador oficial de la marca está disponible -en este momento- desde 20.630 euros, pero ese precio en realidad es todo un espejismo porque cuando vayamos a comprarlo, gracias a sus descuentos promocionales, la cifra que tendremos que pagar para llevarnos una unidad como esta estará más entorno a 15 o 16.000 euros, según el equipamiento opcional con el que le carguemos, sin lugar a dudas una cifra mucho más atractiva. Aquí tienes los precios del Hyundai Kona.

Este crossover urbano cumple con el canon estético que impera en este segmento: un diseño agresivo, falsas entradas de aire, líneas muy marcadas, defensas de plástico en los pasos de rueda y barras de techo. El diseño exterior del Kona es un poco peculiar, los grupos ópticos delantero están divididos en luz diurna, luces de posición y en la parte más baja del paragolpes, las luces antinieblas.

Barras de techo y defensas de plástico por todos lados

La parrilla delantera tiene un diseño muy similar al de otros modelos de la casa, también luce llantas de 16 pulgadas, un acierto que no sean de 18 o 19, tendencia del mercado que no resulta nada útil en este tipo de coches. Las defensas de plástico y barras de techo se aprecian claramente desde su perfil, donde una línea de cintura que nace en la puerta delantera y muere con el nacimiento de los pilotos posteriores.

Tiene un diseño muy fino y abrazan el portón del maletero que nace con la luneta posterior, debajo de un generoso alerón que integra una luz de freno y embellecedores de plástico que se integran en el pilar C. El plástico también está presente en el paso de rueda posteriores, rodeando la luz de marcha atrás e intermitentes, y en la parte baja del paragolpes posterior.

El maletero tiene una capacidad de 361 litros y si abatimos los asientos, quedando una superficie casi enrasada por completo, dicha cifra aumenta hasta los 1.143 litros. Ofrece más maletero que un Peugeot 2008 o un Kia Stonic, pero menos que un Volkswagen T-Roc o Seat Arona. El piso del maletero está enrasado con la boca de carga y ello viene muy bien en el momento de cargar o descargar objetos muy voluminosos, ya que no hay que superar un escalón de acceso. Bajo el piso se encuentra una bandeja con compartimentos y bajo ella una rueda de repuesto de pequeñas dimensiones.

El maletero del Hyundai Kona ofrece hasta 1.143 litros

Un habitáculo espacioso

El color predominante en el interior del Hyundai Kona es el negro, los tonos grises, aunque en los niveles de equipamiento superiores algunos elementos pueden recubrir en verde lima o en rojo para dar una nota de color al pespunte volante y a los embellecedores de aire. Los asientos tienen un toque gris, con un patrón de diseño simple tanto en el respaldo como en la banqueta. Son de tela, recogen bien el cuerpo y resultan cómodos.

El volante multifunción de tres radios está recubierto de cuero, que transmite calidad al tacto. Los botones en su superficie son los habituales, permiten bajar o subir el volumen, cambiar la fuente del audio, colgar o descolgar el teléfono o consultar información del ordenador de abordo. La instrumentación es analógica, no hay la opción de que sea digital, emplea los colores blanco y azul en su velocímetro y tacómetro a derecha e izquierda respectivamente que se encuentran separadas entre sí por una pantalla TFT que muestra toda la información del ordenador de abordo, datos de consumo, estado del vehículo, autonomía, etc. En los niveles de equipamiento superior puede equipar un Head Up display, novedad para este fabricante.

El salpicadero está coronada por la pantalla del sistema multimedia. El Hyundai Kona tiene disponible tres, según el nivel de equipamiento. Una de 5 pulgadas monocroma para el nivel de equipamiento de acceso, la que equipa nuestra unidad, táctil de 7 pulgadas y en el nivel de equipamiento más caro una de 8 pulgadas. El sistema de nuestra unidad es compatible con Apple Car Play & Android Auto, podemos conectar nuestro teléfono por Bluetooth y personalizar algunos menús, para hacer atajos con las opciones que usemos más habitualmente.

Habitáculo en plazas delanteras

Bajo el modulo del climatizador tenemos un pequeño espacio para dejar objetos, un puerto USB y conexión de Audio para fuente externas y dos enchufes de mechero. Muy útil para enchufar periféricos que necesiten electricidad. Entre la palanca de cambios de 6 relaciones y el freno de mano, hay dos botelleros. La habitabilidad delante se completa con un apoyabrazos abatible que hace las funciones de guantera.

Hay un “pero” con los materiales de empleados, todo está cubierto de plástico que no está acolchado, que es realmente donde está el punto flojo. Por otro lado la calidad de ensamblamiento es buena y no puedo apreciar holguras. Lo ideal sería que algunos de estos elementos, donde habitualmente toquemos estén ligeramente acolchados para transmitir una mayor sensación de calidad. Para que sean más vistosas toda la superficie del salpicadero y de la parte superior de las puertas tiene en relieve una especie de patrón hexagonal para darnos un poco de alegría a la vista.

