¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba SsangYong Korando 2020 G15T, la opción más barata de la gama

    8
    Su diseño se ha adaptado a los gustos europeos en su cuarta generación.

    El SsangYong Korando 2020 ha madurado en imagen, equipamiento y comportamiento. El G15T es la opción de acceso, el más barato. Pero ¿es realmente una opción de compra, o un 'relleno' de catálogo para ofrecer un precio atractivo? En esta prueba hemos salido de dudas.

    Poco parecido guarda el nuevo SsangYong Korando, que es la cuarta generación del modelo, con respecto al original introducido en el mercado en el año 1983. Aquel era, en realidad, un Jeep CJ hecho por la marca coreana; es decir, 'el Wrangler de SsangYong'. Y es un modelo interesante desde sus inicios porque le sirvió a SsangYong para introducirse en nuestro mercado y con un nombre muy bien dirigido: 'Korando' viene de 'Korean-can-do-', es decir, 'Los coreanos pueden hacerlo'.

    De ser un todoterreno puro, el SsangYong Korando a ser un SUV, pero lo ha hecho progresivamente desde su primera hasta su cuarta generación, siendo ya en la tercera fiel a este concepto mucho más enfocado a la carretera. Su carrocería corta, y de tres puertas, también ha quedado en el absoluto olvido en favor de un modelo notablemente más grande que en sus orígenes y cinco puertas, como manda el mercado.

    Los pilotos, al iluminarse, hacen un dibujo de triple flecha hacia el interior.

    'El SsangYong Korando 2020 es el modelo más europeo de la marca'

    Lo leerás y escucharás en multitud de ocasiones, porque SsangYong ha insistido y mucho en asegurar que el SsangYong Korando 2020 es su modelo más europeo, y lo dicen por dos motivos: el primero es el diseño, más adaptado a los gustos de nuestro mercado, y el segundo es el tacto en la conducción. Respecto a esto, su comportamiento dinámico, profundizaremos más adelante, pero el punto clave está en que su fase final de desarrollo se completó en las instalaciones de Idiada en Tarragona.

    El modelo presenta ahora un diseño sobrio, protagonizado por las líneas rectas y la sencillez de trazo. Un capó alto y muy recto, con gran verticalidad del frontal y los mismos rasgos fundamentales en la zaga. Las líneas de tensión y nervios refuerzan esta imagen más imponente y el hombro trasero, junto a los pilotos en formato horizontal y con grandes ópticas, además de mantener la identidad de marca -con rasgos vistos ya en el Tivoli-, ensalzan la sensación de anchura de la carrocería.

    Efectivamente, las líneas generales del SsangYong Korando se acercan más a los 'estándares' del gusto europeo. Y no solo se ha pensado en su estética, sino también en la ficha técnica. Con 4,45 metros de largo, ahora es 36 mm más largo que el anterior. También ha ensanchado 40 mm hasta llegar a 1,87 metros de ancho y ha perdido altura: 55 mm para un modelo que ahora mide 1,62 metros de alto.

    Estas nuevas medidas del SsangYong Korando son notables en su diseño, pero sobre todo repercuten en la habitabilidad interior y también en su comportamiento dinámico. El incremento de 25 mm en la distancia entre ejes, para una nueva batalla de 2,67 metros, lo hace más aprovechable sobre todo para los pasajeros de las plazas traseras.

    Una pantalla ligeramente más grande y en una ubicación superior habría sido la opción ideal.

    Más espacio interior y con mejor tecnología, pero ¿es suficiente?

    También el interior es 'más europeo', siguiendo el mismo concepto. Sobre todo por la mejora en la calidad percibida, mientras que el diseño sigue inclinándose por diferenciarse de la mayoría de sus competidores con un horizonte muy voluminoso. La pantalla central es de 8 pulgadas, aún algo pequeña frente a otras opciones y queda por debajo de las salidas de ventilación. Una pantalla algo más grande, y por encima de las salidas de ventilación, habría sido la solución ideal.

    A pesar de esto anterior no es un panel que distraiga demasiado la vista de la carretera.Y lo que sí es una excelente decisión de SsangYong, en su nuevo Korando, es haber mantenido los mandos físicos para funciones clave como es la climatización, y manteniendo aun así un interior despejado, limpio y con un diseño en el que prima el enfoque práctico. Sin prescindir de una conexión USB y una toma de mechero de 12V. Lo ideal hubieran sido dos tomas USB, no obstante.

    Cumple al ofrecer soporte para Android Auto y Apple CarPlay -por cable- o al contar, aunque como opción, con un cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas. Eso sí, el cuadro de instrumentos digital se queda corto de brillo en algunas ocasiones, aunque su legibilidad es correcta.

    En las plazas traseras el SsangYong Korando 2020 destaca por un excelente espacio tanto longitudinal como de ancho y alto, con unas plazas laterales cómodas, con reposabrazos central con huecos portabebidas, y un asiento central algo estrecho e incómodo, pero cumplido.

    El espacio en las plazas traseras es destacable, solo se echan en falta salidas de ventilación.

    Y en último lugar, respecto al interior, el maletero. Su capacidad parte desde los 551 litros, pero puede llegar hasta los 1.248 litros abatiendo la segunda fila y aprovechando una superficie totalmente plana. Esta banqueta trasera está construida en una proporción 40:60, que permite una mayor modularidad. Y respecto a la modularidad también es destacable que cuente con doble fondo con dos bandejas; porque gracias a este diseño podemos dividir la carga de una forma más selectiva y sujetar bultos con mayor facilidad. Para eso tampoco faltan dos ganchos -pero de plástico- a cada lado y una argolla metálica a cada lado del maletero.

    Buenas opciones mecánicas, pero escasas configuraciones

    A nuestro mercado el SsangYong Korando 2020 llega con una gama escueta, aunque bien planteada. Se puede adquirir con motor gasolina de 149 ó 163 CV de potencia, ambos un 1.5 Turbo de cuatro cilindros, con cambio manual y solo el más potente con cambio automático como opción. En la gama gasolina, todas las versiones son con tracción delantera salvo la más alta de gama, solo disponible con 163 CV y cambio automático.

    Y si nos vamos a las opciones diésel, el motor es un 1.6 Turbo de 136 CV que podemos escoger con tracción delantera y manual o automático, o con tracción a las cuatro ruedas y obligatoriamente automático. Así que, si quieres un Korando con tracción a las cuatro ruedas, olvídate del cambio manual porque no está disponible ni con motor diésel ni con el gasolina, en ninguna de sus opciones de potencia.

    La modularidad y capacidad del maletero suman puntos a favor del nuevo Korando.

    En las versiones con tracción a las cuatro ruedas, no obstante, todos los controles quedan relegados al 'X-Mode', un sistema de gestión inteligente de la tracción y la entrega de potencia. Por otro lado, el consumo medio combinado en las versiones 'AWD' sube hasta los 8,7 L/100 km en el gasolina y 6,8 L/100 km en el diésel, frente a los 7,9 L/100 km y 6,1 L/100 km, respectivamente, en sus homólogos con tracción delantera.

    Aunque algo ajustada, la gama de opciones mecánicas debería cumplir con las inquietudes más habituales de nuestro mercado. Y efectivamente, el X-Mode es más que suficiente para quienes buscan un SUV con tracción total para poco más que lluvia en carretera, pistas de tierra sin demasiadas complicaciones y nieve -con el calzado adecuado, claro-.

    SsangYong Korando G15T: gasolina, tracción delantera y con 149 CV

    La versión probada es el Korando G15T; es decir, la opción gasolina de menor potencia, con 149 CV, y con tracción delantera. Combinado, por tanto, con cambio manual de seis velocidades. Probablemente la más atractiva por su precio.

    Esta mecánica tiene unas prestaciones discretas, pero más que suficientes para la mayoría de los que se planteen el Korando como opción de compra. Sobre la ficha técnica son 7,9 L/100 km de consumo medio -en uso mixto- lo que nos promete, y nosotros hemos conseguido hacer 'tan solo'7,5 L/100 km de media. Una cifra más ajustada, luego sorpresa favorable, aunque sigue siendo un consumo algo elevado.

    Aunque el G15T es la opción más económica, su precio y prestaciones lo convierten en buena opción.

    El buen aislamiento del nuevo Korando, el mismo que favorece el confort de marcha en cualquier otra versión, hace que no llegue al habitáculo apenas ruido de su motor gasolina 1.5 turbo de 149 CV. Y tampoco son perceptibles vibraciones; de hecho, con el motor encendido y en parado, en ocasiones hemos tenido la sensación de que el coche estaba apagado.

    Donde sí se le puede sacar punta al motor es en la respuesta a bajo régimen. Se siente absolutamente muerto por debajo de 2.000 rpm, mientras que a partir de este margen sí actúa con una respuesta sólida y una buena entrega de par y potencia. Así que sí, el Korando G15T, la configuración mecánica de acceso, es realmente una buena opción de compra y no solo un 'relleno' en el catálogo para servir un precio de partida atractivo.

    Es lo mejor que ha hecho SsangYong nunca y sí, es el SsangYong más europeo

    La marca coreana puede aún ir un paso más allá en calidades, pero se supera notablemente con respecto a sus productos anteriores y cumple debidamente. La habitabilidad es un punto a su favor, pero también podrían ofrecer un mejor despliegue de soluciones como salidas de ventilación para las plazas traseras, o más conexiones USB para los ocupantes.

    Pero en términos generales, el SsangYong Korando es el mejor producto que ha hecho la marca hasta el momento y no solo por lo anterior, sino también por el comportamiento dinámico de su SUV. Con una dirección de buena respuesta, un chasis que transmite, y que permite conducir con sensación de control y seguridad, y un tarado de suspensión bien equilibrado que hace del nuevo Korando un modelo ideal para largos trayectos en carretera.

    A nivel de comportamiento, el SsangYong Korando 2020 es lo mejor que ha hecho la marca hasta la fecha.

    También hay en él una sorpresa y es que, aunque la marca ha pasado de puntillas por este apartado en la comunicación sobre su nuevo modelo, fuera de carretera se comporta mejor de lo previsto. No es un todoterreno, ni muchísimo menos, y todo lo que algún día tuvo el Korando, de 4x4, lo ha dejado en el camino. Pero es una sorpresa agradable que, a pesar de estar planteado y configurado para rodar por carretera, también en pistas de tierra es agradable de conducir.

    Con un precio de partida de 17.500 euros, el SsangYong Korando de cuarta generación es un modelo muy a tener en cuenta dentro de su segmento. Y en la versión Line, que es la de acceso, ya cuenta con control de crucero, sensor de iluminación y lluvia, todo el paquete de tecnologías de seguridad y asistencia a la conducción SASS (freno autónomo de emergencia, asistente de mantenimiento en carril, reconocimiento de señales de tráfico...) y retrovisores exteriores eléctricos, por ejemplo.

    Quizá en esa versión de acceso lo que más se eche en falta es la pantalla multimedia de 8 pulgadas, para la que hay que irse al acabado Urban, que es el segundo nivel, o el cuadro de instrumentos digital para el que habría que irse al acabado Premium, que es el justo superior. El acceso y arranque sin llave no está disponible hasta el paquete Limited, que es el más completo de la gama. Si te gusta, recuerda que puedes encontrar el mejor precio en la app de Motor.es.

    Prueba SsangYong Korando 2020 G15T, la opción más barata de la gama