• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Vídeo prueba BMW X1 sDrive18d

Probamos el BMW X1 sDrive18d y lo hacemos con un vídeo donde te explicamos sus principales novedades. Esta versión equipa un motor diésel de 150 CV y es una de sus grandes opciones por la relación entre precio, prestaciones y consumo de combustible.

Prueba BMW X1 sDrive18d

BMW comenzó a usar la letra X a mediados de los 80 para identificar sus vehículos que equipan tracción integral a las cuatro ruedas, el primer modelo en equiparla fue un Serie 3.

15 años después la marca crearía una nueva gama de vehículos, la familia X, que actualmente comprende los BMW X6, X5, X4, X3 y el que hoy tenemos aquí el X1. Además todo apunta a que la gama se ampliará con super SUV de lujo que recibirá el nombre de BMW X7 además de un modelo compacto más deportivo, X2, es decir que habrá gama para todos los gustos.

El primer BMW X1 se presentó en el año 2009, posteriormente fue actualizado en 2012 pero este nuevo modelo que tenemos hoy aquí no se parece en nada al anterior salvo en el nombre. Su precio comienza en 30.950 euros.

Aspecto exterior mucho más musculoso

Podemos decir que el BMW X1 resulta atractivo visualmente, gracias a su diseño y sus proporciones con superficies planas que transmiten fortaleza.

El perfil es mucho más equilibrado

Ahora sí parece un verdadero miembro de la familia X. Todo, desde el paragolpes frontal y grupos ópticos, hasta su parte trasera es completamente nuevo. No hay panel o elemento que sea compartido con su predecesor y el cambio por ahora nos está gustando mucho.

BMW X1 sDrive18d 1º Generación (2009) 2º Generación (2015)
Longitud 4,454 metros 4,439 metros
Anchura 1,798 metros 1,821 metros
Altura 1,545 metros 1,598 metros
Maletero 420 litros 505 litros

El modelo que tenemos entre manos es el sDrive18d, es decir, es una versión de tracción delantera y equipa un motor diésel de 150 CV. Se trata de una de las versiones más recomendables por su buen equilibrio entre prestaciones y consumo, además es especialmente interesante si no sueles rodar por zonas sin asfaltar.

Nuestra unidad equipa el acabado xLine, que incluye las llantas de 18 pulgadas, las varillas verticales mate del paragolpes delantero, la protección de bajo que se ve en la parte trasera y los faros LED que tienen un funcionamiento excelente, una vez los pruebas no quieres xenón.

Plazas delanteras y puesto de conducción

Gracias a la altura de habitáculo tanto salir como entrar en él es una tarea sin complicaciones, una vez en esta posición, bastante más elevada que en en un compacto, y en consonancia con lo que se espera un SUV, tenemos un visión privilegiada de la carretera y de lo que nos rodea.

El interior tiene una gran calidad de acabados

El puesto de conducción es cómodo aunque la banqueta de estos asientos deportivos pueden resultar estrechos a personas corpulentas. El volante deportivo multifunción es de cuero, tiene buen tacto y en su superficie hay distintos botones que nos permiten usar el control de velocidad, volumen o el asistente de atasco.

Parte de la instrumentación es digital, la parte inferior de las esferas muestran información sobre el consumo, el modo de conducción o algunas alertas informativas. La consola central la corona una pantalla de 8'8 pulgadas del sistema multimedia que ofrece multitud de funciones gracias a las posibilidades de Connected Drive.


El acogedor interior del BMW X1

El ambiente interior es agradable, los ajustes y los materiales empleados transmiten calidad, y el contraste del negro piano, especialmente visible en el modulo de climatización, con el revestimiento de madera de roble nos hace sentir que estamos en una atmósfera acogedora y en un vehículo de un segmento superior. Además el habitáculo es especialmente luminoso gracias a su techo panorámico.

Los materiales generan una atmósfera acogedora

Nuestra unidad equipa transmisión automática, y la palanca de la caja de cambios tiene dos carriles, uno con distintas posiciones, que permite movernos con normalidad o dejar el coche en punto muerto y otro carril por si queremos cambiar de marcha en modo secuencial ya que nuestra unidad no tiene levas al volante.

Hay distintos compartimentos que ofrecen espacio para dejar distintos objetos como la cartera o el teléfono móvil, como el reposabrazos central, o los portaobjetos en las puertos y en la consola central. La habitabilidad es generosa si la comparamos con la del X1 de generación anterior, pero donde realmente ha mejorado ha sido en las plazas traseras.


La calidad de los materiales es muy buena

Las plazas traseras han mejorado mucho

Dejando los asientos delanteros en mi posición de conducción, es decir, ni completamente hacia delante ni hacia detrás, en una posición normal, la segunda fila de asientos tiene espacio holgado para 2 ocupantes, estos podrán viajar con mucha comodidad, incluso es posible desplazar estos asientos hacia delante y atrás gracias a su reglaje independiente.

La fila trasera es corredera y regulable en inclinación

También pueden ajustarse el respaldo en distintas inclinaciones, mientras mas erguido lo dejemos más espacio útil ganaremos en el maletero.

Volviendo a la fila de asientos, el central es regulable, es un asiento completo e independiente y tiene una banqueta más estrecha, aunque nuestros pies caben sin problemas ya que el túnel de transmisión ha desaparecido.


Las plazas traseras del BMW X1

El respaldo del asiento central hace tiempo la función de apoya brazos ya que es abatible y accionándolo descubrimos un par de porta latas, ideal para cuando solo viajemos con dos pasajeros traseros.

Maletero con 505 litros

El maletero es otra de sus virtudes, es de accionamiento eléctrico y ofrece una capacidad de carga de 505 litros y si plegamos los asientos en una proporción 40:20:40, esta aumenta hasta 1.550 litros. El plegado de los asientos puede hacerse desde el propio maletero gracias a dos botones.

La capacidad del mismo también aumentará si desplazamos hacia adelante la segunda fila se asientos aunque estemos sacrificando la habitabilidad de las plazas traseras. La boca de carga no es especialmente elevada.


El maletero del BMW X1 puede aumentar hasta 1.550 litros

BMW X1 sDrive18d: impresiones de conducción

El X1 tiene tres modos de conducción, Eco pro, Comfort y Sport, podemos cambiar de modo en cualquier momento con un boton situado junto a la palanca de cambios. El modo Eco pro, es el que ofrece más eficiencia y el sport el que ofrece mayores prestaciones.

Las diferencias entre ellos son notables, en este último modo, la dirección se endurece el pedal del acelerador es más sensible y la caja de cambios estira más las marchas. El modo Comfort es un modo intermedio.

DatosBMW X1 sDrive 18d Automático
Velocidad máxima (km/h)205
Aceleración 0-100 km/h (s)9,2
Par máx330Nm (1750/2750rpm)
Consumo urbano (l/100 km)5,1
Consumo extraurbano (l/100 km)3,9
Consumo medio (l/100 km)4,3


A baja velocidad se muestra silencioso, sin vibraciones ni tirones, a altas velocidades se muestra estable y confiado. Sorprendemente en tramos revirados tiene una agilidad inesperada para un coche de estas características. En ciudad y gracias a sus dimensiones, permite maniobrar en calles estrechas con margen, pero su elevada altura en estos casos transmite un poco de inseguridad.

150 CV que lo mueven muy dignamente con consumos muy bajos

La verdad es que el X1 se comporta genial en cualquier circunstancia aunque parece que esta unidad, con esta configuración de suspensión y neumáticos, se siente más cómoda cuando rueda en el asfalto.

Además aunque esta versión carece de tracción integral que aumentaría su peso, por lo tanto el consumo y además su precio, podrás adentrarte en terrenos sin asfaltar gracias a su altura al suelo, que no es exagerada pero si suficiente para tramos que no sean muy exigentes.

Si frecuentas zonas sin asfaltar o carreteras en mal estado, o un lugar donde nieve con frecuencia o si simplemente te gusta aventurarte por zonas off road, te interesaría equiparlo con tracción integral xDrive que nos dará unas mayores garantías en este tipo de usos.

Conclusiones

Excelente trabajo de puesta a punto por parte de los desarrolladores del nuevo BMW X1. Los únicos peros podemos encontrarlo en el precio base o en el precio de sus opciones, a parte de una visibilidad trasera escasa, problema que se resuelve con la instalación de las cámaras traseras.

La puesta apunto es bastante firme y transmite buenas sensaciones al ser conducido, gracias también a su dirección y al feeling que trasmite. Esta versión se siente mucho más cómoda sobre el asfalto que en zonas off-road.

Han conseguido que un modelo que en cierta manera "pasa desapercido" se haya convertido en una de sus joyas ocultas, con una presencia atractiva. Es polivalente, tres coches en uno: un compacto, un monovolumen y un SUV.

BMW X1 sDrive18d

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

  • Comentario de DGM
    15/04/2016 (09:11)

    DGM

    "Muchas gracias por tu opinión."

  • Comentario de Oscar Magro
    14/04/2016 (11:56)

    Oscar Magro

    "Si tuviera que elegir, en mi opinión personal me quedaba con el BMW X1. El X1 es más moderno (se trata de una nueva generación y el Q3 es un restyling del modelo de 2012), los acabados son ligeramente mejores, es más confortable (la suspensión del Q3 tiene un tarado ligeramente más firme), el sistema multimedia es de mejor calidad, es más espacioso y el maletero es más capaz. En cuanto a comportamiento, prestaciones y consumo no creo que haya una diferencia notable entre ambos."

  • Comentario de DGM
    14/04/2016 (11:06)

    DGM

    "Una prueba muy interesante. Entre el X1 y el Q3 actuales, con igualdad de equipamiento y versión equivalente del Q3 al X1 Sdrive 18d Advantage, podrias por favor darme vuestra opinion sobre cuál preferís? Muchas gracias!"

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×