Hyundai afirma que ha puesto especial atención en el momento de diseñar la suspensión trasera, el sistema de tracción a las cuatro ruedas que nuestra unidad no equipa, el sistema de escape y el tanque de combustible para ofrecer la mayor habitabilidad posible en las plazas traseras, pero teniendo en cuenta las dimensiones del modelo y la capacidad del maletero tenemos que ser realistas, no podemos esperar milagros.

Plazas traseras del Hyundai Kona, mucho mejor para dos

Con una estatura de 1.8 m y los asientos delanteros adecuados a mi estatura, la plaza posterior ofrece espacio para pasajeros con mi estatura e incluso con estaturas de 1,9 metros. Si la fila está ocupada por dos adultos el tercer ocupante, que irá a parar a la fila central, deberá ser un niño. La cota de anchura no es suficiente para tres adultos. Echo en falta un reposabrazos central abatible (que además se comunique con el maletero) para cuando esta fila esté ocupada por dos ocupantes, añadiría un extra de comodidad.

Impresiones de conducción

El Hyundai Kona ofrece dos versiones diésel de 115 y 136 CV, 2 versiones eléctricas, y otras dos variantes de gasolina, una 1.6 de 177 CV y la que estamos probando la 1.0 TGDI que desarrolla 120 caballos de potencia. Me parece curioso que la motorización gasolina de acceso tenga esta potencia y no 75 o 90 CV

Según los datos homologados esta versión pesa de 1.308 kg, este motor tricilíndrico de 998 cc le permite alcanzar una velocidad máxima de 181 km/h, realizar el 0 a 100 km/h en 12 segundos y generar un par máximo de 172 Nm entre las 1.500 y 4.000 rpm, ¿pero todos estos datos que significan en la práctica?

Hyundai Kona en movimiento: resulta ágil

La versión 1.0 TGDI me parece una opción acertada para la gran mayoría de conductores, sus prestaciones son suficientes y pueden mover la Kona con agilidad. Si pisamos el pedal del acelerador a fondo el modelo responde y además es posible circular en marchas largas manteniendo una reserva de aceleración razonable, eso es lo positivo de que su par máximo esté disponible desde la parte baja del tacómetro, pero si habitualmente ocupamos su maletero con mucha carga, viajamos con más de 2 acompañantes o circulamos por trazados con grandes pendientes en contra de la marcha, puede que en esos momentos puntuales echemos en falta el extra de potencia que ofrece la versión de 177 CV, que hasta la fecha solo está disponible con cambio automático.

Esta versión homologa un consumo medio de 5,2 litros cada 100 km, correspondiente 6 litros para recorridos urbanos y 4,7 en carretera. En mi experiencia si he encontrado una disparidad de registros a tener en cuenta: en ciudad entre 7,2 y 7,6 litros, en carretera entre 6,2 y 6,7 litros. No hablamos de un consumo desorbitado pero sí de 1 o 1 litro y medio de más en comparación con los registros homologados.

También he comprobado como el gasto de combustible es muy sensible a los abusos que cometemos con el acelerador. Del mismo modo si no tenemos prisa y bajamos ligeramente el ritmo nos veremos muy recompensados con bajos consumos y eso que para ayudarnos a bajarlos, el Kona muestra en su instrumentación un indicador de marcha recomendada y un sistema de Stop & Start, que me ha parecido lento y que lo más probable es que acabes desactivándolo.

Tiene una altura libre al suelo de 17 centímetros

Este motor no es muy ruidoso ni transmite vibraciones molestas, es agradable de conducir y transmite su potencia de una manera muy escalonada. Pero no hay una buena insonorización en el habitáculo se le oye de forma clara desde el interior, aunque no tanto como para ser molesto, pero durante las aceleraciones contundentes su sonido penetra en las plazas delanteras. Su dirección no es blanda, bastante directa, transmite información y permite realizar cambios de dirección de una manera razonablemente precisa, es algo que agradezco, ya que si estuviera muy asistida, muy maquillada, no me transmitiría tanta seguridad al conducir.  La suspensión sostiene la carrocería con firmeza en todo momento, incluso en los apoyos en curva y si el asfalto está degradado, con baches o roto transmite vibraciones al interior de una manera muy clara.

Conclusiones

Tras convivir con el modelo, a juzgar por los giros de cabeza que realizaban los peatones a mi paso, parece que uno de sus puntos fuertes es su aspecto exterior, un poco atrevido. Pese a su aspecto SUV, me ha gustado las sensaciones de conducción, se trata de un vehículo más ágil de los que esperas. Su punto fuerte sin duda es su precio, gracias a sus promociones y descuento su precio final es bastante bajo y por tanto la relación precio producto resulta muy atractiva.

Teniendo en cuenta esto último supongo que os parecerá un poco raro que me atreva a criticar algo del interior, pero si algunos plásticos del interior estuvieran un poco más acolchados transmitirán más calidad y ello le haría ganar muchos puntos. Echo en falta un reposabrazos abatible en la plazas traseras que comunique con el maletero y por último, otro dato ligeramente negativo ha sido el consumo obtenido, superior de lo que esperaba.

Nota: 7.7

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto