¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP BélgicaAluvión de quejas de pilotos contra la FIA: «Queríamos correr; el dinero manda»

    Aluvión de quejas de pilotos contra la FIA: «Queríamos correr; el dinero manda»
    Disidencias severas entre la parrilla y las decisiones de Michael Masi.Red Bull Racing
    José D. Pascual
    José D. Pascual6 min. lectura

    A pesar de estar de acuerdo con la decisión de no salir a pista debido a las condiciones adversas en su gran mayoría, el reparto de la mitad de los puntos tras dos vueltas para el recuerdo no sentó bien.

    La jornada del domingo del Gran Premio de Bélgica de 2021 pasará a los anales de la historia de la categoría reina del automovilismo por, además de confirmarse como la carrera más corta de la Fórmula 1, una de las más controvertidas: tres vueltas de la vergüenza que superan el bochorno de Indy 500.

    Dos vueltas de formación después, todo se detuvo durante un tiempo que se hizo un mundo para los aficionados y los propios pilotos (más de uno se echó una siesta), con innumerables dudas en torno a lo que podía ocurrir de cara a la conclusión de la prueba y conversaciones incesantes entre la FIA y los respectivos responsables de los equipos de la parrilla.

    Así lucía Eau Rouge bajo el aguacero belga.

    La decisión final se hizo esperar más de lo que a muchos les habría gustado, pero acabó llegando: el Safety Car saldría a pista para dar dos vueltas y, así, llegar a las 3 mínimas que establece el reglamento para repartir al menos la mitad de los puntos y no quedar atados de manos.

    Mientras que el hecho de no salir bajo unas condiciones tan complicadas fue entendido y apoyado por la mayoría de los pilotos, otorgar puntos por una carrera que para muchos no se había producido fue algo intolerable para muchos otros.

    «Chicos, lo siento por los que estáis ahí fuera esperando. Esta lluvia no va a parar, es demasiado peligroso para que salgamos a pista, nos pondríamos todos en riesgo. La seguridad tiene que ser lo primero», escribió Lewis Hamilton en redes sociales durante la bandera roja.

    Carrera-no-carrera

    A partir de entonces, lo mensajes de los auténticos protagonistas de las carreras no hicieron sino recrudecerse. «Estoy muy decepcionado. Les han robado una carrera a los aficionados. Espero que devuelvan el dinero, porque desafortunadamente no llegaron a ver algo por lo que pagaron», agregó Hamilton antes de soltar la 'bomba'.

    Esta era la visibilidad de la que disponían los pilotos tras el coche de seguridad.

    «El dinero manda», asestó el #44 además de calificar de «farsa» todo lo ocurrido. «Fue literalmente eso: dos vueltas para empezar la carrera, todo un escenario relacionado con el dinero. Así todo el mundo tiene su dinero. Es una pena que no podamos disputar la carrera mañana. Estoy muy triste, me encanta este circuito pero lo de hoy no fue una carrera», prosiguió.

    «Creo que el deporte ha tomado una mala decisión hoy. Claro que queríamos correr. Hay un mínimo de dos vueltas necesarias para que cuente como una carrera, y entre ese intervalo de parar la primera y la segunda vez llovió constantemente. Sólo hay una razón por la que nos mandaron a pista. No podías ver realmente a cinco metros de ti, el coche desaparecía. En las rectas era muy difícil ver las luces parpadeando, ni siquiera podías ir a fondo, porque no sabías en qué parte de la pista estarían los demás. Es una pena, porque quería correr y creo que podría haber sido una gran carrera si no hubiese llovido tanto», concluyó Hamilton.

    Por su parte, Max Verstappen ahondó en un planteamiento personal que, según su opinión, habría permitido disputar una carrera en condiciones. «Si hubiésemos arrancado a las 15h habríamos tenido más posibilidades, pero después de eso se quedó muy mojado y siguió lloviendo. Sobre las 15:30 dije que saliéramos. Las condiciones eran decentes, pero la visibilidad era muy baja», explicó.

    «Es una victoria, sí, pero no es así como quieres ganar», cerró el piloto de Red Bull. «Es un poco de broma, ¿no? Es una broma», afirmó Sebastian Vettel. «Si quieres obtener una recompensa por la clasificación, deberías obtener puntos por la clasificación. ¿Qué hemos hecho hoy para ganar los puntos? No lo sé. Estaba en la 5º posición y me costaba ver. Había mucho spray, supongo que más atrás la cosa era peor. Venía más lluvia cuando salimos; la prioridad siempre es la seguridad, las decisiones de hoy fueron difíciles, no es fácil aguantar tanto tiempo y dejar que la gente espere. Probablemente fue la decisión correcta, estaba oscureciendo», terminó.

    Al igual que Carlos Sainz, quien garantizó que «no merezco medio punto porque no he corrido la carrera», Charles Leclerc resaltó que, al tanto que «la gestión fue la correcta», «es extraño sumar puntos en una carrera que nunca ha arrancado», algo que no pareció importar a George Russell en su primer podio. «No importa, se lo merece todo el equipo, porque han trabajado muy duro en estos últimos años», finiquitó el #63.

    Fotos: Red Bull Content Pool | Mercedes AMG F1