Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaNissan e-NV200, presentación (III): Diseño exterior e interior y capacidad de carga

10

El Nisssan e-NV200 ha crecido en longitud y anchura respecto a las versiones diésel. De esta manera puede ofrecer un espacio y caàcidad de carga sobresalientes. Por dentro cambia la instrumentación, consola central y palanca de cambios. Destinada a un uso más familiar, la versión Evalia, cuenta con elementos de confort adicionales.

El Leaf se concibió desde el inicio como un coche eléctrico pero, al contrario, el Nissan e-NV200 es un modelo basado en el NV200 que ya estaba en el mercado con motores diesel dCi de 90 y 110 CV. Podemos tener la impresión de que la variante eléctrica es más de lo mismo, pero nada de eso: los cambios introducidos son notables hasta el punto de que el 30% de sus componentes son específicos para el e-NV200.

En nuestra galería de fotos podrás ver todos los detalles del nuevo Nissan e-NV200

Diseño exterior

La furgoneta de cero emisiones de Nissan tiene un aspecto distintivo y propio gracias a la adopción de un nuevo frontal que recuerda al del Leaf. Esta modificación supone un aumento de la longitud total del vehículo en 160 mm, que crece hasta los 4.560 mm de largo.

Para adoptar el conjunto de propulsión eléctrico ha sido necesario incrementar la anchura en 60 mm, creciendo también la vía delantera en 40 mm. El resto de dimensiones se mantienen idénticas a las del NV200 de motor convencional, aunque pasa factura en la báscula con un aumento de peso de unos 250 kg.

El detalle azulado de las luces diurnas es una seña de identidad

Los faros integran unas luces diurnas en forma de flecha con el característico tono azulado que está presente en los eléctricos de Nissan. Entre ambos, el logotipo de la marca -también en color azul- se sitúa sobre una trampilla que aloja los conectores eléctricos para la recarga de baterías. La parte inferior del piso está carenada para optimizar la aerodinámica.

En la vista lateral destacan los pasos de rueda, más voluminosos que los de la furgoneta con motor de gasóleo, y los logotipos Zero Emission en la parte baja de las puertas delanteras. Las puertas laterales traseras son deslizantes -en el caso del Furgón sólo se ofrece una puerta, la segunda es opcional-. Esta versión eléctrica luce nuevos diseños de tapacubos y llantas de aleación que, además, crecen en tamaño puesto que el Evalia tiene llantas de 15 pulgadas -en el dCi son de 14-.

Con 4,56 m de longitud, el e-NV200 es más grande que la versión diésel

La trasera está dominada por dos puertas asimétricas en proporción 60:40 -Furgón- o un gran portón de apertura vertical -Combi y Evalia-. El portón necesita de un gran espacio libre tras el vehículo para poder realizar su apertura debido a su tamaño. A ambos lados figuran los finos pilotos traslúcidos con tecnología led.

La carrocería del Nissan e-NV200 cuenta con una nueva gama de colores con y seis tonos disponibles para la versión Furgón y ocho tonos para las versiones de pasajeros Combi y Evalia.

El Nissan e-NV200 está disponible en versiones Furgón, Combi y Evalia

Diseño interior

El nuevo Nissan e-NV200 muestra pocas modificaciones en su habitáculo. Los cambios se concentran en la instrumentación, consola central y palanca de cambios. El interior está repleto de plásticos duros, aunque la versión Evalia cuenta con un revestimiento adicional que aumenta el confort y la sensación de calidad.

La instrumentación tradicional deja paso a una específica con una gran esfera central con un velocímetro digital e indicadores de la descarga y recuperación de la energía, de la potencia entregada y de la autonomía restante estimada. A la derecha se encuentra una pantalla multifunción con la información del ordenador de a bordo - fecha, hora, temperatura exterior, kilometrajes total y parcial-, la presión de los neumáticos, el estado de carga de la batería y la cantidad de energía recuperada.

La instrumentación es todo un acierto: muestra un diseño claro y moderno

Los diferentes botones y mandos quedan muy a mano salvo los que ajustan los retrovisores eléctricos y la calefacción de asientos y volante, que quedan a baja altura y poco visibles. También está cerca del conductor la palanca de cambios de nuevo diseño, que es diferente de la que ofrece el Leaf y también de la que equipan las versiones con motor de combustión. Por su parte, el freno de mano queda alejado al estar ubicado al lado del asiento del pasajero.

La consola central puede contar con un sistema de navegación idéntico al del Nissan Leaf y especialmente pensado para coches eléctricos. Además dispone del sistema Carwings, una funcionalidad que, mediante un smartphone o un ordenador, permite controlar de forma remota las funciones de carga, monitorizar la autonomía, ajustar la climatización y planificar trayectos.

El navegador del e-NV200 ofrece funciones específicas para su condición de vehículo eléctrico

La posición de conducción es muy elevada y proporciona un buen dominio del tráfico urbano aunque el pilar A resta algo de visibilidad en algunos giros debido a su anchura. Los asientos son cómodos, sujetan muy bien el cuerpo y están tapizados en tela -una más suave en el Evalia y otra aparentemente más resistente en las versiones de uso industrial-.

La e-NV200 lidera la categoría por su capacidad de carga

Los usuarios con una estatura baja o media encontrarán con facilidad una postura correcta de conducción tras el volante del e-NV200. Sin embargo, esta furgoneta no es aconsejable para los conductores de estatura elevada porque no estarán cómodos a pesar de que el espacio en altura sobra por doquier.

El problema es que el volante no es regulable en profundidad lo que obliga al conductor a adelantar mucho su asiento. Aún con las rodillas pegadas al salpicadero, hay que viajar con los brazos muy estirados para poder manejar el volante, que se encuentra en una posición muy horizontal. En definitiva, una posición forzada poco adecuada para un modelo que está pensado para un uso muy frecuente.

La posición de conductor elevada facilita la visibilidad en ciudad

Otro detalle que demuestra que la furgoneta de Nissan no está pensada para conductores altos es que el retrovisor izquierdo alcanza el tope de su regulación antes de llegar al ángulo deseado, lo que nos deja una visibilidad menor de la esperada. Tampoco ayudan los módulos de los elevalunas que sobresalen de las puertas, son duros y quedan justo a la altura de las rodillas así que pueden resultar molestos.

En todo caso, la habitabilidad para los pasajeros no es uno de los puntos fuertes del e-NV200. Delante, el salpicadero desciende mucho y deja poco espacio para los pies. Las plazas traseras de las versiones Combi y Evalia tampoco gozan de mucho espacio longitudinal. Las ventanillas son deslizantes y dejan una abertura pequeña, puede resultar un poco agobiante. En esta segunda fila el piso es completamente plano y permite acomodarse a un pasajero central, aunque su asiento es más estrecho que el de los extremos. Las versiones de pasajeros disponen de salidas de aire en la parte trasera.

El espacio para las piernas en las plazas traseras es algo justo

Espacio de carga

Decíamos antes que el espacio que disfrutan los pasajeros no es destacable y es que Nissan parece haberse esforzado en beneficiar la capacidad de carga de esta furgoneta. No en vano, es la que ofrece el mayor espacio de carga en su categoría, con nada menos que 4,2 metros cúbicos de capacidad -2,27 metros cúbicos en las versiones de cinco plazas-.

Esos 4,2 metros cúbicos suponen el mismo espacio de carga que la variante diesel ¿Dónde está el truco? En las dimensiones. Como es más ancha que la versión con motor de combustión, el e-NV200 goza del mismo espacio y hasta se permite el lujo de tener una carga máxima autorizada superior que alcanza los 770 kg.

El Nissan e-NV200 Furgón puede transportar hasta 770 kg de carga

La longitud de carga del e-NV200 en su versión de dos plazas es de 2,04 metros. Para hacernos una idea, la trasera admite dos europalets de dimensiones estándar. Ya sea en la versión de puerta trasera de doble hoja o portón vertical, el espacio de apertura es enorme y facilita las operaciones de carga y descarga. También aquí resulta una ventaja el bajo umbral de carga, a sólo 52 cm del suelo.

Noticias relacionadas

Nissan e-NV200, presentación (III): Diseño exterior e interior y capacidad de carga
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto