¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La F1 aclara la situación real del GP de China, amenazado por el Coronavirus

    La Fórmula 1 no visitará Shanghái este año.Red Bull Content Pool

    La situación médica del país asiático ya propició días atrás la supresión del ePrix de Sanya del calendario de la Fórmula E.

    Ahora las dudas se ciernen sobre el Gran Premio de Fórmula 1 que debe celebrarse a mediados de abril en Shanghái.

    La crisis del Coronavirus se está expandiendo por el planeta y ya son cuatro los continentes en los que se han detectado casos de una epidemia que tuvo su origen en la ciudad china de Wuhan.

    Por el momento se han detectado más de 24.000 casos, de los cuales la mayoría se han registrado en China, país en el que se han producido ya 490 muertes a causa del virus.

    Todo ello propició que recientemente se cancelara el ePrix de Sanya de la Fórmula E y ahora la Federación del Deporte de Shanghái ha comunicado que aconseja la cancelación de todos los eventos deportivos del país hasta que la situación quede controlada, lo que podría afectar directamente al Gran Premio de China de Fórmula 1, que está programado para el 19 de abril.

    A raíz del comunicado de las autoridades deportivas de Shanghái, varios medios se apresuraron a dar por cancelado el cuarto Gran Premio de la temporada, pero Ross Brawn ha aclarado la situación real en este momento.

    El director deportivo de la Fórmula 1 afirma que aún no se ha tomado una decisión definitiva y que, en cualquier caso, no se contempla la cancelación, sino la búsqueda de otra fecha posterior que permita competir este año en China. «Creo que si hay una probabilidad de que no se celebre en abril, se pospondrá», dijo Ross Brawn en una entrevista con medios seleccionados.

    China acogió en 2019 el Gran Premio número 1000 del Mundial de Fórmula 1.

    «Dejaremos abierta la oportunidad de ver si la carrera puede hacerse más adelante en el año. Hablamos de un mercado entusiasta y en crecimiento, así que nos gustaría tener una carrera en China», confirmó Brawn, dejando claro que Liberty Media no está dispuesta a renunciar a uno de los eventos comercialmente más importantes de la temporada.

    Lo que la Fórmula 1 no contempla como opción por el momento es el intercambio de fechas con otra carrera, supuesto que ya se insinuó por parte de algunos medios en relación al Gran Premio de Rusia y que sus organizadores ya negaron. «Probablemente no haríamos eso. Simplemente trataremos de encontrar una ventana para celebrar la carrera hacia fin de año».

    Pocos huecos en el calendario

    Si finalmente llega el momento de buscar una nueva fecha, Liberty Media no lo tendrá fácil en un calendario muy comprimido y que este año bate récords con 22 Grandes Premios a celebrar. En septiembre se celebrarán tres Grandes Premios en cuatro fines de semana (Italia, Singapur y Rusia) tras haberse reanudado la temporada después del parón veraniego el último fin de semana de agosto en Bélgica.

    En octubre, la F1 afrontará también dos Grandes Premios más (Japón y Estados Unidos), despidiendo la temporada con otros tres en noviembre (México, Brasil y Abu Dhabi). En caso de utilizar uno de los fines de semana libres en estos dos últimos meses, la Fórmula 1 tendría que cambiar de continente en pocos días, con las complicaciones logísticas y el sobrecoste económico que ello conlleva.

    «Hay dos plazos logísticos, quedará claro lo que va a suceder en una semana o dos»

    La opción final podría ser celebrar el Gran Premio de China en diciembre, pero ello probablemente contará con la oposición de los equipos, que ya han criticado abiertamente la longevidad de la temporada. Esta alternativa llevaría el Gran Premio de China hasta el 6 o 13 de diciembre, pues la cita de Abu Dhabi es el último fin de semana de noviembre.

    Aún queda tiempo

    «Estamos esperando que el promotor chino y las autoridades tomen la decisión final», confirma Ross Brawn. «Han cancelado todos los eventos públicos en marzo, es una situación trágica y muy difícil. Creo que quedará claro lo que va a suceder en una semana o dos».

    La Fórmula 1 no puede esperar mucho más, pues para los Grandes Premios transoceánicos hay que enviar gran parte del material con varias semanas de antelación. «Hay dos plazos logísticos, uno es cuando se envía todo el flete marítimo que es esta semana o la próxima. Cosas como el combustible y demás van en un barco, pero no será desastroso si ese material tiene que ser devuelto».

    «Luego tienen que viajar las personas para preparar la carrera», explica Brawn. «Ese es un gran desafío, es una etapa crítica. Y sucederá dentro de dos o tres semanas. Creo que ese es el punto en el que realmente tienes que saber cuál es la situación».

    Varios eventos en deportes tan variados como el atletismo, fútbol, ​​esquí, boxeo, tenis, bádminton o baloncesto ya se han visto afectados por la crisis del Coronavirus, pero la Fórmula 1 agotará todos los plazos posibles para intentar salvar el evento sin alterar el calendario.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Red Bull Content Pool | Scuderia Ferrari