¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La F1 parece "ridícula" por no competir cuando hay mucha agua, según Räikkönen

    El primer espada de Alfa Romeo atiza a Pirelli por no haber elaborado unos neumáticos de lluvia decentes, según su parecer.

    Los Bridgestone o los Michelin de principios de los 2000 eran, sin ninguna duda para Räikkönen, mejores que los actuales.

    Räikkönen y Giovinazzi fueron excluidos del aguacero del GP de Alemania a causa de una irregularidad técnica.

    Al igual que ya hiciera en la pasada rueda de prensa del Gran Premio de Rusia, ofreciendo su punto de vista sobre el formato de clasificación perfecto, el piloto finés que actualmente milita en Alfa Romeocomparó una vez más la Fórmula 1 de la rabiosa actualidad con la que presenciaron sus ojos allá por 2001, cuando debutase en la categoría reina de la mano de la formación de Hinwil.

    Si por Kimi Räikkönen fuera, los neumáticos del 'Gran Circo' serían los de entonces, los de cuando Bridgestone y Michelin protagonizaron una lucha encarnizada como suministradores de gomas hasta que el fabricante galo dijo adiós al deporte tras concluirse la temporada 2006, con la posterior llegada de Pirelli en 2011 para terminar de zanjar el tema.

    A pesar del ensanche de los neumáticos de la Fórmula 1 hace dos años, en consonancia con el consecuente engrosamiento de los propios monoplazas, pasando así a contar con una mayor superficie de agarre, los compuestos de lluvia apenas han sufrido modificaciones según el punto de vista de los pilotos. El escaso grip que estos proporcionan hace que el #7 pierda cualquier ápice de esperanza de correr en Suzuka en mojado, con la amenaza del super tifón Hagibis en ciernes.

    "Si pinta mal quizás lo cancelen directamente y no vengan", comentó Räikkönen al respecto. "Obviamente sabemos lo limitados que estamos con los neumáticos, desafortunadamente. No hace falta mucha agua para que tengamos aquaplaning, ese es el problema, puesto que luego lógicamente pierdes el control por completo. Al principio, cuando yo llegué, ya podía llover todo lo fuerte que quisiera que nunca teníamos ningún problema".

    "Al principio, cuando yo llegué, ya podía llover todo lo fuerte que quisiera que nunca teníamos ningún problema

    En su crítica a los compuestos de lluvia extrema, el compañero de Antonio Giovinazzi no dejó títere con cabeza. "Por lo tanto, los neumáticos no son los mejores cuando hay agua estancada, pero por desgracia las cosas son así. No parece que haya demasiada agua, parece realmente ridículo en ocasiones que no podamos correr. Cuando hay un río pierdes absolutamente el control del coche. Veremos, si llueve como se supone que va a llover creo que está claro que no se correrá, veremos qué podemos hacer", concluyó.

    Fuente: Racefans.net / Fotos: Alfa Romeo Racing