¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba SEAT León ST 2.0 TDI 4Drive: interior, habitabilidad y maletero (II)

10

Vimos ya en la primera parte que este familiar no es aburrido precisamente al conducirlo, nos podemos olvidar de lo que le cuelga por el eje trasero. Ahora veamos cómo es por dentro, y lo más importante, su amplio maletero.

Si estamos buscando un coche muy espacioso en el maletero, acertaremos con el León, tiene la tercera capacidad más grande del segmento: 587 litros, frente a los 380 litros del León cinco puertas. Aunque hablamos de una versión de tracción total -4Drive- la capacidad del maletero es la misma que en los tracción delantera.

Civic Tourer y Golf Variant tienen más de 600 litros

No solo tiene la misma capacidad que cualquier León ST, es que la tracción total no impide tener rueda de repuesto, aunque sea de emergencia. Es más, hasta cabe el subwoofer del sistema de sonido de alta fidelidad de la marca. La solución es muy ingeniosa, está incrustado dentro del hueco de la propia rueda "galleta", en vez de comerse espacio en un lateral.

El maletero dispone de dos alturas, la superior enrasa con los asientos de la segunda fila cuando están abatidos. La utilidad de la doble altura es guardar cosas que no sean de uso habitual, como un paraguas o manta para emergencias. En la siguiente animación podéis ver todas las posibilidades que nos brinda el maletero del León ST:

Fijaos que hay dos lonas extensibles. Una es la que cubre lo que se almacena en el maletero hasta la altura de las ventanillas, y la otra -opcional- permite dividir el habitáculo y el maletero. Esto es especialmente útil para quien tenga perro. También se puede colocar una red divisoria tras los asientos delanteros, en el pilar B hay huecos para engancharla.

En los laterales del maletero hay huecos para objetos pequeños, tales como herramientas básicas, también hay un par de ganchos para colgar bolsas pequeñas, y argollas para una red flexible. Encontraremos más cachivaches en un Skoda Octavia Combi, como unos topes de velcro para llevar sujeto algo que no quepa en los laterales.

También encontraremos una toma de 12 voltios, muy útil para neveras con ventilador

Existe una opción, muy económica, que hace abatible del todo el asiento del pasajero delantero, así podríamos transportar un objeto de 2,5 metros y sobraría sitio. Así, contando con todo, tenemos prácticamente la versatilidad de una furgoneta. El volumen de carga máximo es de 1.470 litros, competitivo también con una furgoneta.

El diseño se ha hecho más Volkswagen, en todos los sentidos, y no arriesga con fórmulas raras. Es conservador para bien y para mal. Hay múltiples espacios portaobjetos, también a la altura de la rodilla izquierda del conductor

La tercera generación del León está mejor hecha que las dos anteriores, especialmente hablando de la segunda. Los materiales tienen mejor aspecto, hay más acolchados y no hay pegas en cuanto a ajustes. Incluso poniendo el equipo de música a todo volumen, hay coches del segmento D que están peor resueltos en cuanto a vibraciones, como el Toyota Avensis.

Sigue habiendo plásticos duros donde no se toca habitualmente, pero hay detalles de calidad como el fondo de goma en el receptáculo en frente del cambio -ideal para llevar un teléfono móvil- o el cajón que hay bajo el asiento del conductor. Otras cosas se entienden menos en pleno 2015, como tener una sola toma de 12 voltios, o que el USB esté en la guantera con un cable, como se hacía hace 10 años.

En el puesto de conducción nos sentiremos a gusto rápidamente, solo hay que objetar que el cinturón de seguridad no se puede ajustar en altura. En mi caso, que tengo una estatura totalmente estándar (1,70-1,75) la banda me pasa justo por la clavícula (donde debe ir), pero para alguien muy alto o muy bajito no le encajará igual.

La banqueta trasera está un poco inclinada, el típico truco para volver al coche más espacioso. En las plazas traseras se puede sentar sin problemas un hombre de dos metros, otro motivo para comprar el familiar

Es un coche muy espacioso para llevar a cuatro personas, pero he llevado a cinco y los tres pasajeros traseros no se quejaron de nada. Yo, que soy un poco más quisquilloso, noto que el respaldo de la plaza central trasera va más duro, y que el túnel central es algo voluminoso, toca abrir un poco las piernas. Es lo normal cuando esta plaza tiene una mesa abatible...

Hay una salida doble de ventilación para estas plazas

Para un viaje corto, como el que hice yo con todas las plazas ocupadas (menos de una hora) sirve perfectamente, para algo más largo será otra cosa. Los papás debéis saber que se pueden pedir opcionalmente cortinillas enrollables para las puertas traseras, y bandejas tipo avión plegables. Esta unidad no tenía esos extras.

Como es habitual, hay enganches ISOFIX en las plazas laterales traseras y la forma del techo facilita un poco la operación de introducir y sacar a los niños sin castigar tanto la espalda. Es más cómodo hacerlo en un monovolumen, desde luego, pero en ese sentido está mejor que el cinco puertas y mucho mejor que el de tres (León SC).

Como podemos apreciar en esta imagen, la consola está orientada hacia el conductor, y todo es accesible sin forzar la postura. Solo con los mandos del volante se pueden controlar muchas funciones sin soltar las manos

La pantalla táctil se queda un poco pequeña en relación a modelos de la competencia, ya que el módulo de infoentretenimiento está calzado en una dimensión estándar, 2 DIN. En la guantera encontraremos un lector de discos ópticos, un puerto SD libre (otro está ocupado para la navegación) y un conector USB o específico de iPod.

La versión comentada, León ST 4Drive Style, tiene de serie asientos de tela. En el cinco puertas, el iTech, que es más barato, tiene asientos de mejor presencia visual, aunque yo soy de los que prefiere la tela. Dolerá menos mancharlos y los días calurosos no nos asarán como a pollos. Pero el que los quiera con cuero o con alcántara (deportivos), los puede pedir.

Es un coche muy agradable para viajar, la suspensión es cómoda, y está bien aislado de ruidos incluso pasadas las velocidades legales en autovía. Aunque no esté muy pensado en el copiloto, es un familiar muy atractivo, de lo mejor del mercado. Valoraría su compra incluso sabiendo que me quedan años de soltería, hasta el diseño me convence más.

En la próxima entrega, terminamos...

Noticias relacionadas

Prueba SEAT León ST 2.0 TDI 4Drive: interior, habitabilidad y maletero (II)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto