¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari y McLaren, en contra de hacer más concesiones al Grupo VAG

    Ferrari y McLaren, en contra de hacer más concesiones al Grupo VAG
    Motor V6 del Grupo VAG utilizado por Audi y Porsche en sus vehículos de calle.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Si bien el nuevo reglamento de motores para 2026 está a punto de ser confirmado, aún existen desacuerdos entre los motoristas actuales, la FIA y el Grupo VAG, que será quien llegue a la Fórmula 1.

    Las bases del nuevo reglamento de motores están ya acordadas y en 2026 llegará un propulsor similar al actual en algunos aspectos, pero que cambiará sustancialmente en otros.

    Así, el bloque V6 turbo híbrido seguirá vigente, aunque la supresión del MGU-H, el recuperador de energía cinética asociado al turbo, hará que la parte eléctrica del mismo deba crecer considerablemente a través del MGU-K.

    Esto, en la práctica -y junto con la introducción de los combustibles sostenibles- hace que el desarrollo del motor sea prácticamente nuevo al completo. Algo que los fabricantes actuales toman como argumento para negarse a hacer más concesiones al nuevo competidor: el Grupo VAG.

    «Eliminar el MGU-H implica que sea un proyecto completamente nuevo para todos»

    Y es que Volkswagen AG tiene intención de ingresar en la Fórmula 1 con dos de sus marcas, Audi y Porsche, que obviamente harían su propio motor. Pero consideran que deben contar con más horas de desarrollo y presupuesto para ponerse al día en relación a las marcas ya participantes con el objetivo de evitar lo que en su día le ocurrió a Honda.

    Toto Wolff ya ha expresado reiteradamente su negativa a ceder ante tales concesiones, algo que tanto Ferrari como McLaren también han expresado.

    Mattia Binotto, director de la marca italiana, considera que «si bien cualquier recién llegado tendría que comenzar de cero, en recursos como las horas de dinamómetro o los gastos operacionales no estoy muy seguro de que deban tener concesiones».

    Mattia Binotto celebra la llegada de nuevos competidores, pero no a cualquier precio.

    «Si eres un recién llegado, tienes una ventaja en el hecho de que sólo estás centrado en el nuevo desarrollo, mientras que nosotros, como fabricantes actuales, debemos dividir nuestro esfuerzo en las operaciones de ejecución actuales y las nuevas», señala Binotto.

    «Creo que eliminar el MGU-H, que se ha acordado, implica que sea un proyecto completamente nuevo para todos. Así que todos empezamos de cero y no siento que tengan una desventaja».

    «Creo que tienen habilidades en combustible renovable. Tienen habilidades en electricidad. No estoy muy seguro de que les falten las competencias para desafiar a los fabricantes actuales», insiste.

    McLaren tampoco lo ve claro

    El caso de McLaren es curioso, pues no es motorista como tal, sino actual cliente de Mercedes y más que probable socio de Audi en el futuro (incluso puede que parte del Grupo VAG).

    Pero, de momento al menos, Andreas Seidl adopta la postura propia de un equipo independiente en este sentido, señalando que su enfoque personal es que «como recién llegado, por ejemplo cuando entré en Le Mans (con Porsche), no quiero ninguna concesión. Porque quiero competir en igualdad de condiciones. Supongo que tienes que aceptar, cuando entras en un deporte, que podría llevar tiempo construir esta competitividad».

    El director de McLaren F1 no duda de la capacidad de Audi y Porsche, por lo que cree que cuatro años de desarrollo al mismo ritmo que el resto de motoristas serán más que suficiente para ser competitivos desde el principio.

    «Al mismo tiempo, no tengo ninguna duda de que quienquiera que entre en la F1 tendrá suficiente tiempo y supongo que también suficiente conocimiento, estos nuevos fabricantes pueden estar en una posición razonablemente competitiva desde el primer año en adelante», concluyó el ingeniero alemán.