Prueba Hyundai i20 2018, todo lo que necesitas

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(15 fotos)

Nos desplazamos hasta la ciudad alemana de Frankfurt para acudir a la presentación internacional del nuevo Hyundai i20. Allí pudimos comprobar en primera persona los cambios realizados sobre el utilitario estrella de la marca coreana. Unos cambios que, por supuesto, son bien recibidos.

El renovado modelo utilitario de la marca coreana, el Hyundai i20 de 5 puertas

El Hyundai i20 ha experimentado en sus últimas generaciones un cambio que realmente es para tomárselo muy en serio. En un segmento tan complicado y dominado por históricas marcas conocidas en el mundo entero, Hyundai ha sabido posicionarse como una alternativa real a coches como el recién estrenado Ford Fiesta o el Seat Ibiza.  

Bien es cierto que Hyundai no es ni una lejana sombra de lo que fue en sus inicios, hace unos 25 años, cuando aterrizó en España. Actualmente está al frente de ventas, y lo que antaño era una mera ilusión para los coreanos, hoy en día es algo cotidiano: que la gente quiera comprar un Hyundai. Han hecho un buen trabajo los asiáticos. 

Y siguiendo esta línea ascendente cualitativa y cuantitativa, realmente me encuentro con muchas ganas de probar de qué manera han podido mejorar un coche ya de por sí muy bueno. Por lo que pusimos rumbo a la ciudad alemana de Frankfurt, donde nos esperaban los renovados Hyundai i20 de 5 puertas y el Hyundai i20 Active, la versión SUV del compacto.

Su trasera también ha pasado por el aro de la actualización 

Conozcamos un poco el modelo

El Hyundai i20 es un utilitario compacto de 4.035mm de longitud, 1.734mm de anchura y 1.474mm de altura. Idénticas medidas con su predecesor, el Hyundai i20 “pre-restyling”, nada ha cambiado en este aspecto, sus novedades, además de diversos detalles estéticos, se centran principalmente en su mecánica. 

Hyundai hace especial hincapié en su apuesta por el coche de gasolina. Ahora ya podemos olvidarnos de encontrar alguna motorización de gasóleo en su catálogo de motorizaciones. Lo sentimos por los amantes de este carburante. 

Actualmente su gama mecánica se resume en dos únicos motores. El tetracilíndrico atmosférico con 1.2 litros de cubicaje y con potencias de 75 y 84 CV. La siguiente opción encontramos un tricilíndrico con dos niveles de potenciación, un 100 CV y otro más potente de 120 CV. La marca decanta sus miras de ventas sobretodo al motor tricilíndrico de 100 y 120 CV, pero por supuesto, sin desatender en ningún momento las ventas que pueda tener el motor de cuatro cilindros. Muchos son los clientes que se sienten atraídos por su oferta de calidad a un precio muy competitivo. 

El tatarabuelo del Hyundai i20 no quiso perderse la cita alemana, y hasta allí acudió el Hyundai Pony

Aunque aún no sabemos el precio final con el que partirá el nuevo Hyundai i20 en nuestro país, si sabemos que su variación con respecto al modelo saliente será mínima o incluso inexistente en ciertos casos.

La renovación del utilitario goza de novedades tan interesantes como unos nuevos faros traseros con un renovado diseño mucho más atractivo y moderno. En contra, sus faros delanteros permanecen inalterados, luciendo el mismo diseño que su predecesor. 

Su parrilla frontal ha pasado por el aro de la renovación. Encontramos ahora un nuevo diseño integrando las famosas lamas interiores en forma de cascada tan identificativas del diseño puramente Hyundai. Sin salirnos de su frontal también vemos que su parachoques ha sido rediseñado, ofreciéndonos ahora una imagen mucho más atractiva. 

Sus renovados faros traseros

Girando nuestra vista hasta el perfil del vehículo, observamos que este se conserva intacto, salvo por las llantas de nuevo diseño, con medidas de 15 o 16 pulgadas y la nueva posibilidad de configurar el techo en color negro en contraste con el elegido para el resto de la carrocería. Hasta ahora solo disponíamos del pilar C oscurecido.

Su vista posterior, al igual que en su frontal es muy conservadora. Descubrimos un nuevo parachoques, con una moldura decorativa en color negro, y unos faros con un renovado diseño. Una de las cosas que más llama la atención de la zona posterior es la nueva posición para la placa de la matrícula, situándose ahora en el centro del portón del maletero en lugar del parachoques, donde se situaba hasta ahora. 

Por último, el i20 de 5 puertas ahora podrá optar a montar techo panorámico y elegir un total de 10 colores para su carrocería, entre los que se incluyen 3 nuevas tonalidades: Tomato Red, Champion Blue y Clean Slate.

El maletero del i20 marca una capacidad total de 326 litros

En el maletero encontramos un espacio de carga con unos correctos 326 litros de capacidad. Para que podamos hacer una comparación con sus competidores, el Ford Fiesta homologa un total de 292 litros, el Seat Ibiza 355 litros y el Renault Clio 300 litros, por lo que podríamos catalogarlo como un buen espacio de carga, pero no destacable dentro de los utilitarios. 

Otra novedad para el utilitario es el mayor nivel de equipamiento de seguridad. Incluyendo el llamado SmartSense, esto hace referencia a dicho equipamiento, el cual incluye: Avisador de cambio involuntario de carril, el sistema de mantenimiento en el carril, Sistema de prevención de colisión frontal, alerta de atención del conductor y el asistente de luces largas

El nuevo Hyundai i20 aumenta su equipamiento de seguridad

Conduzcamos el nuevo i20

Una de las primeras impresiones que tuve al subirme al nuevo utilitario coreano, es que se siente superior a algunos coches de la competencia. Como he dicho al principio, Hyundai no es ni una lejana sombra de lo que fue hace años, y así es. El i20 ha dado un salto de calidad, tanto en sus materiales como en su puesta a punto de cara a un recorrido de largos kilómetros. Por supuesto, este tipo de sensaciones tenemos que cogerlas con pinzas, ya que el modelo más básico que ofrecerá la marca seguro que está bastante alejado del modelo que pude probar en Frankfurt. 

Su interior ha ganado en calidad de materiales y buena habitabilidad 

Su interior está presidido por la pantalla central de 7 pulgadas táctil con conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, éste integra navegación, multimedia o conectividad con nuestro Smartphone. Este sistema solo estará disponible como opción en los más altos acabados, para los modelos de entrada Hyundai incorporará una pantalla de 5 pulgadas monocromo

El cuadro de mandos, ofrece una configuración tradicional, dos grandes esferas, una del velocímetro y otra para el tacómetro de las revoluciones. En el centro una pantalla en la que podremos encontrar información de nuestra conducción en tiempo real: el consumo instantáneo, consumo medio, GPS (en caso de incluirlo), información del sistema multimedia de audio, etc…

Una vez te acomodas en sus asientos, muy cómodos por cierto, sientes que todo está a tu alcance. Al ser un coche de dimensiones reducidas, no sientes la incomodidad clásica de temer por rozar el coche al insertarte en una estrecha calle. El coche ideal para el día a día en tu ciudad

Sus asientos son muy cómodos, tanto para unos desplazamientos por ciudad como para largos recorridos

El cambio manual de 6 velocidades va realmente bien, es muy cómodo e intuitivo a la hora de subir o bajar marchas, además de poseer un tacto suave y bien dirigido. Quizás en el conjunto de sus cambios, la mayor pega que le pondría a este coche, cuando hablamos de su conducción, es que peca de poseer un embrague excesivamente blando. No, no exagero. Probablemente sea el embrague más suave que ha pasado por la suela de mi zapato izquierdo. Para algunas personas quizás esto no sea algo precisamente negativo, pero la realidad es que pierdes completamente la sensibilidad con el punto del embrague, un pequeño toque de dureza no vendría para nada mal. 

Y si eres de los que no le gustan los embragues, ni más duros ni más blandos, Hyundai pone a tu disposición un nuevo cambio automático de doble embrague con 7 relaciones. Una caja que funciona realmente bien en todos los escenarios diarios posibles. Si es cierto que quizás echamos de menos algo más de rapidez en sus reducciones, pero no podemos olvidar de que el Hyundai i20 no es un deportivo, ni aspira a serlo, y con lo que nos ofrece vamos bien servidos para nuestros desplazamientos diarios. 

Al contrario del feedback que proporciona su embrague (poco), he de confesar que me esperaba una dirección blanda y con poco feeling. La sorpresa llegó cuando lo que me encontré era totalmente diferente, un tacto perfecto para un coche de este tipo, ni tan suave que no transmita nada, ni tan duro que acabe siendo incómodo conducirlo. La dureza justa. 

La renovada trasera ha ganado en atractivo

Otra de las novedades que nos trae el nuevo Hyundai i20 es la incorporación del sistema Start-Stop de serie en todos los motores de su gama. Con este sistema, la marca, pretende reducir el consumo en todo su abanico. Bien es cierto que en este tipo de pruebas, son tan cortas y dispones de tan poco tiempo que no podemos sacar una medición de consumo exacta, aunque nuestro i20 montando el motor 1.0 de 120 CV con caja manual, marcó una media de 6,3 litros, nada mal, pero tendremos que esperar a hacerle una prueba completa para sacar mejores conclusiones en este apartado.

Cuando nos ponemos al volante del Hyundai i20 tenemos que mentalizarnos de que su conducción será tranquila y dócil, nada de grandes aceleraciones para adelantamientos ni nada parecido. Cierto es, que es un coche con el que si quieres correr, vas a correr, pero en ningún momento tendrás las sensaciones de conducir un utilitario deportivo. 

Pequeña toma de contacto con el i20 Active

Como he dicho anteriormente, en las presentaciones siempre tenemos un tiempo muy limitado con el que podemos hacer pocas cosas con los coches que vamos a probar. En el mismo momento en el que podíamos conocer al i20 de 5 puertas, paralelamente también conocíamos el nuevo i20 Active, el hermano crossover del utilitario. Desgraciadamente, no pudimos probarlo todo lo que desearíamos. 

El Hyundai i20 Active que también pudimos conocer brevemente en Frankfurt

Estéticamente se diferencian por una mayor altura libre al suelo, un embellecedor de plástico en negro mate que rodea todo el coche a modo de protección contra piedras o cualquier otro elemento con el que la pintura de un coche no se lleva del todo bien. Unas barras en el techo y una pequeña defensa en el parachoques delantero ponen el acento diferenciador al conjunto.

A esto tenemos que añadir también un parachoques delantero y trasero rediseñado. Los antinieblas ahora poseen un diseño redondo, en lugar de trapezoidal con en el caso del 5 puertas, además de su parrilla delantera diferenciada. En su trasera encontramos también una pequeña defensa en tono gris y unos catadióptricos redondos colocados en la parte inferior del parachoques. 

Fue una ruta corta a bordo del pequeño Crossover, y la mayor parte por las autopistas alemanas. Si, de esas que no tienes límites de velocidad. El i20 Active, se siente muy parecido al modelo del que procede. Su interior está prácticamente calcado y su conducción por estas vías rápidas es casi idéntico. 

Foto de familia entre los i20 de 5 puertas y los Active

Si es cierto que el Active peca de sobre balanceo en cuanto intentas adentrarte en una curva algo más rápido de lo que deberías, esto es debido a la mayor suavidad de sus amortiguaciones para hacer frente a los caminos en los que podremos adentrarnos.

Tendremos que esperar para hacer una prueba más intensiva a este modelo y daros una información más detallada del mismo, pero como he dicho, me dio la sensación de que ambos modelos eran prácticamente idénticos. 

Momento espectacular con el i20 R5 

Una vez acabamos las pruebas dinámicas, hubo tiempo para que el equipo de Rally de la marca nos diese una exhibición de buen manejo al volante del Hyundai i20 R5, dejándonos a todos los asistentes impresionados y con una pequeña sonrisa en la cara tras disfrutar del nivel de petardazos que puede llegar a ejecutar un coche de este calibre. Impresionante cuanto menos. Para que pudiésemos compararlas prestaciones entre el coche de Rally y su homólogo civilizado nos mostraron una imagen cuanto menos inquietante. 

Cifras comparativas entre un i20 de calle y el i20 R5... Brutalidad pura

Las cifras hablan por si solas: 120 CV para el modelo de calle frente a los 380 del modelo indomable, 172 NM de par máximo en el ciudadano versus 450 NM de su hermano loco. Podría seguir enumerando ese tipo de datos, pero creo que pocos de nosotros podremos ni si quiera pensar en conducir uno, menos aún adquirirlo. 

Conclusiones

En conclusión, el Hyundai i20 de 5 puertas me ha parecido un coche muy completo, no necesitas más para moverte en tu día a día, incluso si precisas de hacer un viaje de larga distancia este pequeño se portará mejor de lo que esperas. Pequeño y cómodo, además de tener con un consumo contenido.

Mi apuesta, claramente, es para el motor tricilíndrico turboalimentado de 1.0 litros. Ya sea el nivel de 100 CV o el de 120, la verdad es que nos proporciona un buen número de caballos para un coche que en la báscula no sube de los 1200 kilos. Más que suficiente. Todo esto unido a una dinámica muy buena. Hyundai lo ha vuelto a hacer. Chapó por los asiáticos.

El Hyundai i20 R5 nos dio una buena dosis de petardazos y ruedas ahumadas. Impresionante.

Nota: 7.9

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto