¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPeugeot 308 1.2 PureTech 130: tecnología, precio, comportamiento y valoración

17

Los motores de gasolina turbo con tres cilindros de Peugeot se estrenan con el 308 1.2 PureTech 130 S&S. Está disponible con carrocería berlina y familiar. El motor PureTech de 130 CV pone el acento en la eficiencia como demuestran los 4,7 l/100 km de consumo medio que homologa el compacto galo.

El downsizing llega el Peugeot 308. El fabricante francés ha presentado la nueva familia de motores PureTech de gasolina con tres cilindros que van a formar parte de la gama del 308 berlina y el 308 SW. El primero en llegar es el 1.2 PureTech de 130 CV y ya está disponible en los concesionarios de la marca. El objetivo es ofrecer emisiones contaminantes y consumos más bajos que los de sus homólogos de cuatro cilindros sin mermar el nivel de prestaciones.

No hay diferencias estéticas en el exterior respecto al resto de modelos de la gama así que todo los que te contamos durante la presentación del modelo sobre su diseño exterior continúa estando plenamente vigente. Lo mismo sucede respecto al diseño interior, así que en esta toma de contacto con el 308 1.2 PureTech nos centraremos en lo que aporta el nuevo motor.

Puedes ver todas las fotos del Peugeot 308 PureTech en nuestra galería de imágenes

Tecnología PureTech

La tecnología PureTech la estrenó el Peugeot 208 con las mecánicas 1.0 VTi de 68 CV y 1.2 VTi de 82 CV, unos motores atmosféricos de tres cilindros que ya suman más del 50% de las ventas del 208. En esta segunda fase, los motores PureTech adoptan la sobrealimentación, con un turbo de nueva generación capaz de girar hasta a 240.000 rpm.

El primer tricilíndrico turbo de Peugeot es el 1.2 PureTech 130 S&S, una mecánica con 130 CV de potencia y un par motor máximo de 230 Nm con inyección directa de alta presión (200 bares). Con este motor, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, se consiguen valores que pretenden poner en jaque a las mecánicas diésel al arrojar un consumo medio de 4,7 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 109 g/km.

Este motor es una revolución tecnológica para el fabricante francés, que ha sumado 121 patentes nuevas para su desarrollo. En comparación con la generación anterior de cuatro cilindros, los motores PureTech consiguen una reducción del consumo de combustible y las emisiones de CO2 en torno al 25%.

El nuevo 1.2 PureTech 130 cumple con la estricta normativa de emisiones Euro VI

La nueva familia de motores se caracterizan por el trabajo de los ingenieros en reducir las fricciones, algo que se obtiene con un revestimiento especial en los segmentos y pistones con la denominación Diamond Like Carbon. También se incorpora una correa de distribución ‘húmeda’, que minimiza ruido y vibraciones del motor, y que debe tiene una vida útil muy longeva, 180.000 km.

El resultado de este trabajo es un motor mucho más eficiente. A modo de ejemplo, cabe mencionar el Peugeot 308 1.2 PureTech 130 ha sido capaz de rodar 1.810 km con un solo depósito (53 litros de combustible). Supone un consumo medio de 2,85 l/100 km, aunque a una velocidad media de 32 km/h y en circuito: no es un dato extrapolable a unas condiciones de circulación reales pero da muestras de la capacidad de este motor para ser ahorrador.

Precios

El Peugeot 308 propulsado por el motor PureTech de 130 CV está disponible con los tres acabados del resto de la gama, Access, Active y Allure, tanto con carrocería berlina como familiar. Los precios de venta son los siguientes:

  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Access, 17.450 euros
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Active, 19.100 euros
  • Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S Allure, 20.950 euros
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Access, 18.050 euros
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Active, 19.700 euros
  • Peugeot 308 SW 1.2 PureTech 130 S&S Allure, 21.750 euros

Las llantas de aleación Zafiro de 18 pulgadas son opcionales en el acabado Allure

Comportamiento dinámico

Como ya te contó mi compañero Juanjo Delgado durante la presentación internacional del modelo, en donde condujo diferentes versiones con motores THP y HDI, el Peugeot 308 es un coche silencioso y suave. También sorprende por su agilidad, con suspensiones que muestran un acertado equilibrio entre confort y firmeza.

Estas mismas características pueden trasladarse al 308 1.2 PureTech 130. Tras recorrer los primeros kilómetros con este motor, lo primero que llama la atención es el sonido. Los motores de tres cilindros suelen presentar un ruido característico, que no es precisamente sugerente. No sucede así en el 308, que camufla esta sonoridad y se filtra al habitáculo como un ronroneo bastante agradable.

El puesto de conducción minimalista ha sido bautizado por Peugeot con el nombre de i-Cockpit

El comportamiento del propulsor me ha parecido satisfactorio tanto en ciudad como en vías rápidas, donde la nueva mecánica se muestra perfectamente capaz. No va como un tiro, pero desde luego es más que suficiente para moverse con soltura sin necesidad de recurrir constantemente al cambio de marchas. Hubiera sido interesante ver su respuesta con cuatro o cinco pasajeros a bordo y el maletero repleto de equipaje, habrá que esperar a una prueba más extensa para comprobarlo.

Una de las claves del buen comportamiento del 1.2 PureTech es que el 95% del par está disponible en un amplio rango de utilización, que va de las 1.500 a las 3.500 rpm. Además, hay que tener en cuenta que este par es de 230 Nm, superando con holgura a los 200 Nm que entrega el 1.6 THP de 125 CV y cuatro cilindros.

El sistema Start & Stop de parada y arranque automáticos también aporta su granito de arena a la hora de reducir consumos en recorridos urbanos. Y además lo hace demostrando una vez más que Peugeot tiene, posiblemente, el mejor Start & Stop del mercado en cuanto a rapidez y suavidad.

El botón Sport del Driver Sport Pack aumenta el dinamismo del Peugeot 308

Está mecánica disfruta del Driver Sport Pack, un sistema que forma parte del equipamiento opcional del acabado Allure y que aumenta la deportividad del modelo. Pulsando la tecla Sportsituada en la consola central al lado del freno de estacionamiento eléctrico este sistema modifica la respuesta del acelerador, la asistencia de la dirección y la gestión de la transmisión automática -si la lleva-.

Acelera de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos

Activando el modo de conducción deportivo también cambia el color de la instrumentación, pasando de blanco a rojo, y la pantalla del ordenador de a bordo añade nueva información como la aceleración longitudinal y transversal, la presión de soplado del turbo o los valores de uso de la potencia y par.

Gracias al Driver Sport Pack, al apretar el botón Sport el ruido del motor se hace más presente gracias a un amplificador digital que mejora el sonido dentro del habitáculo. Y la verdad es que suena bien, más deportivo y sugerente. En el exterior, la cantidad de ruido se mantiene invariable.

Próximos lanzamientos

El Peugeot 308 1.2 PureTech 130 S&S con cambio manual ya está disponible en los concesionarios de la marca de león. Es el primero en llegar al mercado español con esta tecnología, pero no será el único. Más adelante lo hará una variante con transmisión automática de seis velocidades por convertidor de par, con un consumo medio de 5,1 l/100 km y unas emisiones de 117 g/km.

También se sumará el 1.2 PureTech 110 S&S, que parte del mismo bloque pero entrega 110 CV de potencia y se combina con un cambio manual de cinco marchas. Con este motor, el Peugeot 308 tiene un consumo de 4,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de sólo 105 g/km. Este motor también entrará en las gamas de los Peugeot 208 y 2008 en los próximos meses.

En lo que respecta al 308 berlina y el 308 SW, tanto la versión de 130 CV y cambio automático como la de 110 CV y cambio manual aterizarán en los concesionarios a finales de julio, con las primeras entregas a clientes previstas en septiembre.

Conclusión

Con esta nueva familia de motores se espera que se incremente el interés por los motores de gasolina, que actualmente suman una quinta parte de las ventas totales del 308, debido al menor coste de adquisición y mantenimiento respecto a las alternativas de gasóleo.

Ante los diésel, el tricilíndrico turbo de 130 CV de la marca francesa cuesta 1.200 euros menos que el 1.6 e-HDI 115 CV y 1.600 euros menos que el 1.6 BlueHDI de 120 CV así que los clientes tendrán que echar cuentas de cuántos kilómetros anuales recorren para comprobar si merece la pena el desembolso extra. En cualquier caso el nuevo 1.2 PureTech 130 siempre debe ser una opción a tener en cuenta porque a buen seguro reportará muchas satisfacciones por ser muy suave y agradable de conducir.

De lo que no hay duda es que Peugeot ha conseguido echar por tierra la habitual creencia de que tres cilindros son sinónimo de vibraciones, áspera sonoridad y bajas prestaciones. Con el 308 1.2 PureTech 130 queda claro que contar con un motor tricilíndrico bajo el capó no supone renunciar al placer de conducir.

Noticias relacionadas

Peugeot 308 1.2 PureTech 130: tecnología, precio, comportamiento y valoración
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto