¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alpine confía en que las características y el frío de Imola jueguen a su favor

    Fernando Alonso y Esteban Ocon quieren sumar puntos en Imola.

    Los primeros datos recogidos en la pretemporada y el Gran Premio de Bahréin desvelaron que el Alpine A521 sufre más con altas temperaturas. Ahora, con la llegada de la carrera de Imola, la formación anglo-francesa espera mejorar su rendimiento.

    La previsión meteorológica para Imola, situada en la región italiana de Bolonia, es bastante primaveral, pues combina sol, cielos nubosos y lluvia, además de temperaturas suaves que podrían quedarse en unos 10 ºC para la carrera del domingo.

    Todo ello permite a Alpine afrontar el Gran Premio de Emilia Romaña con optimismo, pues tras los datos recogidos en Bahréin quedó claro que el A521 de Fernando Alonso y Esteban Ocon rinde mejor a medida que descienden las temperaturas.

    «Tenemos un paquete de actualización aerodinámica para este Gran Premio»

    Marcin Budkowski, director ejecutivo de Alpine F1, admite que el equipo «salió decepcionado de Bahréin por no sumar puntos. El fin de semana confirmó algunas de las debilidades de nuestro coche, en el que estamos trabajando duro para mejorar y ganar las pocas décimas de segundo que nos faltan actualmente para luchar en la parte delantera de la mitad de parrilla».

    En opinión del ingeniero polaco, «tanto Esteban como Fernando hicieron un buen trabajo durante el fin de semana, pero sufrieron circunstancias adversas: Esteban en la clasificación y Fernando en la carrera, por lo que nuestro objetivo es tener un fin de semana limpio que les permita mostrar su verdadero potencial».

    Imola, un circuito distinto

    Al igual que el resto de equipo, Alpine afronta el evento de Imola con la incertidumbre de ver cómo se desenvuelve el monoplaza en un circuito distinto al de Bahréin. Imola es un trazado en el que la aerodinámica es más determinante y la temperatura será muy inferior a la encontrada en el Golfo Pérsico.

    «Será interesante ver cómo se comporta nuestro coche en un circuito diferente tras haber estado sólo en Bahréin para los test y la primera carrera», admite Budkowski. «También generará nuevos datos para ayudar a nuestro esfuerzo de desarrollo. Como equipo, tenemos buenos recuerdos de nuestro podio aquí la temporada pasada, ¡así que es bueno volver!».

    «Tenemos un paquete de actualización aerodinámica para este Gran Premio. Además, tenemos algunos elementos para evaluar durante los entrenamientos del viernes que ayudarán a definir las actualizaciones futuras planificadas para las próximas carreras», recalca el polaco.

    «Imola es un circuito legendario para la Fórmula 1. Es un circuito rápido con alta sensibilidad a la potencia y rápidos cambios de dirección, por lo que el piloto debe tener confianza en el coche para atacar las rápidas y fluidas combinaciones de curvas», concluye un Budkowski que confía en que sus pilotos den los primeros puntos de la historia a Alpine en la Fórmula 1 este mismo fin de semana.

    Fuente: Alpine F1 Team / Fotos: Alpine F1 Team