¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ferrari, dispuesta a vetar a Toto Wolff como nuevo jefe de la F1

    Chase Carey comienza a preparar su relevo al frente de la Fórmula 1 y Toto Wolff ha sido uno de los nombres más fuertemente vinculados a dicho movimiento.

    Aunque el máximo responsable de Mercedes afirma no tener intención de cambiar de aires por el momento, Ferrari ya ha movido ficha asegurando que no lo permitiría.

    Toto Wolff, máximo responsable de la división deportiva de Mercedes.

    Hace meses que se especula con el relevo de Chase Carey, actual presidente de la Fórmula 1 como cabeza visible de Liberty Media, empresa propietaria de los derechos de la categoría.

    Toto Wolff ha sido el nombre más vinculado a dicho relevo, prácticamente el único en realidad, pero el austriaco afirma estar muy cómodo en su papel de máximo responsable deportivo de Mercedes. En cualquier caso, el futuro de la marca alemana en la Fórmula 1 más allá de 2020 está aún en el aire, por lo que no es descartable que se le abran a Wolff otras puertas.

    Sin embargo, Ferrari tiene claro que no permitirá que el máximo responsable de su principal rival adquiera tanto poder, recordando que mantiene el privilegio de vetar las decisiones que considere negativas para la Fórmula 1. «Cualquiera que haya sido un jugador activo e importante en cierto equipo en los últimos años, crearía automáticamente conflicto de intereses, percibidos o no. Personalmente creo que no sería algo bueno», afirmó Louis Camilleri en la cena de Navidad organizada para un reducido grupo de medios de comunicación.

    El CEO de Ferrari pone como ejemplo a Mattia Binotto para argumentar su postura. «Si Mattia fuera el candidato para reemplazar a Chase Carey, creo que el resto del paddock no estaría muy contento con eso. Es lógico», señaló.

    «Si Binotto fuera el candidato para reemplazar a Chase Carey, el resto del paddock no estaría muy contento»

    Se da la circunstancia de que, en marzo de 2009, Jean Todt se desvinculó por completo de Ferrari para presentarse a la elección del presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), cargo del que tomó posesión en octubre de ese mismo año.

    «El veto es una especie de herramienta de último recurso», recalcó Camilleri. «Si nos enfrentamos a eso, creo que explicaríamos nuestra posición con bastante claridad a la gente de Liberty, Greg (Maffei) en particular, y creo que tendríamos una conversación constructiva», concluyó.

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Fuente: Pitpass.com

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto