¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Nissan X-Trail 1.6 dCi 4x4: exterior, interior y maletero (I)

10

Los SUV de siete plazas se han convertido en una alternativa más atractiva a los monovolumen de similar propósito para algunas personas. Nissan nos ofrece en el X-Trail más funcionalidad que en el Qashqai, y con un precio al menos razonable.

El X-Trail ha reemplazado en cierta manera a dos modelos a la vez, el Qashqai+2 (siete plazas) y un SUV de homónimo nombre, más chapado a la antigua. El actual X-Trail tiene un mayor carácter de turismo, y por su precio ofrece mucho más que alternativas Premium más pequeñas, y obviamente de cinco plazas. No es un Qashqai grande, la diferencia exterior e interior se nota.

Según Nissan, han querido hacer al X-Trail muy ligero, y ha rebajado en casi 100 kg las cifras del SUV anterior. Una de las medidas de ahorro ha sido el portón trasero, que está hecho principalmente de plástico y no de acero. En contraposición, tenemos un capó muy pesado, de acero, que seguramente pesa mucho para equilibrar más el coche.

De todas formas, sorprende que el Dacia Sandero tenga apertura de capó con hidráulicos automáticos -no requiere esfuerzo- y en el X-Trail hay que hacer algo de fuerza. Por otro lado, la versión analizada -Tekna- tiene faros integrales en LED con luz diurna en forma de bumerán, techo solar panorámico, cuatro cámaras que permiten vigilar su entorno, y llantas de 19 pulgadas.

Podemos apreciar en las imágenes que los pasos de ruedas están muy marcados pero no denotan un gran recorrido posible de la suspensión. Esto significa que al circular fuera de carretera hay que ir muy despacito, ya que la suspensión está planteada como en un turismo, y no tiene apenas flexibilidad para pisar baches o pisar alguna piedra. No hay que verlo como un todoterreno, tampoco lo pretende.

Sin embargo, con 210 mm de altura libre, está un poco más capacitado que el Qashqai para salir de la carretera y afrontar pistas, ya que cuenta con 20 mm más de margen. Por otro lado la dinámica de conducción es mejor en el Qashqai, al ser un modelo más ligero y 100 mm más bajo, aunque la sensación de estabilidad puede ser mejor en el X-Trail al tener 76 mm más de separación entre ejes.

Aunque X-Trail y Qashqai están suficientemente diferenciados, un ojo poco entrenado podría llegar a confundirlos. En el interior encontraremos una similitud total en el salpicadero, consola central y tablero de instrumentos, aunque en el X-Trail se ha cuidado un poco más la calidad porque es un modelo un poco más lujoso. Otros materiales poco susceptibles a ser tocados tienen peor presentación, como en el Qashqai. La combinación de colores crema es más vistosa que la oscura, como puede verse en las imágenes.

La versión Tekna viene con asientos de cuero de serie a juego con el salpicadero, y van calefactados

Por dentro el X-Trail ofrece cinco cómodas plazas, siendo las de la tercera fila opcionales. Por su tamaño y cotas solo me parecen útiles para adultos bajitos y poco corpulentos, o niños de mediana edad. Además, para que vayan cómodos, hay que echar la banqueta de la segunda fila hacia delante (con un recorrido de 26 cm) para que quepan bien los pies.

Para cuatro o cinco adultos el X-Trail ofrece buenas cotas espaciales, sobre todo con la banqueta en su posición más retrasada. Además, los respaldos de la banqueta, partida asimétricamente, tienen varias posiciones de inclinación. La plaza central se abate por sí misma, no es excepcionalmente cómoda pero puede servir para una persona delgada. El túnel central no es nada molesto, y hay salidas de aire para la zona trasera.

Frente al Qashqai, en el X-Trail se dispone de más espacio para las piernas y más altura para la cabeza. Cuatro adultos de 2 metros de altura se sentirán a sus anchas en este modelo, evidentemente con las plazas de la tercera fila inutilizadas y plegadas. El amplio ángulo de apertura de las puertas traseras facilita la entrada y salida, y para acceder a la tercera fila el lugar más adecuado es el lado derecho. Es el más fácil de abatir y requiere menos contorsionismo.

La plaza central trasera será incómoda para cualquier persona mínimamente ancha de caderas

Los pasajeros de este SUV se sentirán en una atmósfera agradable, con un notable aislamiento del mundo exterior, y donde el ruido del propulsor se nota poco. En esta ocasión hemos probado el motor diésel -no hay más- 1.6 dCi de 130 CV, muy agradable en general. La alternativa gasolina, 1.6 DIG-T, también es muy buena en ese sentido. Normalmente los motores se notan poco. Ojo con el techo solar y los espejos retrovisores, son pequeñas fuentes de ruido en condiciones concretas.

Hay portaobjetos por doquier, incluso en la tercera fila se han previsto lugares para dejar objetos. En las plazas delanteras llama la atención el tamaño del cofre central -donde cabe una tableta de 10" y hay compartimento específico para móviles- o el doble posavasos con una salida de aire para mantener la temperatura más controlada en verano. Se agradece mucho lo que cubren las viseras, con los primeros rayos de sol o el atardecer suponen una gran ayuda al conductor y pasajero frontal.

Ergonómicamente está bien resuelto, pero debo objetar por la gran cantidad de botones a la altura de la rodilla del conductor, aunque no se han previsto para su utilización en marcha. El resto de los mandos se encuentran con facilidad y el conductor no tenderá a distraerse buscando botones. Eso sí, hay que saber dónde están los interruptores de la calefacción de los asientos, cerca de los anclajes de los cinturones. Los asientos no van ventilados en ningún caso.

Las cabezas de los ocupantes de la tercera fila quedan muy cerca del cristal, ya que es un 5+2, no un siete plazas puro

Cuenta con 550 litros de maletero en versiones de cinco plazas, reducidas casi 100 litros en el caso de tener la tercera fila de asientos. Al menos no hay pérdida de espacio por ser una versión de tracción total. Si se usan todas las plazas, la capacidad es justísima, solo 135 litros, por lo que no es un coche adecuado para 5+2 y larga distancia, salvo que se use un cofre de techo, baca o remolque para llevar bártulos.

La plaza delantera derecha es abatible también

Además de la capacidad, hay otro aspecto a considerar, el peso. Como el piso tiene doble fondo, hay que tener cuidado de dónde se cargan objetos pesados si no queremos romper nada: la sección más endeble no soporta más de 10 kg de peso. Se pueden tener nueve configuraciones distintas de maletero, y es recomendable usar una red de sujección ya que los objetos pequeños tenderán a moverse.

El portón trasero eléctrico es una prestación interesante que hay que usar con cuidado. Si al desplegarse nota un obstáculo, volverá a bajar, no se queda quieto. Esto puede ser un problema para una persona desprevenida. Un toque de botón y el avance se detiene, pero hay que estar atento. Si la cortina que cubre el maletero nos estorba, se puede ocultar bajo el piso falso del maletero, al contar con un hueco ad hoc. También encontraremos una rueda de repuesto de uso temporal (galleta).

La cortina del maletero puede ser un auténtico estorbo a veces, pero se puede ocultar en la parte exterior del maletero, bajo el piso

Continuará...

Noticias relacionadas

  • Comentario de Germán M.H.
    10/07/2016 (11:31)

    Germán M.H.

    "Después de tantear el mercado. A finales de 2014, mi hermano decidió comprarse un coche nuevo. Los tiros iban a un SUV de 7 plazas (capricho y demás). Vimos una mañana el XTrail, que estaba recién sacado a la venta. El acceso a las plazas de la tercera fila era pésimo, a parte de que te obligaba a llevar las piernas encojidas. Lo dicho, sólo aptas para niños de hasta 1,50. A parte de que dos vendedores que estaban en el concesionario y ni se dignaron a entrarnos a tantear... van muy de sobrados con eso de que el Qasquai se vende solo. Hablo de 2014-15.... veremos si ahora siguen igual. Luego pasamos el Hyundai, para ver el Santa Fe, se notaban que los acabados estaban un poco desfasados, aunque el acceso a la tercera fila, mejoraba bastante. Luego fuimos a Fiat a ver el Freemont. A nivel de espacio y equipamiento (muy bien equipado), era el que mejores cotas y acceso proporcionaba, con diferencia. Nos echaba para atrás un poco el diseño más tirando a monovolumen que a SUV. Su motor también estaba un poco por detrás en consumos y prestaciones, también pesaba más que todos los demás. Al final fuimos a Mitsubishi y terminamos cautivados por el Outlander. Una buena oferta, un buen tiempo de espera para recibir la unidad solicitada. Sacamos un Outlander con acabado Motion y motor 2.3 diesel de 150cv con cambio manual. Todo están siendo satisfacciones. Si vas con un cuidado exquisito con el acelerador y las condiciones favorecen, le puedes ver medias por debajo de 5 (4,9 documentado). Lo normal es verle unos 6 en carretera abierta y unos 8 en ciudad. La solvencia del motor es de primera y el cambio muy bien integrado con el."

Prueba Nissan X-Trail 1.6 dCi 4x4: exterior, interior y maletero (I)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto